La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Felpudos desinfectantes contra la COVID-19: ¿son necesarios?

Felpudo desinfectante

Con el inicio de la pandemia, las formas para maximizar la efectividad de los recursos antivirales han aumentado de forma considerable. Líquidos para manos, desinfectantes para superficies, máquinas de ozono para distintos ambientes, etc. 

Máquinas de ozono como desinfectante de coronavirus: ni eficaces ni seguras

Máquinas de ozono como desinfectante de coronavirus: ni eficaces ni seguras

A esta lista de objetos se les suma otro objeto: las alfombras desinfectantes o sanitarias. Aunque la mayoría de las acciones para reducir el riesgo de contagio de la Covid-19 se centran en las manos y la cara (gel desinfectante y mascarilla), a menudo se pasa por alto otro posible punto crítico, que son los pies y los zapatos.

Virus y zapatos

Las advertencias de que el virus puede entrar en cualquier casa o edificio a través de los zapatos que llevamos por la calle han sido varias. Antes incluso de esta pandemia, un estudio ya advertía que más del 90% de las suelas de los zapatos tienen altos niveles de microbios portadores de enfermedades. Y con la pandemia llegaba la recomendación de las autoridades sanitarias de quitarnos los zapatos al llegar a casa.

Según una investigación realizada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el coronavirus se propaga de manera fácil y rápida en el suelo de varias áreas del Hospital Huoshen, en Wuhan, China. Basándonos en el estudio, la mitad de los zapatos de los trabajadores de salud dieron positivo por Covid-19 y las zonas donde no había pacientes, como el suelo de la farmacia, también dio positivo. Esto indica, por tanto, que los trabajadores del hospital llevaban el virus de una habitación a otra.

Pese a resultados como este, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconocía hace unos meses que la probabilidad de que la Covid-19 se transmita a través del calzado es baja, aunque ello no significa que no recomiende dejarlos en la entrada de casa, como también lo hace el Ministerio de Sanidad español como precaución adicional.

Para los expertos del CDC, las alfombras desinfectantes para zapatos podrían aliviar un poco el riesgo de transmisión viral de Covid-19 a través del suelo. Su venta en el ámbito ganadero ya estaba muy extendida. Y ahora lo hace en edificios públicos, oficinas, hospitales, hoteles, tiendas y zonas con mucho tránsito.

Cómo funcionan los felpudos desinfectantes

La mayoría de las alfombras sanitarias o desinfectantes están formadas por una goma sintética sobre la cual se pone el desinfectante, que suele ser una mezcla de agua con hipoclorito de sodio (la OMS recomienda una mezcla de 0,1% o 1000 ppm, una parte de lejía al 5% por 50 partes de agua). En algunos casos, hay una segunda alfombra para secar la suela. 

El objetivo es que, al pisar la alfombra desinfectante, se cubra toda la suela del zapato para que la acción sea más efectiva. Pero para que haya desinfección no basta con pasar por encima y ya está. Tienen que cumplirse varias condiciones, como permanecer un tiempo en contacto con el desinfectante, que haya desinfectante suficiente y la manera cómo se aplica. 

Las autoridades sanitarias recomiendan, por ejemplo, limpiar todas las superficies antes de desinfectar, por tanto, con los zapatos debería hacerse lo mismo. Esto limitaría un poco la efectividad de estas alfombras sanitarias.

También deben tenerse en cuenta factores como:

  • El desinfectante usado: no todos los desinfectantes son iguales. El hecho de que un químico esté clasificado como capaz para matar el virus (el Ministerio de Sanidad ofrece una lista de los más efectivos que va actualizando periódicamente), no significa que sea seguro para usar en una esterilla o felpudo. Los desinfectantes más usados son la lejía (a base de cloro), sales de amonio cuaternario y yodos. Las sales de amonio se consideran más seguros para usar en suelo porque, aunque la lejía y el yodo pueden matar virus y bacterias, también manchan y dañan el suelo. El amonio cuaternario suele ser relativamente insensible a la temperatura y la materia, lo que lo hace muy apropiado para usar en alfombras y felpudos.
  • El uso que se haga del felpudo: además del desinfectante usado, otro de los factores más importantes para matar el virus es el tiempo. Para que una solución desinfectante sea eficaz debe entrar en contacto con las superficies que tienen que desinfectarse, en este caso, las suelas de los zapatos. Por tanto, es importante que las alfombras dispongan constantemente de la solución de desinfección adecuada para que cubra bien la suela.

La periodicidad con la que se tiene que renovar el desinfectante de una alfombra para pies depende de aspectos como la cantidad de materia orgánica que se deposita en ella, el tipo de desinfectante usado, si está al aire libre (podría diluirse con la lluvia o verse afectado por la luz solar), etc. 

Como se ha insistido desde que la pandemia apareció, la principal preocupación con la Covid-19 tiene que ver con el contacto físico, ni con la ropa ni con los zapatos. El virus, en superficies rugosas, como la suela de un zapato, tiende a secarse porque necesita humedad para sobrevivir, según un estudio publicado en The New England Journal of Medicine

síguenos en Instagram

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2021 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats