La portada de mañana
Acceder
Las cifras oficiales de muertes semanales representan poco más de la mitad de las reales
Los hospitales de Madrid no consiguen aliviar el colapso de las UCI
Opinión - Paren de mentirnos, por Neus Tomàs

Jordi Sànchez revalida la presidencia de la ANC

Jordi Sànchez

Jordi Sánchez ha revalidado este sábado la presidencia de la Assemblea Nacional Catalana (ANC). En la reunión de los 77 miembros del Secretariado Nacional de la entidad que debía escoger la nueva presidencia, Sánchez se ha impuesto por cinco votos a Liz Castro, que encabezaba el sector que reclamaba una renovación a los cargos directivos de la ANC.

La polarización de la ANC se traslada a las sillas del nuevo Secretariado Nacional

La polarización de la ANC se traslada a las sillas del nuevo Secretariado Nacional

"Nos hemos conjurado a trabajar como un único equipo", ha dicho Sánchez tras resultar elegido, en una rueda de prensa donde ha comparecido junto a Castro para mostrar unidad y alejar la imagen de división que se había instalado en el ANC las últimas semanas. "Divididos no lograremos nuestro objetivo", ha valorado Castro, que llevaba en la mano una figura de una piña para mostrar unidad.

Liz Castro quedó por delante de Jordi Sànchez en las elecciones del pasado sábado para formar parte de la dirección de la Asamblea Nacional Catalana. Por detrás de Castro y Sánchez se situaron quien fue número uno de la CUP, Antonio Baños, y el ex presidente de Òmnium, Quim Torra. Entre los 25 miembros del secretariado elegidos en la lista nacional, 14 firmaron un manifiesto publicado en el que se llamaba a recuperar la tensión positiva y reorientar la organización para salir del inmovilismo. Entre los firmantes, tres de los cuatro más votados en estas elecciones: Liz Castro, Antonio Baños o Quim Torra. En conjunto, el Secretariado Nacional de la ANC está formado por 77 personas.

La renovación de la dirección de la ANC ha llegado en un clima interno convulso. La gestión al frente de la entidad de Jordi Sànchez ha sido ampliamente cuestionado entre buena parte de las bases de la ANC, que consideran que había puesto a la organización al servicio de Convergència.

Además, la formación de la lista conjunta de Junts pel Sí, su papel en la campaña electoral abierta el 9-N con la tradicional manifestación convocada por la ANC, las complicadas negociaciones posteriores entre JxSí y la CUP para pactar la investidura o la posterior rebaja de la hoja de ruta por parte del Govern, han dejado a la ANC inmóvil y con una muy mermada capacidad de presión a los partidos independentistas.

Etiquetas
Publicado el
21 de mayo de 2016 - 17:28 h

Descubre nuestras apps

stats