eldiario.es

Menú

Cultura

El negro y el amarillo limón tiñen de color la Semana de la Moda de Milán

- PUBLICIDAD -
El negro y el amarillo limón tiñen de color la Semana de la Moda de Milán

El negro y el amarillo limón tiñen de color la Semana de la Moda de Milán

El negro, el rojo y el amarillo limón tiñeron hoy de color la pasarela lombarda en la tercera jornada de la Semana de la Moda de Milán donde desfilaron firmas como Versace, Iceberg, Emporio Armani o Tod'S.

En esta ocasión, abrigos de pieles en tonos rojos y negros, y los vestidos negros de mangas con el corte por encima de la rodilla de Emporio Armani fueron los encargados de inaugurar este laboratorio de tendencias.

El diseñador italiano Giorgio Armani apostó por una colección femenina en la que el negro fue el verdadero protagonista, aunque dejó paso a otros colores como el rojo, el gris, el azul y el violeta.

Como prendas, pantalones negros anchos se lucieron con chaquetas grises de bolsillos negros, mientras que camisas grises y con mangas cortas lo hicieron con pantalones de pata muy ancha, en tonos rojos con estampados, y corte por encima de los tobillos.

Entre sus prendas, también destacaron las combinaciones en rojo y morado, que sirvieron para vestir tanto pantalones rojos con chaquetas moradas, como vestidos de escote "palabra de honor" y corte por encima de las rodillas, en ambos tonos.

Como complementos, las carteras de mano en rojo, negro y marrón fueron las protagonistas y se alternaron con las gafas de sol con montura y cristales oscuros.

Finalmente, como calzado apostó por los zapatos de charol, cerrados y con cordones, de estética masculina; y por los zapatos de tacón con una tira ancha en el empeine.

Otro de los platos fuertes de este tercer día fue Iceberg.

La casa italiana propuso para los guardarropas femeninos de la próxima temporada invernal que se llenen de colores negros, blancos y beige.

Como calzado, las botas de lluvia con plataforma, en tonos amarillo limón, se alternaron en la pasarela con los zapatos cerrados de plataforma y de cuero negro o blanco.

Los leggins en tonos marrones casi "nude" se lucieron con jerséis jaspeados o en tonos azul klein, aunque las modelos de Iceberg también se dejaron ver con jerséis con decorados geométricos y faldas beige con una línea recta y horizontal que recorre el bajo en color blanco.

Los cinturones de cuero con hebilla plateada fueron los únicos complementos elegidos por esta marca de fama internacional que, al contrario que la mayoría de las casas que ya han desfilado por la pasarela milanesa, decidió prescindir de los bolsos.

Quien sí apostó por el bolso en varias tonalidades fue Tod's, que presentó una colección de bolsos de asas cortas y en material de cuero.

Los negros, los rosas, los granates y los blancos fueron los colores elegidos para estos complementos, que cedieron un espacio en este escaparate de tendencias internacional también a las pulseras trenzadas y a los guantes de piel morados y negros.

Como calzado, Tod's alternó las botas de charol con tacones y los mocasines planos, de estética más masculina.

Finalmente, la diseñadora Donatella Versace clausuró la tercera jornada de la moda de Milán con una colección de colores vivos, en la que destacaron los vestidos amarillos limón con escote "palabra de honor" y una tira diagonal hacia el hombro.

Los pantalones verdes intensos se lucieron con jerséis negros, mientras que abrigos de un tono "rojo pasión" se combinaron con botas altas, por encima de las rodillas, también de un rojo intenso.

Entre sus prendas, también hubo abrigos de pelo de color verde, vestidos cortos, ceñidos a la silueta y sin mangas, tanto verdes como amarillos y rojos, o vestidos largos negros con faldas vaporosas y una sola línea decorativa fabricada en los colores anteriores.

Más sobrios fueron sus trajes de chaqueta y pantalón, negros con raya diplomática, que se sucedieron en la pasarela junto con conjuntos de estampados geométricos que recorrieron toda la paleta de color.

Sus modelos caminaron sobre botas altas con plataforma y sobre elegantes zapatos de altos tacones y punta de pico, con una tira gruesa y horizontal que rodeó sus tobillos, siempre en los colores verde, rojo, amarillo y negro.

Los cinturones de hebillas grandes y las gafas de sol de cristales claros y tamaño XXL completaron su guardarropa femenino invernal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha