La Justicia autoriza prorrogar el toque de queda en Catalunya hasta el 20 de agosto

Varios grupos de jóvenes en la playa de la Barceloneta

El toque de queda en Catalunya se alargará por lo menos cinco semanas. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha autorizado la prohibición de la movilidad entre la 1:00 y las 6:00 de la mañana solicitada por el Govern hasta el 20 de agosto para frenar el avance de la pandemia. La medida afecta ahora a 176 poblaciones, trece más que hasta ahora, y afectará a más de seis millones de catalanes, el 80% de la población.

Los jueces también han avalado la prórroga por catorce días de la limitación de reuniones a 10 personas y el cierre de toda actividad a las 00:30 horas, restricciones que el Govern planea alargar todo el verano. Igualada (Barcelona), El Vendrell (Tarragona), Salt y Roses (Girona) son las cuatro mayores poblaciones que entran esta semana en la lista de municipios donde habrá toque de queda. La lista completa de municipios afectados se puede consultar en este enlace.

Respecto el toque de queda vigente hasta ahora habrá dos cambios: durará dos semanas y no siete días como hasta ahora. Además el criterio para incluir a un municipio en el toque de queda ha cambiado y es de una incidencia de 250 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días y no de 400. Los jueces aceptan "con cautela" el cambio de criterio. "Si las circunstancias y datos son cambiantes habrá que estar a la altura de esas exigencias", añaden.

Para los magistrados del TSJC las restricciones solicitadas por el Govern "no son de mera conveniencia" sino que son las únicas, al margen de la vacunación, que pueden "atajar la progresión del virus en breve plazo para evitar el colapso del sistema sanitario". En consecuencia, las medidas resultan "necesarias, idóneas y proporcionadas", argumentan los jueces, ante la situación "grave de inminente riesgo de progresión de la pandemia".

Como ya hizo en su anterior resolución autorizando el toque de queda, el TSJC pide al Govern que para sucesivas solicitudes complete su informe estadístico con datos sobre vacunación e incidencia acumulada por franjas de edad y especificando el personal sanitario que cada semana está de baja debido al coronavirus.

Los jueces se remiten en su auto al informe sanitario aportado por la Generalitat, que pese a algún "pronunciamiento veladamente optimista", revela la "mayúscula situación epidemiológica" en que se encuentra Cataluña debido a la extensión de la variante delta, un 62 % más contagiosa. La Sala considera que, a la luz de esos datos, lo más preocupante ahora son los ingresos de la unidad de críticos y los fallecimientos, que han aumentado un 82%.

Para el TSJC, "no cabe duda" de que nos encontramos en una situación de riesgo inminente y grave", sin que exista una "cobertura sustancial" de población con pauta completa de vacunación, con lo que "la denominada inmunidad de grupo todavía ni siquiera se intuye".

"Por otra parte, se muestra con contundencia que para detener la progresión de la epidemia continúa siendo trascendental adoptar medidas no farmacológicas como las de restricción de la movilidad nocturna, el número máximo de personas en reuniones y encuentros familiares o sociales y las limitaciones de asistencia en actos religiosos y ceremonias civiles", prosigue el auto. La sala recuerda que esas medidas han sido "eficaces" y que, sin ellas, la incidencia acumulada y el resto de índices epidemiógicos "se incrementaron de forma sobresaliente".

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2021 - 13:33 h

Descubre nuestras apps