eldiario.es

Menú

Cultura

Claudia Llosa: de "Madeinusa" indígena al "grandioso" jurado de la Berlinale

- PUBLICIDAD -
Claudia Llosa: de "Madeinusa" indígena al "grandioso" jurado de la Berlinale

Claudia Llosa: de "Madeinusa" indígena al "grandioso" jurado de la Berlinale

La directora peruana Claudia Llosa apura la recta final de la Berlinale entre regresos a los orígenes -"Madeinusa", su primer largometraje- y la "grandiosa experiencia" de pertenecer al jurado que el sábado entregará su Oso de Oro a un elegido entre los 19 aspirantes de la sección a competición.

"Es grandioso, es enorme, es emocionante y al mismo tiempo arriesgado. Una labor que todos asumimos con gran responsabilidad", indicó Llosa, en conversación con Efe, tras haber visto ya todas las películas, menos una, que luchan por los premios del festival.

Obviamente, ni revela ni insinúa hacia dónde se orientan las preferencias, sean las propias o del conjunto del jurado que preside el director estadounidense Darren Aronofsky y con el actor alemán Daniel Brühl y la francesa Audrey Tautou entre sus miembros.

Hay tres directores latinoamericanos en liza -los chilenos Patricio Guzmán y Pablo Larraín, con "El botón de nácar" y "El Club", respectivamente, más el guatemalteco Jayro Bustamante, con "Ixcanul"-.

Todos ellos, así como el veterano Peter Greenaway, con la coproducción británico-mexicana "Einsenstein in Guanajuato", están muy arriba en las quinielas de la crítica internacional que circulan por el festival para hacerse con el Oro, que Llosa ya se llevó a casa, en 2009, con "La teta asustada".

"Ese premio fue el origen de todo para mi. La rampa a la internacionalidad que yo, representante de una cinematografía modesta, como es la peruana, no podía imaginar", recuerda Llosa, en una pausa de las deliberaciones con sus compañeros.

A su participación en 2009 en la Berlinale siguió "Aloft" -"No llores, vuela", en su título en español-, incluida de nuevo en competición en 2014, con Jennifer Connelly al frente y ahora en cartelera.

"Fue algo así como mi consolidación como directora. Una película que probablemente yo no habría podido hacer, o al menos no con los recursos que logré movilizar, de no haber sido por Berlín", indica.

"La teta asustada" estaba apuntalada en la interpretación de Magaly Solier, protagonista asimismo de "Madeinusa", el film primerizo de Llosa, rodado en 2006, y que se exhibe en este festival en el ciclo "Native", dedicado al cine indígena de toda América Latina.

"La Berlinale es emocionante hagas lo que hagas. Si estás en el jurado, porque estás en el jurado. Si vienes con una película de esas características, aparentemente para público minoritario, porque te encuentras con una sala llena a rebosar de público", explicó.

"Madeinusa", la historia de la muchacha indígena que decide tomar las riendas de su vida, fue proyectada el martes, seguida de un breve coloquio con el público, "donde se me preguntó de todo", apunta, incluidas las preferencias que como jurado no debe delatar.

El festival berlinés siempre ha sido "muy abierto a América Latina", explica, especialmente esta 65 edición, con cerca de 50 películas en sus distintas secciones, pero eso no implica que vaya a tener un trato preferencial.

"La Berlinale ofrece un abanico muy amplio de formas de ver el cine. Hay un gran interés por Latinoamérica desde hace años porque la evolución de nuestro cine, en la última década, es increíble", concluye, para volver a su trabajo como jurado, el último "regalo" que por ahora ha recibido de la capital alemana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha