Torra acepta la renuncia de Núria de Gispert a la Creu de Sant Jordi por su "maldito tuit"

Núria de Gispert, en una imagen de archivo

El president de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, ha aceptado este lunes la renuncia a la Creu de Sant Jordi que la expresidenta del Parlament Núria de Gispert le había ofrecido por un tuit que tildaba a Arrimadas o Millo de cerdos tras varios insultos a la oposición.

Torra no revocará la Creu de Sant Jordi a Núria de Gispert pese a sus insultos a la oposición: "Se premia una trayectoria"

Torra no revocará la Creu de Sant Jordi a Núria de Gispert pese a sus insultos a la oposición: "Se premia una trayectoria"

En una carta dirigida al Ejecutivo de Torra, adelantada por El Punt Avui, De Gispert ponía "a disposición" del Govern la Creu de Sant Jordi "para lo que crea más conveniente", y fundamenta su decisión "por un sentido institucional" y porque el galardón "tiene que estar alejado de toda polémica que puedan atizar aquellos a los que molesta cualquier forma de catalanidad expresada de manera normal, pacífica y festiva".

"Asumo el error cometido y lo lamento", prosigue De Gispert, que califica de "maldito tuit" el mensaje por el que los grupos del Parlament pidieron que el Govern revocara el galardón, que se añadió a una larga trayectoria de insultos de la expresidenta del Parlament a miembros de la oposición.

"Por un maldito tuit hubo un descalabro exagerado en la política y los medios de comunicación, líneas editoriales y opinadores de todo tipo iban creando un ambiente proclive a revertir el otorgamiento de la Creu de Sant Jordi a mi persona, aunque fuera tergiversando lo que yo había escrito y silenciando mis explicaciones", asevera De Gispert en su misiva.

Asimismo, la expresidenta del Parlament considera que el citado tuit en el que insultaba a políticos constitucionalistas "ha sido muy oportuno para los que no pierden ninguna oportunidad para erosionar a un Govern y a un Parlament vulnerables, dadas las circunstancias, y para inocular nuevas dosis de crispación en la política y deteriorar el debate".

Cuando estalló la polémica la semana pasada Torra rechazó revocar el galardón a De Gispert tal y como le pedía la oposición. El president adujo que se premia "una trayectoria" y restó relevancia a los insultos. ERC hizo saber su malestar, pero evitó pedir de forma abierta la retirada del galardón.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2019 - 20:19 h

Descubre nuestras apps

stats