eldiario.es

9

¿Manipularemos algún día el clima y la atmósfera a nuestro antojo?

La geoingeniería está basada en el yoduro de plata, que tiene un impacto ambiental ya que acaba depositándose en el suelo y sobre las plantas

El Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) nos ha cedido en exclusiva un folleto de venta de cohetes granífugos que se utilizaba para proteger la cosecha

Fuente: Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) Signatura: 2-0011A

Fuente: Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) Signatura: 2-0011A

Desde hace siglos, a los humanos nos ha gustado poder cambiar la naturaleza para que se rinda ante nosotros, no nos afecte y potenciar que nos dé lo que queramos en un momento y lugar determinado. El caso es que lo tenemos prácticamente conseguido gracias a destrozar la naturaleza, arrasar como si fuéramos una plaga y contaminar como si todo lo que hacemos fuera un gran vertido.

Algunas cosas todavía se nos escapan, por suerte, porque sólo faltaría que tuviéramos el control sobre todo. Si esto fuera así, seguro que ya nos habríamos extinguido. Una de esas cosas que aún no controlamos es la meteorología, aunque por supuesto, se lleva años investigando en ello.

Todas las técnicas de manipulación se engloban dentro del concepto de la “geoingeniería”. Aunque esta técnica en un principio se usó más para actuaciones a nivel planetario que permitieran cambiar el clima de forma global, también se utiliza para designar a las actuaciones a pequeña escala, como actuar sobre una tormenta.

Una de las herramientas más conocidas, es la del yoduro de plata, lanzada a la atmósfera desde avionetas o con cohetes desde el suelo para, con las partículas que salen tras la explosión, inhibir la formación de granizo si se hace dentro de una nube de tormenta, aunque dependiendo del tipo de nube y del momento de su desarrollo puede incluso servir para provocar lluvias.

Ensayos en España

En España se han llevado a cabo campañas de lucha contra el granizo desde la mitad del siglo XX, y aunque no se sabe bien en qué porcentaje sirvió para disminuir el pedrisco, se cree que se ensayó entre un 30% y un 40% en algunos puntos de Aragón.

En otras ocasiones se han intentado provocar lluvias o nevadas en zonas de montaña, como hizo Canal de Isabel II en Madrid, aunque en multitud de ocasiones los agricultores compran este tipo de cohetes de forma ilegal para intentar disipar las tormentas en el momento en que estas se están formando. Lo cierto es que casi nunca hace efecto y además tiene un impacto ambiental, pues el yoduro acaba depositándose en el suelo y sobre las plantas.

Hace años estaban permitidos, y se podían adquirir en pirotecnias por un módico precio. Estos días ha aparecido en el Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) un folleto de venta de cohetes granífugos de la Pirotecnia Zaragozana, en el que se asegura que es la mejor forma de proteger la cosecha. Actualmente debido al mayor conocimiento y a más técnicas de investigación, se sabe que esto es prácticamente imposible conseguir, pero hace unos pocos años, se usaba muy  menudo.

Fuente: Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) Signatura: 2-0011A
Fuente: Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) Signatura: 2-0011A

Fuente: Archivo Municipal de Torrijos (Toledo) Signatura: 2-0011A

Castilla-La Mancha es una región eminentemente agrícola, que sufre los vaivenes de la atmósfera: sequías, granizo, inundaciones... Y eso provoca enormes pérdidas económicas. Imagínense que tuviéramos los humanos la tecnología suficiente como para manipular la atmósfera a nuestro antojo. Unos días llovería, otros días haría sol, evitaríamos el granizo… pero cuando tengamos intereses contrapuestos ¿quién decide? Imagínense un futuro en el que los agricultores necesitan que llueva y el sector turístico quiere evitar la lluvia para contentar a sus clientes ¿se haría lo que interese al que más pueda pagar? Esto es una situación completamente ficticia y que queda muy bien recogida en el libro 'El Genio', de Dieter Eisfeld, que acaba de reeditar la editorial Volcano Libros, donde un aventajado científico es capaz de encontrar las claves para manipular los cielos.

Algunos países como China, Argentina, Irán o Australia dedican millones de dólares a investigar técnicas, y por ejemplo en el caso argentino, se utiliza muy a menudo en la zona de Mendoza para evitar el daño del pedrisco a los viñedos, lo que, según aseguran, les está dando un buenísimo resultado. En otras ocasiones se ha usado incluso con fines de guerra para provocar daños sobre el país adversario, como ocurrió entre Estados Unidos y Vietnam y que estos días hemos recogido en un documento publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos  (Ministerio de Defensa de España) para arrojar más luz sobre esta controvertida práctica.

Sobre estas cuestiones existe mucho desconocimiento, y en ocasiones da lugar a leyendas urbanas como la de los 'chemtrails', en la que cada vez más "conspiranoicos" piensan que las estelas que quedan tras los aviones comerciales y de pasajeros son formas de manipulación atmosférica y de envenenamiento a la población. Algo completamente inverosímil pero que cada vez tiene mayor eco en redes sociales.

Estelas producidas en un avión por el aire frio en las capas altas de la atmósfera

Estelas producidas en un avión por el aire frio en las capas altas de la atmósfera

Hay quien plantea que estas técnicas pueden ser parte de la solución al cambio climático: provocando lluvias cuando se pueda, evitando tormentas cuando sea necesario, o lanzando cristales de hielo al espacio para reflejen mayor radiación o metiendo el dióxido de carbono debajo del suelo para quitarlo de la atmósfera.

Creo que llegar a esta situación en un futuro sería un grandísimo error, porque incluso podría favorecer conflictos entre países y sólo beneficiar a los que puedan pagarlo. Imagínense ustedes que un día a los presentadores de El Tiempo de CMM nos toca decir que “lloverá en La Manchuela porque varios agricultores van a provocar lluvias esta tarde, por lo tanto, cuando oigan los cohetes saquen el paraguas” o nos toca decir “no se preocupen por las tormentas que la pirotecnia zaragozana lo tiene todo bajo control”. De locos. 

Agradecimientos: Archivo Municipal de Torrijos por la documentación que ha cedido en exclusiva.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha