Woody Allen basará su nueva película en el Festival de San Sebastián y la rodará en la ciudad vasca

Woody Allen rodará su próxima película este verano en Donosti

Después de que Amazon rompiera con el cineasta por las acusaciones de abusos sexuales que se ciernen sobre él, Woody Allen ha encontrado en España escenario y productora para su próxima película.

El filme, sin título oficial por el momento y coproducido por Mediapro, se rodará entre los días 10 de julio al 23 de agosto en San Sebastián.

Según el comunicado de la productora, la película será una "comedia romántica" que "narra la historia de un matrimonio estadounidense que acude al Festival de Cine de San Sebastián. La pareja queda prendada del festival, así como de la belleza y encanto de España y la fantasía del mundo del cine. Ella tiene un affaire con un brillante director de cine francés y él se enamora de una bella española residente en la ciudad".

En su reparto, actores internacionales y nacionales como Elena Anaya, Louis Garrel, Gina Gershon, Sergi López, Wally Shawn y Cristoph Waltz.

Mediapro produjo previamente otros filmes del director como Medianoche en París, Conocerás al hombre de tus sueños o Vicky Cristina Barcelona.

Sin editorial para sus memorias

Woody Allen ha encontrado productora para su última película después de que las editoriales le dieran la espalda con sus memorias.

Durante el último año, Woody Allen no ha encontrado editorial, ya que prefieren no trabajar con el cineasta después de que el movimiento #MeToo volviera a centrar la atención en las acusaciones de abusos sexuales en su contra, según The New York Times.

Ejecutivos de diversas editoriales dijeron al diario que un representante de Allen ofreció el libro a sus empresas, que no hicieron ninguna oferta, principalmente por la publicidad negativa que habría generado su publicación.

Algunos editores se negaron directamente a leer el manuscrito, según esas fuentes, algunas de las cuales consideran "tóxica" la posibilidad de trabajar con el director estadounidense.

La falta de interés de las editoriales por sus memorias subraya la caída en desgracia de Allen, que ha visto cómo buena parte del mundo del cine se distanciaba de él tras el estallido del #MeToo.

En los últimos años, Dylan Farrow, hija adoptiva del cineasta, ha acusado reiteradamente al cineasta de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 7 años.

La acusación, que Allen siempre ha negado, ya había salido a la luz en 1992, en medio de la tormentosa separación del actor y director y su pareja, Mia Farrow, y aunque se investigó, nunca se presentaron cargos.

En 2014, con el cineasta nominado a los Óscar, Dylan Farrow (que entonces tenía 28 años) revivió la cuestión con una carta abierta en la que detalló cómo Allen supuestamente abusó de ella cuando era niña y las secuelas que aquello le dejó.

Allen, además, vio cómo los estudios de Amazon rompían un acuerdo para producir cuatro nuevas películas y ahora está envuelto en una batalla judicial con la empresa, a la que reclama 68 millones de dólares por no cumplir lo pactado.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2019 - 19:15 h

Descubre nuestras apps