eldiario.es

9
Menú

CATALUNYA

50.000 niños sufren malnutrición en Cataluña

Se trata de menores que no ingieren suficientes alimentos alguna vez al día o bien tienen una dieta no equilibrada, como falta de pescado o carne

El principal factor es la pobreza, que afecta a 28% de los menores de 16 años

El Síndic de Greuges pide al Gobierno que mejore el acceso de las familias a la renta mínima y que garantice el acceso de todos los niños en el comedor escolar

- PUBLICIDAD -

Si bien no hay problemas estructurales de desnutrición infantil en Cataluña, en cambio la malnutrición es un problema existente y afecta a cerca de 50.000 niños. Este concepto engloba menores que son privados alguna vez de una comida o bien no tienen una dieta equilibrada - comen carne o pescado menos de una vez a la semana.

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha hecho públicos hoy estos datos y ha instado al Gobierno a tomar medidas que garanticen los derechos de los niños a una alimentación adecuada. "Manos fuera de lo que son derechos básicos de los niños", ha proclamado Ribó, que ha añadido que las partidas destinadas a la infancia "no se deben tocar en ningún ajuste presupuestario".

Según Ribó, la principal razón de la malnutrición viene de la falta de ingresos de las familias. Actualmente hay cerca de 230.000 niños que viven en hogares donde los padres están parados, una situación aún más preocupante si se toma en cuenta el hecho de que dos de cada tres parados no reciben subsidio ni prestación. En este contexto, Ribó ha criticado nuevamente las nuevas reglas de atribución de la renta mínima. Desde mayo de 2011, el número de beneficiarios de esta prestación ha disminuido a pesar del aumento del paro.

El otro aspecto que empeora la alimentación de los niños es la falta de garantía de una comida diaria durante el curso escolar. El Síndic ha denunciado las disparidades territoriales a la hora de conceder las becas comedores. Por ello, ha abogado por el establecimiento de un umbral de renta unificado a todas las comarcas por debajo del cual todas las familias reciban ayuda para pagar el comedor. Además de las desigualdades territoriales, Ribó ha denunciado que las ayudas se reciben a menudo a final del curso. "Esto no tiene ningún sentido", ha apuntado. El Síndic también ha alertado también del debilitamiento de las garantías de alimentación adecuada durante los períodos de vacaciones.

En cuanto a la desnutrición, Ribó ha dicho que "no se trata de un problema estructural". En junio de 2013, el Instituto Catalán de la Salud ha identificado 750 casos "con códigos diagnósticos relacionados con la pobreza y la desnutrición infantiles".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha