eldiario.es

9

CATALUNYA

La falta de candidatos de consenso sume al PSC en el caos

El Consell Nacional aleja aún más a la dirección y los críticos al evidenciar la ausencia de líderes que aglutinen apoyos suficientes entre todos los sectores

Miquel Iceta y Carles Martí, cercanos al núcleo duro, estarían dispuestos a presentarse a las primarias del 13 de julio

Entre los socialistas ya se habla sin tapujos de la posibilidad de ruptura mientras una parte del sector crítico tantea la escisión

Navarro lamenta que el PSC haya quedado dividido "por los matices"

Pere Navarro, líder saliente del PSC, ha sido despedido entre aplausos en el Consell Nacional

Todo lo que podía salir mal en la casa de los socialistas catalanes ha terminado saliendo mal. La renuncia de Pere Navarro a liderar la formación ha dado paso a un tormentoso Consell Nacional del que el PSC sale aún peor de lo que entró. El anuncio de la creación de una gestora para pilotar la nave hasta que se elija una nueva dirección ha sido la mejor noticia que ha podido trasladarse, despues de que la candidata a la que apuntaban todas las miradas, Núria Parlon, diera un paso atrás dejando con un palmo de narices a los dirigentes territoriales, que le habían pedido que se presentara.

El Consell Nacional de este domingo ha llevado al partido al extremo al dejar al descubierto que carece de candidatos a primer secretario con apoyos suficientes entre los diversos sectores para que la formación no salga definitivamente fracturada. Los ánimos han estado más encendidos que nunca y ni la dirección ni los sectores críticos han cedido un milímetro en sus posturas. Por su parte, Navarro ha pedido a su sucesor mantener la línea del partido sobre el proceso soberanista, mientras que los críticos han exigido suavizar la postura de rechazo a la consulta y tender puentes con los tres diputados que en enero rompieron la disciplina para no votar contra la autodeterminación.

Un síntoma de la dimensión de la crísis en el seno de la formación es el baile de nombres que ha sucedido a la espantada de Parlon. La falta de candidatos de consenso podría llevar a los socialistas a enrocarse y dar paso a viejos aspirantes del aparato, que algunos sectores daban por superado tras la renuncia de Navarro. Uno de ellos es Miquel Iceta, eterno hombre fuerte de Nicaragua, que en el mismo Consell se ha ofrecido "para lo que haga falta". Otra de las personas que no ha rechazado la jefatura del partido es Carles Martí, que dimitió de la primera secretaría de la federación barcelonesa en abril pasado y al que muchos daban como candidato a las primarias abiertas para la alcaldía de la capital, a la que finalmente no se presentó.

Martí ha reconocido que hubiera anunciado que se presentaba a la secretaría general del PSC si Parlon hubiera hecho lo propio, pero, tras el rechazo de la alcaldesa de Santa Coloma, Martí ha condicionado su candidatura a que Iceta no concurra, para evitar la confrontación. Ambos, Iceta y Martí, son dos caras conocidas para los socialistas catalanes ya que han llevado el timón del PSC durante años, por lo que dificilmente pueden personificar la renovación que buena parte de la militancia daba por hecha con la entrada de Parlon.

Riesgo de ruptura

Por si el recuento de daños no era suficientemente dramático para el Partit dels Socialistes, esta semana un grupo de críticos ha dado un paso más hacia la escisión, que ya habían adelantado como posibilidad. Una cuenta de twitter anuncia desde la semana pasada el nacimiento de una formación socialista y soberanista el próximo 4 de julio, la misma fecha en la que la plataforma Agrupament Socialista, que cuenta entre sus miembros con Marina Geli o Montserrat Tura, se ha dado cita para un encuentro entre críticos. Precisamente fue Geli quien lamentó el sábado que los diputados que rompieron la disciplina no hayan sido invitados al Consell por estar "relegados" en la comisión de garantías. Sin embargo, dirigentes como Àngel Ros, también vinculado a Agrupament Socialista, o Joan Ignasi Elena, de la otra corriente crítica Avancem, consideran que la formación de este nuevo partido podría ser precipitada.

La posible ruptura del Partit dels Socialistes es algo de lo que ya se habla sin tapujos entre los propios círculos del partido. El propio Pere Navarro ha reconocido este domingo que deja un "partido dividido" y lo ha achacado a que "los matices superaron al proyecto". Más lejos ha ido Albert Aixalà, exsecretario de organización del PSC en Barcelona, quien pocas horas después del Consell lanzó 10 tweets en los que se preguntaba sobre la viabilidad de un PSC unido. "Debemos preguntarnos si podemos estar juntos. Si no podemos, hace falta pactar una separación entre un PSOE-PSC y un PSC (C)", ha asegurado Aixalà.

El exdirector de la Fundación Campalans, entidad vinculada al socialismo catalán, ha sentenciado que, de seguir juntas las dos almas del partido, "hace falta un proceso de refundación y un cambio de estrategia", que según ha asegurado "pasaría por la defensa del derecho a decidir y la opción del máximo autogobierno dentro de España". "Ahora bien, si no es posible una refundación, mejor una separación pactada que nos permita sobrevivir por separado antes que desaparecer juntos", ha apuntado Aixalà.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha