Catalunya prohíbe las reuniones de más de 10 personas y hará tests en las escuelas

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, junto al director de Salud Pública, Josep Maria Argimon (d), durante la rueda d eprensa que ha ofrecido este lunes. EFE/Enric Fontcuberta

Prohibidos los encuentros de más de 10 personas, tanto en espacios públicos como en privados y en toda Catalunya. Esta es la drástica medida anunciada por el Govern este lunes para tratar de reducir los contagios en las próximas tres semanas, antes del inicio del nuevo curso cuando las autoridades sanitarias catalanas temen que el virus pueda volver a descontrolarse. "Este país se tiene que poner a trabajar sí o sí, y sí o sí se deben abrir las escuelas", ha asegurado el president Quim Torra.

La limitación de reuniones sociales con familiares y amigos a menos de 10 miembros se toma después de haber detectado que hasta el 70% de los contagios se producen en este tipo de encuentros. "Tenemos que atacar allí donde se producen los contagios", ha explicado Torra, que ha apuntado que quedan fuera de estas restricciones los ámbitos laborales y el transporte. Por su parte la consellera de Salut, Alba Vergés, ha asegurado que los encuentros amplios de familia y amigos "no son un ámbito seguro". "Las reuniones, cuanto más reducidas, mejor", ha indicado.

Estas nuevas restricciones con carácter general se suman a medidas especiales que el Govern aplicará en cuatro ciudades de la provincia de Barcelona, Terrassa, Granollers, Les Franqueses i Canovelles, cuyas dadas epidemiológicas preocupan especialmente a las autoridades sanitarias. Así, a estos municipios se extenderán las restricciones que ya se aplican en zonas como Reus o Barcelona, con reducciones del aforo al 33% en servicios religiosos, como son las bodas, y al 50% en la restauración, tanto en exteriores como interiores.

Otra de las partes del nuevo plan tiene como objetivo garantizar la seguridad en las escuelas, para lo que el Govern tiene previsto hacer medio millón de tests al inicio de curso, entre alumnos y personal docente. Las autoridades sanitarias consideran que de esta forma podrán hacer un mapa de la incidencia del virus en la comunidad escolar y permitirá detectar asintomáticos así como también prepararse mejor para medidas individuales en cada centro.

De la misma forma, en el ámbito escolar, el plan de la Generalitat pasa por hacer la mascarilla obligatoria a todos los menores de más de 12 años y también a partir de los seis en el caso de zonas de alto riesgo epidémico. Además se han comprometido a garantizar que se cumpla una ratio en primaria por debajo de las 20 personas por aula, y también reducir las de secundaria, aunque no han concretado hasta qué nivel. Torra ha convocado una reunión extraordinaria del Govern para este martes, para aprobar este nuevo plan y concretar las medidas en educación.

Según ha explicado el jefe del Govern, la última vez que pidieron a la población un esfuerzo para contener la pandemia, la llamada funcionó y consiguió que los contagios remitieran. "Pero ya no estamos en una situación de contención. Volvemos a tener unas cifras que nos preocupan mucho", ha indicado Torra. "Tenemos que conseguir estar en la mejor situación posible el día 14 de septiembre para encarar la vuelta a los trabajos y escuelas", ha indicado Vergés.

Además de las nuevas restricciones decididas por el Govern, el departamento de Salut continuará con la campaña de cribado masivo, que el departamento considera que está funcionando bien. Según los datos agregados, los tests masivos han descubierto un 2,4% de asintomáticos, que tienen órdenes de aislarse. Sin embargo los miembros del Govern han indicado que se ha detectado que no todos los casos positivos atienden a la obligación de confinarse, por lo que dispondrán de una declaración autorresponsable de obligado cumplimiento.

Etiquetas
Publicado el
24 de agosto de 2020 - 12:27 h

Descubre nuestras apps