Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El turismo idiomático, colapsado por el COVID-19, da el año por perdido

Fotografía cedida por María del Carmen Timor, presidenta de la Federación de Escuelas de Español como Lengua Extranjera (FEDELE).

EFE

Madrid —

1

Las escuelas de español para extranjeros son uno de los sectores del turismo y la educación más afectados por la crisis del coronavirus y tratan de sortear la situación mediante la enseñanza online, pero expertos consultados por Efe reconocen que es una medida que pierde efectividad a largo plazo.

Las medidas de prevención frente a la pandemia del coronavirus como el confinamiento y el cierre de fronteras afecta de forma directa al turismo idiomático, es decir, a las escuelas de español para extranjeros en España, un sector que se nutre del turismo y se ve obligado a cancelar sus clases.

“En febrero comenzaron a llegar las cancelaciones para marzo y abril”, explica a Efe María del Carmen Timor, presidenta de FEDELE (Federación de Escuelas de Español en España), con 102 escuelas distribuidas en el territorio nacional.

Desde entonces, las cancelaciones han crecido de forma “masiva”, generando un pronóstico pesimista de cara a este 2020: “las previsiones para este año son nefastas, lo damos totalmente por perdido”, apunta Timor, quien detalla que julio y agosto son los meses más fuertes para el turismo lingüístico en zonas como Barcelona, Valencia y Andalucía, gracias al “turismo de playa”.

Según el sondeo de FEDELE en 2019, 138.000 estudiantes extranjeros visitaron España por al menos dos semanas y realizaron “un gasto estimado de 600 euros por semana” ya que al pago de los cursos de idioma se suman el alojamiento, la comida y las visitas culturales.

Además de la situación de España frente a la pandemia, el origen de los estudiantes internacionales consumidores de turismo idiomático “empeora directamente la situación”, puesto que según detalla Timor, la mayor parte de alumnos que han venido a España desde 2015 proceden de Italia, seguidos por Alemania y Reino Unido.

Como solución temporal para intentar minimizar el impacto, las escuelas se han acogido a un ERTE, han cerrado sus puertas y se han implantado modalidades de enseñanza online, una alternativa que puede servir para parchear la situación, pero que es “insuficiente”.

“Desde hace dos años utilizamos la modalidad online de forma complementaria, pero estas semanas hemos observado que por sí sola no funciona. Durante los primeros días tras el cierre de escuelas la experiencia fue fatal, la mayor parte de nuestros alumnos han decidido posponer sus clases hasta que la situación se normalice”, apostilla.

Y es que según resalta Timor, el turismo idiomático no es únicamente el aprendizaje de una lengua sino también de la cultura del país, que es un aliciente añadido: “Desde hace años nuestros profesores, filólogos expertos en cultura, se han dado cuenta de que los extranjeros quieren vivir la experiencia que brinda la cultura de un país y de su lengua”.

“El turismo lingüístico lo formamos escuelas que nacimos para recibir a la gente y proporcionarles la experiencia de la lengua, por lo que, para este tipo de enseñanza, la modalidad online no es suficiente, aunque pueda verse incrementada en otros modelos”, resalta Timor.

Una afirmación en la que coincide Rebeca Ricoy, gerente de marketing de Duolingo, aplicación destinada al aprendizaje de idiomas, quien detalla que en marzo en España han observado “un incremento del 109 % de usuarios”, porcentaje que comenzó a aumentar desde el día 9, antes de que el confinamiento entrase en vigor, para crecer de forma significativa a partir del 30 de marzo.

Respecto a la evolución de la situación, Timor explica que los peores meses serán los estivales, una afirmación en la que coincide José Miguel Sánchez Llorente, delegado de Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca, universidad que más alumnos extranjeros recibe en España, provenientes en su mayoría de Estados Unidos y China.

“Nuestros alumnos son de largo recorrido; permanecen en España un periodo mínimo de cuatro meses e incluso de un año, por lo que muchos de ellos pasan aquí el confinamiento. El problema vendrá cuando lleguen julio y agosto, meses en los que tendría que llegar una nueva oleada de estudiantes”, detalla.

Sánchez Llorente espera que este perfil de estudiantes vuelva a “crecer en cifras en octubre, aunque se mantenga muy alejado de la normalidad”, un pronóstico que trata de observar con positividad observando el reflejo de China, que ha empezado a abrir las puertas de sus universidades.

María Muñoz

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats