eldiario.es

9

Vila-real exporta su modelo de mediación policial para solucionar conflictos

Argentina, Brasil o Panamá son algunos de los países que aplican las técnicas pioneras de los policías castellonenses

La unidad, dirigida por Rosana Gallardo, forma a agentes nacionales e internacionales en la resolución de disputas vecinales

El éxito de la Umepol alcanza el 92% y mejora la calidad de vida de los ciudadanos al evitar los procesos judiciales

La inspectora Gallardo, responsable de la Umepol, impartiendo un curso a policías de Panamá

La inspectora Gallardo, responsable de la Umepol, impartiendo un curso a policías de Panamá

“Es una técnica que utiliza la Policía Local para ayudar a las personas a resolver de la mejor manera y más rápida posible las situaciones de conflicto que surgen de la convivencia diaria, evitando largos y penosos procesos penales, que terminan rompiendo relaciones”. Con este propósito nació en 2004 la Unidad de Mediación Policial (Umepol) en Vila-real. Más de 12 años después se ha convertido en un referente nacional e internacional, exportando su modelo a países como Argentina, Brasil o Panamá. Y no sólo eso. La localidad castellonense se ha especializado en la formación de agentes, tanto españoles como extranjeros. Incluso, se ha consolidado como capital Iberoaméricana al celebrar de forma bianual un congreso que reúne a más de 400 profesionales.

Sólo en Vila-real el grado de resolución de las disputas familiares o vecinales alcanza el 92%. Así, en un plazo inferior a los 60 días las partes alcanzan una solución, siempre que existe una predisposición previa. De los procesos tratados, un 51% concluye con la redacción de un acuerdo escrito, mientras que el otro 49% finaliza con un pacto de palabras entre los reclamantes y reclamados. Por tanto, se esquiva la vía judicial que, además de sus consecuencias económicas, supone una ruptura afectiva.

Rosana Gallardo, en calidad deresponsable de la Unidad de Mediación de la Policía Local, imparte cursos y charlas desde hace años. Como explica en sus diversos tutoriales, “la mediación policial implica comunicación no verbal, asertividad e inteligencia emocional”. En definitiva, mediante “la prevención de la violencia y la gestión de los conflictos se mejora la calidad de vida de los ciudadanos”, subraya. Para ello, como añade, “en el momento de intervenir cobra mayor importancia el ir al fondo del problema”.

Los métodos de la Umepol son tan pioneros que han inspirado a la Universitat Jaume I de Castellón para crear una cátedra específica de mediación policial. El objetivo radica en extender el conocimiento en sus áreas de influencia a través de actividades de investigación, formación y promoción, destinadas a mejorar la convivencia ciudadana a través de soluciones pacíficas y la gestión de conflictos mediante los Servicios Públicos de Policía.

De este modo, la cátedra se propone estudiar la mediación policial, su contexto jurídico, y su impacto socio-económico, ser un centro de formación e investigación y fomentar las áreas de integración de los jóvenes y su entorno en la cultura de la paz.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha