Suspendido hasta septiembre el juicio a un exalto cargo del Govern acusado de espiar correos electrónicos

Flamerich, en una imagen de archivo

Todo estaba listo este lunes para que arrancara en la Audiencia de Barcelona el juicio contra el expresidente del Centro de Seguridad de la Información de Catalunya (CESICAT) Carles Flamerich y el exresponsable de gestión de incidentes de la entidad X.P.L., acusados por la Fiscalía de espiar correos electrónicos dirigidos a altos cargos del Govern. Pero a última hora el tribunal de la sección 5a ha optado por suspender la vista hasta los próximos 21, 22 y 23 de septiembre.

Nuevas filtraciones muestran que el Cesicat habría investigado datos personales más allá de las redes sociales

Nuevas filtraciones muestran que el Cesicat habría investigado datos personales más allá de las redes sociales

Un cúmulo de razones han llevado a suspender la vista en la sección 5a de la Audiencia de Barcelona. La próxima jubilación de su presidenta, Elena Guindulain, que era la ponente de la sentencia y la presidenta del tribunal, ha hecho que la magistrada priorice terminar todos sus asuntos pendientes –la sección acumula mucha sobrecarga de trabajo ya que en 2019 entraron hasta el doble de recursos que en 2018, además de juzgar asuntos muy complejos.

Ambos motivos, unido a que el del CESICAT se trata de un juicio de tres días con abundante prueba documental, han llevado al tribunal a suspender la vista hasta después del verano, cuando se nombrará a un sustituto de Guindulain para formar sala y juzgar los hechos.

La Fiscalía pide para Flamerich y X.P.L. cuatro años y tres meses de prisión por un delito de descubrimiento de secretos relacionado con el supuesto espionaje de correos electrónicos. Según el escrito del fiscal, ambos acusados acordaron en 2013 la creación de un "sistema de interceptación" de correos electrónicos después de recibir la alerta de un empleado del CESICAT sobre "posibles irregularidades y deficiencias" en el organismo. El empleado también envió sus alertas a dos consellers del Govern.

Dicho sistema de interceptación consistía en un filtro de todos los correos electrónicos que enviaba el empleado a cualquier destinatario que tuviera una cuenta de correo de la Generalitat de Catalunya, que terminaban llegando a Flamerich y X.P.L., según el fiscal. El mecanismo, continúa el Ministerio Público, permitía que los correos llegaran tanto a su legitimo destinatario como a ambos acusados.

A criterio del fiscal, ha sido acreditado que al menos uno de esos correos que envió el empleado al conseller de Interior Ramon Espadaler y su antecesor Felip Puig "fue no solo leído sino contestado" por Flamerich. El e-mail contenía un link a una página web con acceso a información del ámbito de la seguridad.

Flamerich abandonó el CESICAT en noviembre de 2013 tras una etapa tormentosa al frente del organismo, encargado de la seguridad en la red. Y es que Anonymous filtró que el organismo hizo seguimientos a activistas en la red, lo que le valió una denuncia por espionaje.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2020 - 17:39 h

Descubre nuestras apps

stats