eldiario.es

9

Cultura

Oliver sobrevuela Mallorca en el primer disco tras la disolución de Antònia Font

Oliver sobrevuela Mallorca en el primer disco tras la disolución de Antònia Font

Oliver sobrevuela Mallorca en el primer disco tras la disolución de Antònia Font

Un año y medio después de que Antònia Font anunciara su disolución, Joan Miquel Oliver, compositor y alma de esta banda mallorquina, ha sacado hoy a la luz "Pegasus", un disco al que ha dedicado "el doble de tiempo de lo normal", porque sentía que su futuro dependía del resultado, según ha dicho a Efe.

Un futuro que se augura prometedor, porque "Pegasus" es un auténtico caballo volador, capaz de convertir las pequeñas cosas de nuestro entorno en material poético de primer orden.

Preparando el despegue, el mallorquín ha elegido como tema del disco "una Mallorca muy idealizada" que le "fascina" y ha concebido el disco "como un viaje" por la Isla de la Calma, que "comienza en la mar y se mete tierra adentro, hasta llegar a las ciudades".

El primer tema del disco se llama "Marès a Radial" y lo concibió durante una larga mañana de contemplación de las bellas canteras de piedra que hay en Mallorca, frente al mar.

Joan Miquel Oliver quería llamar al disco "Marès a Radial" porque los dibujos geométricos de estas canteras erosionadas por el tiempo tienen mucho que ver con la Mallorca idealizada que sobrevuela el disco.

Pero el músico Quimi Portet, único colaborador de Oliver en la elaboración del álbum, insistió en titularlo "Pegasus" porque le pareció más adecuado para un disco que "iba a hacer historia", según dijo Portet a Oliver.

Oliver no cree que sus discos vayan a hacer historia, pero es muy consciente de "la responsabilidad" que supone grabar en solitario tras 17 años con Antònia Font.

"Yo tengo dos discos anteriores en solitario -ha recordado-, pero esos discos eran complementarios de mi trabajo en paralelo con Antònia Font, sin embargo 'Pegasus' completa todo mi espectro actual a nivel musical, por lo que me sentía muy responsable durante el período de creación".

Para elaborar el disco, el mallorquín ha trabajado durante meses en su estudio, donde ha grabado en la más estricta intimidad todos los instrumentos.

Quimi Portet ha aparecido en la recta final para grabar las voces y realizar las mezclas, porque a Oliver le gusta componer, producir y grabar a la vez y "eso sólo es posible si trabajas solo".

"Soy muy consciente de que estoy creando un mundo paralelo -ha revelado- y cada vez me cuesta más entrar de verdad en ese mundo paralelo. Lo consigo con muchas horas de soledad, de ir en bici, de reflexionar, de ir por la realidad, de saborear, de conocer gente y espacios".

"Tomo notas, hago fotos ... Últimamente tengo actitud de escritor que busca captar la realidad de una manera profunda", ha añadido.

Con este material, Oliver entra en su estudio, que es "como un laboratorio", y se dedica a "cambiar tempos, cambiar compases, poner la voz". "Es como un collage", dice.

La sonrisa de Joan Miquel Oliver cuando habla del proceso de creación revela que le gusta trabajar solo, pero también le gusta trabajar con banda, según ha afirmado, por lo que no descarta que algún día Antònia Font vuelva a los escenarios.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha