La portada de mañana
Acceder
La negativa de Madrid a cerrar bloquea el plan de Sanidad para Semana Santa
Villarejo sale de la cárcel con la mitad de sus grabaciones aún encriptadas
Opinión - Hablemos del exdirector del CNI, por Neus Tomàs

Alzira reducirá la contaminación acústica del entorno de la carretera CV-50 a su paso por la ciudad

Tramo de la CV-50 donde se harán las obras a Alzira.

Este martes ha tenido lugar a Alzira la presentación del proyecto de la Generalitat de acondicionamiento acústico en el entorno de la CV-50, para mejorar el aislamiento y reducir la contaminación acústica. El alcalde de Alzira, Diego Gómez, la regidora de Urbanismo, Sara Garés, junto con el equipo técnico municipal y de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad han visitado esta mañana el casco urbano de Alzira confrontando con la carretera CV-50, concretamente en el Pont de Xàtiva.

“Con esta actuación buscamos poder dar solución mediante paneles antirruido con un tratamiento estético y paisajístico para minimizar el impacto visual, y los problemas de ruido de la ciudadanía que vive alrededor de la carretera”, ha explicado el alcalde, Diego Gómez.

El proyecto se basa en la demolición y adecuación de la zona existente; a continuación se trabajará en la orden siguiente, colocación del pavimento fonoabsorbente, instalación de pantallas acústicas ejecutadas de diferentes maneras en función del tramo y la situación que ocupan y finalmente se llevarán a cabo las tareas de jardinería. La obra, que está previsto que empiezo a principio de diciembre, tiene un presupuesto de 837.762 euros y una duración aproximada de 6 meses. El proyecto se comenzó el marzo de 2017 como proyecto europeo.

Será necesario realizar un tratamiento estético de las superficies de las barreras que reduzca el impacto visual. Por eso, se propone la utilización de pantallas de hormigón con caras fonoabsorbentes de hormigón poroso a ambos lados que permita modelar las superficies de las pantallas con diferentes configuraciones de relevos y gammas cromáticas. Aparte de las características estéticas de los módulos de la barrera acústica, se proponen diferentes configuraciones de pantalla, con el objetivo de realizar una integración correcta en el entorno urbano.

Siempre que haya disponibilidad de espacio entre la pantalla y el arcén de la carretera, la pantalla se instalará sobre un murete de hormigón de 1 m, de forma que se ejecutará una jardinera con plantaciones arbustivas en el intradós de la pantalla y las tierras de la cual estarán contenidas entre el murete y la barrera de contención tipo New Jersey.

“El objetivo de esta configuración es conseguir una percepción de entorno natural por parte de los usuarios de la CV-50, de forma que se mitigue el efecto barrera introducido por la pantalla. Queremos integrar esta solución en el paisaje de forma que permita minimizar el impacto visual de las barreras acústicas, vistas desde el casco urbano”, ha explicado la regidora de Urbanismo, Sara Garés.

Para lograr este objetivo se llevará a cabo la plantación de especies arbóreas a la parte de la rampa de subida del paso superior de la CV-4105. También se hará una franja ajardinada con vallas y árboles en la ronda de la Acequia Real y se plantarán especies arbustivas y arbóreas en la zona de grabas.

Todas las actuaciones se realizan dentro del dominio público, no se requiere terrenos adicionales para su ejecución, por lo cual hay disponibilidad de terrenos.

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2020 - 10:18 h

Descubre nuestras apps

stats