La portada de mañana
Acceder
El ingreso mínimo solo llega a un tercio de los hogares previstos un año después
Ferraz redobla la presión sobre Susana Díaz para que dimita ya
Opinión - Meterse en un jardín, por Esther Palomera

La reactivación del caso Forcadell cohesiona al soberanismo en medio de las dudas sobre el referéndum

Forcadell, a su llegada al TSJC para declarar como imputada el pasado mes de diciembre

La causa judicial contra Carme Forcadell actúa como pegamento en el diverso (y a veces dividido) bloque partidario de la autodeterminación de Catalunya. Si en las últimas semanas han aflorado las discrepancias en torno al referéndum, este lunes el Govern en pleno y primeras espadas del PDECat, ERC, la CUP y los 'comuns' arroparán juntos a la presidenta del Parlament en su segunda declaración ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El aval de la ANC a un plan alternativo rebaja la presión sobre el Govern para que haga el referéndum

El aval de la ANC a un plan alternativo rebaja la presión sobre el Govern para que haga el referéndum

La escena tendrá tintes de déjà vu. Forcadell ya declaró como imputada (investigada, según la nueva denominación) el pasado mes de diciembre por los presuntos delitos de desobediencia y prevaricación. El motivo fue permitir que el pleno del Parlament debatiera en julio las conclusiones sobre la comisión de estudio del proceso constituyente, pese al aviso del Constitucional. Este lunes las preguntas versarán sobre por qué Forcadell dejó que la Cámara discutiera, en octubre, una resolución parlamentaria favorable al referéndum, pactado o no con el Estado.

La principal diferencia entre las dos citas judiciales es que ahora también están imputados los miembros de la Mesa que, junto a Forcadell, permitieron el debate sobre el referéndum: los representantes de Junts pel Sí, Lluís Corominas, Anna Simó y Ramona Barrufet; y el de Catalunya Sí que es Pot, Joan Josep Nuet. Simó declarará este lunes después de Forcadell. Corominas y Barrufet lo harán el 12 de mayo, y Nuet el 12 de junio.

Fuentes jurídicas no prevén grandes cambios en la declaración de la presidenta del Parlament respecto a la de hace cinco meses. "¿Si en la calle se puede hablar de la independencia, por qué no en el Parlament?", dijo en diciembre Forcadell a la magistrada instructora, Maria Eugènia Alegret. Lo hizo a preguntas de su abogado, ya que Forcadell no contestó a las cuestiones de Alegret ni a las del teniente fiscal del TSJC y el fiscal jefe de Catalunya, Franciso Bañeres y José María Romero de Tejada.

Este lunes Forcadell tampoco contestará a las preguntas de los fiscales y la magistrada. Tanto Forcadell como el resto de miembros imputados consideran que no desobedecieron y que su actuación se enmarca en las tareas ordinarias de los miembros de la Mesa. En otras palabras, que se investigan hechos meramente políticos como son permitir debates parlamentarios, algo que no tendría que trascender a la vía penal.

En este caso, además, la resolución que los miembros de la Mesa del Parlament se encargaron de tramitar no era un acto parlamentario totalmente nuevo, sino que se limitaba a recoger la discusión sobre el referéndum que la Cámara había mantenido durante el Debate de Política General. El Parlament aprobó esta resolución sobre el referéndum unilateral y otra sobre una consulta acordada con el Estado –esta última, no anulada por el Constitucional.

Asimismo, Forcadell trasladará ante la jueza la necesidad de proteger la inviolabilidad parlamentaria, también por parte de la Fiscalía y el Poder Judicial. La especial protección de que gozan los diputados para expresar sus opiniones en sede parlamentaria fundamentaba la petición de archivo de la causa que la defensa de Forcadell y Simó hizo este viernes. Sin embargo, la magistrada Alegret rechazó resolver de momento la cuestión, y aplazó la decisión hasta "que se hayan practicado las diligencias que se consideren pertinentes".

Calendario judicial y político

A ningún actor implicado en el proceso soberanista se le escapa que la causa contra Forcadell influirá en el terreno político, ya sea a modo de acelerador o de refrigerante. En este sentido, el independentismo saldría reforzado si la instrucción finaliza antes del verano y Forcadell queda a un paso del juicio coincidiendo con el referéndum que Puigdemont ha prometido celebrar, como tarde, la segunda quincena de septiembre.

No obstante, pese a una instrucción que de momento ha sido rápida, el caso Forcadell también podría dormir en el TSJC  hasta abril del año que viene. La magistrada ha aceptado la petición de la Fiscalía de declarar la causa compleja, lo que permite alargar la instrucción. Posteriormente, la investigación de la causa puede ser prorrogada de nuevo.

La Fiscalía considera que Forcadell y el resto de miembros de la Mesa de JxSí permitieron debatir la resolución del referéndum "con total desprecio de la Constitución de 1978". Las posturas de ambas partes están respaldadas por distintos informes y escritos de los letrados del Parlament, que previsiblemente volverán a mencionarse este lunes.

Pese a que la Fiscalía no incluyó en su querella al dirigente de EUiA y secretario tercero de la Mesa, Joan Josep Nuet, por su "falta de voluntad" independentista, la magistrada lo ha acabado imputando. Nuet se ha convertido así en el primer miembro del espacio de los 'comuns' investigado en una causa judicial contra el soberanismo. De ahí que este lunes los 'comuns' arropen no solo a Forcadell (de forma más entusiasta que a Artur Mas en el juicio del 9-N), sino también al secretario de la Ejecutiva del nuevo partido de Ada Colau. No es poca cosa.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2017 - 19:16 h

Descubre nuestras apps

stats