El banquero que delató a Pujol denuncia que lo hizo por las coacciones de la policía española

El expresident Jordi Pujol confesó su evasión fiscal tras ser delatado por su banco andorrano

Los detalles sobre la misteriosa confesión de Jordi Pujol de haber escondido al fisco español dinero en Andorra continúan saliendo a la luz dos años después. Higini Cierco, presidente y máximo accionista de la Banca Privada de Andorra (BPA) ha confesado que fue su entidad bancaria, a través de su consejero delegado, Joan Pau Miquel, la que facilitó a la policía española la información sobre la cuenta de la familia Pujol, después de que esta los amenazase si no colaboraban.

La denuncia de presiones de España a BPA por el caso Pujol abre una crisis política en Andorra

La denuncia de presiones de España a BPA por el caso Pujol abre una crisis política en Andorra

La denuncia sobre las supuestas coacciones de estamentos del Ministerio del Interior para encontrar informaciones comprometedoras de políticos independentistas fueron reveladas por Cierco en el juicio que se instruye en Andorra contra él y otros accionistas de BPA por un presunto delito de blanqueo de capitales, y han sido publicadas este lunes íntegramente por la Cadena Ser. En estos audios, Cierco describe una situación de chantaje de los mandos policiales hacia él y el consejero delegado, quien acabaría entregando la información que se le pedía ante el temor de que el Estado actuase contra su entidad bancaria. "Los americanos saben como hacerlo", asegura que le dijeron, en referencia a la FinCen, organismo del Gobierno de EEUU encargado de delitos financieros que intervino BPA un año después.

"En mayo de 2014 Celestino Barroso, agregado de Interior de la Embajada española me pide que vaya a ver a unas personas en Madrid o el banco morirá", explica Cierco ante la jueza. Según su relato, poco después Marcelino Martín Blas, jefe de asuntos internos la Policía, se reunirá en varias ocasiones con Joan Pau Miquel en Madrid, donde el primero le reclama saber si la entidad tiene "cuentas de Mas o la familia Mas, de Junqueras y su familia o de Pujol y su familia".

La amenaza del jefe de asuntos internos, según Cierco, vuelve a ser la desaparición del banco, ante lo cual Miquel decide colaborar, entregando lo que el banquero describe como "el pantallazo de El Mundo", es decir, la imagen con la cuenta que Marta Ferrusola y los hijos de esta y Pujol mantenían en BPA, que asciende a cuatro millones y medio de euros. "La información que sale en El Mundo la facilita Joan Pau [Miquel]. Es el único dinero, se lo puedo asegurar, que BPA tenía con los Pujol, nosotros no habíamos tenido nunca relación. Este dinero llega en 2010, proveniente de Andbank", explica Cierco.

"Ustedes se harán la pregunta de por qué no lo denuncié", continúa el máximo accionista de BPA ante la juez. "Pues miren, por miedo. Yo tengo dos hijas, cuatro sobrinos, un hermano, una madre grande, y nada más. Muchos negocios en Andorra, muchos negocios en España, y miedo. La extorsión que recibo no viene del Ayuntamiento de Adrall [pequeño pueblo catalán], viene del Gobierno español", apunta, dando a entender la magnitud de una amenaza así.

Higini Cierco lanza además una explicación sobre por qué no denunció Joan Pau Miquel y porque, pese a su cesión, el banco fue intervenido. "Martín Blas le dijo a Joan Pau: Si denuncias, en 15 días el FinCen intervendrá. En 15 días. Ya verán por qué pasa", comienza. "El FinCen hace su declaración el 9 de marzo del año siguiente. Sobre asuntos todos judicializados. Según informaciones que tenemos contrastadas, el FinCen fue llevado a fijarse sobre BPA y no sobre Andorra", explica, asegurando no querer llegar a suposiciones que vayan más allá.

Anulación de las pruebas en el caso Pujol

A raíz de la controvertida declaración de Higini Cierco, que desató una tormenta política en Andorra entre el gobierno y la oposición, la familia Pujol y sus abogados tantean un cambio en la estrategia procesal de defensa de sus miembros en las diferentes causas que tienen abiertas. Si el relato de Cierco fuera aceptado por los jueces como real, las informaciones sobre el dinero de los Pujol en Andorra se habrían conseguido de forma delictiva, por lo que podrían anular todas las pruebas derivadas de aquella actuación.

La juez que instruye el caso de la intervención de BPA ya ha remitido la declaración de Higini Cierco sobre las suspuestas amenazas del Estado español al juez que abrió la primera causa en Andorra contra los Pujol, en agosto de 2014. Pero las consecuencias de una eventual anulación no solo repercutirían en este caso. Los nueve hijos de Jordi Pujol y Marta Ferrusola tiene diferentes causas abiertas en juzgados españoles, como la Audiencia Nacional, que ha requerido diferentes informaciones a instancias andorranas. Si los tribunales andorranos consideran ahora que los directivos de BPA cometieron un delito de revelación de secreto bancario, las pruebas remitidas por Andorra podrían ser también invalidadas.

Etiquetas
Publicado el
29 de agosto de 2016 - 14:49 h

Descubre nuestras apps

stats