eldiario.es

Menú

350 años de la llegada a Pastrana de sus famosos tapices

La localidad de Guadalajara presenta una oferta turística basada en el amplio patrimonio local

El próximo reto es transformar el antiguo Convento de San Francisco, sede de la Feria Internacional Apícola, en centro de recepción de turistas

- PUBLICIDAD -
Presentación de la oferta de Pastrana en FITUR 2017

Presentación de la oferta de Pastrana en FITUR 2017

La villa ducal de Pastrana (Guadalajara) ha sido una de las protagonistas en el día de Guadalajara que celebra el stand de Castilla-La Mancha en FITUR. La villa ducal 'vende' patrimonio y diversas efemérides históricas que, tamizadas y reeditadas en el presente por las propias gentes de Pastrana, pretenden atraer hacia la ciudad "un turismo de calidad”.  

En 2017  se cumple el tricentésimo quincuagésimo aniversario de la llegada de los Tapices a la Colegiata de Pastrana. El alcalde, Ignacio Ranera, ha recordado  “la apertura del Museo de los Tapices, de la que el obispo de la diócesis de Sigüenza-Guadalajara, Atilano Rodríguez, fue pieza clave, razón por la que le concedimos en su día el premio Princesa de Éboli, supone el punto de inflexión en el que Pastrana dio un salto de calidad en cuanto a su promoción en el exterior y crecimiento como destino turístico de primer nivel”. 

El arte del tapiz en el siglo XV

Los seis tapices flamencos expuestos en el Museo Parroquial de la Colegiata de Pastrana, cuya conservación curativa y difusión ha impulsado la Fundación Carlos de Amberes, pertenecen a dos series distintas: la serie de cuatro tapices sobre la Conquista de Arcila y Tánger por las tropas de Alfonso V de Portugal - “El Desembarco de Arcila”, “El Cerco de Arcila”,” El Asalto de Arcila”, “La Toma de Tánger” – y  la de dos tapices sobre la toma de Alcázar Seguer, también por Alfonso V.

La primera, datada entre 1472 y 1475, constituye uno de los ejemplos más espectaculares en el arte del tapiz del siglo XV, tanto por su tamaño como por su excepcional calidad técnica. 

Estos tapices constituyen uno de los escasos ejemplos que existen en tapicería en mostrar hechos contemporáneos. Podrían ser el equivalente, en nuestros días, a un reportaje fotográfico; son verdaderas crónicas de guerra,  aunque  gráficas, pobladas de personajes, acción y curiosos detalles. 

Uno de los tapices de la Colegiata de Pastrana

Uno de los tapices de la Colegiata de Pastrana

La VIII Duquesa del Infantado, Catalina Gómez de Sandoval y Mendoza, casada con el IV Duque de Pastrana, Rodrigo  de Silva y Mendoza, donó estos tapices a la Colegiata de Pastrana en 1667, con la condición de que se sacaran cada año a las calles para embellecer la villa con motivo de la procesión del Corpus Christi. Su deseo se cumplió  algún tiempo.   

En 1932 fueron llevados a Madrid y se comenzó su restauración en la Real Fábrica de Tapices. Llegada la Guerra Civil española, fueron trasladados con otras obras del Museo de Prado y otros tapices a Ginebra, pasando por Valencia. Después de la Contienda, volvieron a la Real Fábrica de Tapices de  Madrid,  donde se continuó su restauración hasta que volvieron a Pastrana en 1950. 

Visitas turísticas en aumento

El alcalde destaca el aumento en las cifras turísticas que ha experimentado la villa ducal desde el año 2014, precisamente la fecha de la apertura del Museo de Tapices, que posteriormente tuvo continuidad con otras propuestas turísticas relevantes, como la conmemoración del V Centenario del Nacimiento de  Teresa de Jesús y la consecuente instauración de la Ruta turística Huellas de Teresa (2015), el XV Aniversario del Festival Ducal, la celebración del V Centenario del nacimiento de Ruy Gómez de Silva, primer Duque de Pastrana y la conmemoración del quincuagésimo aniversario de la declaración de Pastrana como Conjunto Histórico el pasado.

“La intención del Ayuntamiento de Pastrana es la de seguir trabajando" no solo como "muestra de respeto hacia el pasado de Pastrana y hacia los pastraneros de otras épocas que lo hicieron posible y mantuvieron en el tiempo" sino porque confían en los buenos resultados de un turismo "de experiencias, con sabor, con raíces, es el que marca la diferencia en el desarrollo rural que queremos para la villa ducal”.

Transformar el Convento de San Francisco 

En este sentido, en los próximos dos años, el Ayuntamiento llevará a cabo una inversión de 600.000 euros en la transformación de la antigua iglesia del Convento de San Francisco, tradicional sede de la Feria Internacional Apícola, en un centro de recepción de visitantes y de interpretación de La Alcarria, el siguiente gran reto turístico de la villa ducal.

“Tenemos que promocionar conjuntamente la comarca, ampliando así la oferta y logrando que los turistas pernocten. Queremos que la gente venga a Pastrana y nos diga qué quiere hacer, buscar sinergias con las denominaciones de origen, como la del aceite, y  aprovechar todas nuestras fortalezas, incluyendo la de la marca 'Viaje a La Alcarria', mundialmente conocida”, afirma el regidor, abundando en la misma idea que ha expuesto ya en diferentes foros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha