eldiario.es

Menú

Cultura

La radio en tiempos de desastre: prevenir, formar, salvar vidas

- PUBLICIDAD -
La radio en tiempos de desastre: prevenir, formar, salvar vidas

La radio en tiempos de desastre: prevenir, formar, salvar vidas

Rápida y eficaz, la radio se ha convertido en un elemento imprescindible para prevenir, formar y salvar vidas en catástrofes y situaciones de riesgo humanitario, en particular para transmitir mensajes masivos que llegan a poblaciones remotas o aisladas, y así lo reconoce este año la Unesco.

Hoy se celebra el quinto Día Mundial de este medio, con el lema "La radio en tiempos de desastre y emergencia".

"En este día, hacemos un llamamiento a las autoridades públicas y los agentes de desarrollo y la acción humanitaria para que refuercen los lazos entre la radio y la respuestas de emergencia", ha instado la directora general de la Unesco, Irina Bokova.

De este modo, la voz de las víctimas, los equipos de socorro y los periodistas será "de vida y de esperanza".

La directora de Cooperación Internacional de Cruz Roja Española, María Alcázar, ha explicado a Efe que se recurre tanto a emisoras de alcance nacional, sobre todo en emergencias muy grandes, como a emisoras locales en otras ocasiones.

Cruz Roja trabaja en proyectos de formación y sensibilización para que esas emisoras se impliquen en la transmisión de mensajes determinados y de la manera adecuada en casos concretos, como ha ocurrido en África occidental en el caso del ébola.

Asimismo, se trabaja con las comunidades locales en los denominados sistemas de "alerta temprana", para prever huracanes o inundaciones por lluvias abundantes y anticiparse a las consecuencias para los habitantes por medio de emisiones radiofónicas.

En comunidades rurales se usa la radio no solo como receptor de información, sino también como transmisor, para comunicarse con las autoridades y servicios de emergencia y aportar datos de la evolución del riesgo de catástrofe o de las consecuencias.

"A veces, el sistema de telefonía móvil se cae en un primer momento y, sin embargo, la radio suele seguir funcionando", argumenta Alcázar.

El uso mayoritario de radio es preventivo en el sentido de que, cuando la catástrofe se ha producido, pueden enviarse mensajes sobre adónde se puede trasladar la población, con indicaciones diversas.

En el caso del ébola, la radio también se ha convertido en una herramienta "muy poderosa" para prevenir el consumo de animales infectados o hábitos poco saludables.

En América, Cruz Roja ha colaborado con emisoras en la formación de personal local para presentar la información de manera adecuada, por ejemplo sin alarmismos innecesarios.

Acción contra el Hambre también se ha unido hoy a la reivindicación del papel de la radio, "tanto en la alerta y respuesta ante desastres y emergencias como a la hora de ganar batallas al hambre".

En un comunicado, esta ONG ha recalcado que la radio es el principal medio de comunicación para movilizar a la población tras un desastre, ya que las autoridades y organizaciones recurren a ella para indicar las zonas seguras de evacuación, dar instrucciones a la población o indicar los puntos de distribución de la ayuda.

"Su bajo coste, la facilidad para transportar un transistor a pilas y el enorme alcance de la onda corta y la onda media facilita enormemente su acceso y es el primer elemento al que recurre la población para responder a este tipo de situaciones", ha apuntado Didier Vergès, responsable de Prevención y Resiliencia de Acción contra el Hambre.

"Es también un magnífico medio para movilizar y canalizar la solidaridad de los ciudadanos en todo el mundo hacia las víctimas de un desastre", ha añadido esta ONG.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha