La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

"Esta sentencia es un hito en la historia de los movimientos sociales de este país"

Evar Corredoira y Marta Afuera, este mediodía, en la sede de la PAH en Barcelona.

Abrazos, lágrimas de emoción y gritos reiterados de '¡sí se puede!' La sentencia del Tribunal Europeo de Justicia reprobando la ley hipotecaria española ha convertido la modesta sede barcelonesa de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en una explosion de júbilo. "Estamos en estado de shock: después de muchos años de lucha, podemos celebrar esta victoria, que es un hito en la historia de los movimientos sociales de este país", dice Marta Afuera, a la sazón portavoz de la PAH. "El 'sí se puede' se hace realidad, palpable", añade, entre vítores.

PAH: "Ahora todos los jueces con conciencia social tienen una herramienta para detener desahucios"

PAH: "Ahora todos los jueces con conciencia social tienen una herramienta para detener desahucios"

Europa, destacan los miembros de la plataforma, le ha dicho al Gobierno que la ley hipotecaria española es abusiva, que vulnera los derechos del consumidor y que debe cambiarla. Acogiéndose a esta directiva europea, todos los procedimientos de desahucio en curso deberían paralizarse inmediatamente. Y los ya ejecutados deberían revisarse. "El Tribunal Europeo ha demostrado lo que nosotros llevamos defendiendo cuatro años: que la legislación deja en absoluta indefensión a los afectados y que vulnera los derechos fundamentales", señala Eva Corredoira, abogada y miembro de la PAH. "¡El gobierno del Partido Popular tiene que parar los desalojos ya!", brama Marta Afuera. "Si no lo hace, si no escucha el clamor popular y lo que dice la sentencia, intensificaremos la campaña de escrache para señalarlos como responsables", advierte.

El Gobierno, dicen los miembros de la PAH, es quien debe moverse primero paralizando los desalojos y adaptando la ley a la normativa europea. Pero no es el único. "Ahora, también les toca a los jueces actuar de oficio y paralizar todos los procedimientos de desahucios. Hasta el momento, han sido muy poco valientes; tienen que ir un poco más allá", denuncia Corredoira.

La sentencia del Tribunal de Bruselas señala que la legislación española contiene claúsulas abusivas como el vencimiento anticipado o los intereses de demora, imposibles de denunciar por parte de los afectados y de los jueces. "Es una ley injusta, indigna y criminal porque ha causado la muerte de muchas personas", recuerda Marta Afuera. "Es una ley apisonadora que tiene responsables: los gobiernos del PP y del PSOE", insiste. "Señor Rajoy, no pararemos hasta conseguir la dación en pago", interpela al presidente del Gobierno.

Ése es el siguiente paso. Porque la lucha de la PAH no concluye con esta victoria, que consideran insuficiente. "Ahora más que nunca, necesitamos y exigimos que se apruebe la Iniciativa Legislativa Popular", señala Wafae Zrakti, la integrante más joven de la plataforma. Con 18 años, lucha por paralizar el proceso en el que está inmersa su madre. Procedentes de Marruecos y afincadas en Salt (Girona) desde 2001, la progenitora lleva un año sin poder hacer frente a la hipoteca que firmó en 2004 con el Banco Popular, cuando apenas dominaba el español.

"Los bancos estafaron porque permitieron que gente que desconocía el idioma firmara contratos hipotecarios con claúsulas abusivas; ellos no sabían lo que firmaban", denuncia Wafae, emocionada. Piensa en su hermana pequeña (11 años) y "en todos los niños que como nosotras no han podido hacer nada durante todo este tiempo, cuando sus padres estaban inmersos en un proceso así". "Necesitamos la ILP porque lo que queremos es la condonación de la deuda y la dación en pago. Esta sentencia quizá paralice los procesos, pero no los resuelve", explica Wafae cuyo desahucio aún no está decretado.

Con ella coinciden Mercedes y Óscar, otros afectados, y todos los miembros de la PAH. La sentencia del Tribunal Europeo es un triunfo dentro de una batalla, que deben agradecer a Mohamed Aziz, el ciudadano que decidió enfrentarse a los bancos en los juzgados. Y a Dionisio Moreno, el abogado que decidió respaldarlo. Y al juez Fernández Seijo, el magistrado que optó por elevar el caso a la corte europea. Sin su iniciativa, los integrantes de la PAH no dedicarían este próximo fin de semana a estudiar qué herramientas jurídicas pueden ofrecer ahora a los afectados por un procedimiento hipotecario.

Etiquetas
Publicado el
14 de marzo de 2013 - 15:03 h

Descubre nuestras apps

stats