eldiario.es

9

La Diputación de Valencia pagó un millón de euros al socio de un alto funcionario de Rus del área de Cultura

Las empresas de José María Gutiérrez Barrero y de varios de sus familiares recibieron 1,1 millones en contratos

El empresario fue socio de José Luis Pinotti, número tres del área de Cultura de la Diputación, de la que era responsable María Jesús Puchalt, hoy imputada en Taula

José Luis Pinotti (enmarcado en rojo) y Antonio Lis (en amarillo) en un acto de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá en Las Naves

José Luis Pinotti (enmarcado en rojo) y Antonio Lis (en amarillo) en un acto de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá en Las Naves

El empresario José María Gutiérrez Barrero y varios de sus familiares recibieron 1,1 millones de euros en contratos menores y en adjudicaciones a dedo del área de Cultura de la Diputación de Valencia mientras Alfonso Rus era presidente. El empresario compartió, entre 2004 y 2009, una mercantil con el director del Servicio de Producción Cultural de la institución provincial, José Luis Pinotti. Gutiérrez Barrero fue apoderado de Zametro SL, una empresa dedicada a negocios de restauración actualmente extinguida, mientras que el número tres del área de Cultura era administrador único.

El empresario mantiene, junto a Juan Carlos Gutiérrez Barrero y José Gutiérrez Bueno, varias firmas dedicadas a la producción cultural que obtuvieron entre contratos menores, contratos negociados sin publicidad (a dedo) y pequeñas facturas 1,1 millones de euros del área de Cultura de la Diputación de Valencia, de la cual Pinotti fue en la época del Partido Popular un auténtico pilar, según apuntan varias fuentes de la institución provincial.  

Entre 2006 y 2010, cuando Pinotti dirigía el Servicio de Asistencia y Recursos Culturales (SARC), la empresa Producciones Artísticas Orange SL, de la que Gutiérrez Barrero era administrador solidario, facturó 766.341 euros al área de Cultura, según la documentación en poder de este diario. En 2011, la Diputación destituyó a Pinotti que pasó a ser jefe del servicio de Turismo Cultural.

Dos años después, Pinotti regresa de la mano de Antonio Lis, un histórico del PP en la Diputación, como jefe del Servicio de Producción Cultural, un puesto de nueva creación. Así, entre 2014 y 2015 las empresas de Gutiérrez Barrero y sus familiares reciben 339.542 euros en varios contratos menores y en procedimientos negociados sin publicidad. En total, el grupo de empresas de su socio recibió 1,1 millones. 

Según fuentes de la institución provincial, en aquella última época, Pinotti "centraliza toda la gestión del área de Cultura" y "casi todo se gestiona con contratos menores, algún negociado sin publicidad y facturas sueltas". Durante la última legislatura de Rus al frente de la Diputación de Valencia, la diputada del Partido Popular María Jesús Puchalt, asumió las competencias de Cultura. Puchalt, imputada en el caso Taula, publicó tras su retirada de la política una novela romántica. 

En 2015, con el cambio de gobierno en la Diputación y con el telón de fondo del caso Taula, los nuevos responsables de PSPV, Compromís, València en Comú y Esquerra Unida, desplazaron de la primera fila a significados responsables de la era Rus, algo que muchos de los afectados tildan de "purga". José Luis Pinotti fue enviado al almacén bibliográfico que la Institució Alfons el Magnànim, de la que depende orgánicamente, mantiene en Bétera, donde ha permanecido estos cuatro años.

Desde allí respondió a las preguntas de eldiario.es sobre los contratos de su ex socio. Asegura que "no hay nada que ocultar" y no entiende que se esté dudando de su honorabilidad. "Yo gestionaba seis millones de euros anualmente", sostiene Pinotti quien también reconoce: "me pude haber equivocado al haber aceptado la sociedad con él". "Con el 80% de los contratistas mantengo una relación de amistad en el día de hoy sin ningún problema", apostilla.

José Luis Pinotti, de origen argentino, entró en la Diputación a finales de la década de 1980 de la mano del entonces vicepresidente primero de Diputación y alcalde socialista de l'Alcúdia dels Crespins, Vicent Vercher. En 1997, tras la llegada del PP a las instituciones autonómicas valencianas, Pinotti pidió a Vercher que le diera de baja de la agrupación socialista en una carta a la que ha tenido acceso este diario. "He comprendido que la estructura de un partido político no es la fórmula en que yo deseo adquirir mi compromiso ciudadano", explicó en la misiva. 

A partir de ese momento se adaptó a los nuevos tiempos de hegemonía total del Partido Popular, según apuntan diversas fuentes de la institución provincial, hasta que en 2015 los conservadores valencianos perdieron la Diputación de Valencia tras el escándalo del caso Taula. Sin embargo, fuentes cercanas a Pinotti aseguran que "no pintaba nada en el PP", donde tenía "defensores pero muchos detractores". "El mundo de Rus le era bastante contrario", aseguran dichas fuentes. Antes de la histórica debacle del PP en 2015 asistió, junto a Antonio Lis, a un acto de presentación del programa cultural de Rita Barberá en Las Naves. 

"Desde hace cuatro años hay quien está intentando minar mi honestidad. No cometí ningún fraude", asegura Pinotti desde su nuevo destino en Bétera. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha