eldiario.es

9

Empresarios y particulares solidarios contra el COVID-19 que no quieren publicidad

Empresarios se ofrecen a la Diputación de Alicante, a la Generalitat Valenciana y a ayuntamientos para donar su dinero y ponen como condición que no se hagan públicos sus nombres, mientras algunos particulares que tejen mascarillas con sus máquinas de coser o viseras protectoras con sus impresoras 3D: son la otra ola solidaria, la silenciosa, para combatir el COVID-19

Sanitarias de Dolores agradecen a las mujeres del municipio su ayuda contra el COVID-19.

Sanitarias de Dolores agradecen a las mujeres del municipio su ayuda contra el COVID-19.

A principios de semana, un empresario se puso en contacto con la Diputación de Alicante para donar a esta institución, a la Conselleria de Sanitat y a los ayuntamientos alicantinos una importante suma de dinero para que compren material sanitario. Su única condición, según fuentes del gobierno provincial, era que no se desvelara su nombre ni el de su empresa.

Más allá de los casos mediáticos que se suceden estos días, de grandes, medianos o pequeños empresarios que han dado a conocer a través de redes sociales o de sus gabinetes de comunicación sus aportaciones a la causa contra el COVID-19, existe una ola silenciosa de solidaridad del mundo empresarial y también de particulares que han pedido a las administraciones, y también para este artículo, que no se les haga publicidad.

“Se nos han dirigido dos empresarios en concreto en los últimos días para contarnos que van a comprar material sanitario para nuestros hospitales y que necesitan del Ayuntamiento para hacer de intermediarios”, explica el alcalde Elche, Carlos González. Como con el misterioso empresario de la Diputación, estos dos hombres solo han puesto el requisito de la discreción.

“Una empresa nos ha donado 140 almohadas y no quiere aparecer; otro empresario ha donado casi cien colchones para los albergues de Alicante y Elche, y una cofradía de Elche que me ha insistido en que no diga su nombre nos ha dado casi mil euros para que compráramos lo que consideráramos para el albergue”, explica Antonio Tarí, responsable de la organización sin ánimo de lucro DYA en Elche.

Otros consistorios como el de Dolores, en la Vega Baja, tampoco dan abasto con tantas donaciones anónimas.  “Hemos dado las gracias a varios empresarios que nos han donado material para desinfectar las calles, el cual ya está siendo esparcido por agricultores con sus tractores”, relata el alcalde Joaquín Hernández. Han pedido no desvelar sus nombres”.

Si bien la red solidaria está siendo amplia entre todos los ayuntamientos consultados, se da la circunstancia de que en varios de ellos la ayuda solidaria se ha transformado en notas de prensa o comunicados, en algunos casos dados a conocer por el propio alcalde de turno para agradecer la buena acción de empresarios con nombres y apellidos.

Particulares sin nombres

También hay otros Ayuntamientos, como el de Alcoi, donde además de las donaciones de empresarios, conocidas por ser públicas, “abundan sobre todo las de particulares”, reconoce el portavoz del equipo de Gobierno, Jordi Martínez.

Una circunstancia que se está extendiendo a lo largo y ancho de la geografía española, la de personas que, desde sus casas, están coordinando ayuda, haciendo donaciones económicas o directamente enfrascadas en estos días en realizar mascarillas de manera rudimentaria.

Este medio ya contó, hace dos semanas, uno de los primeros casos, el de aparadoras de Petrer y Elda que han respondido de manera masiva al llamamiento del departamento del hospital para hacer mascarillas para sanitarios y enfermos de coronavirus con la ayuda del Ayuntamiento y de empresas.

Después de esta noticia, otras aparadoras de localidades de tradición zapatera como Elche o Dolores les han seguido la estela, recuerdan sus respectivos alcaldes. “Empresarios nos han dado material que llevamos a las amas de casa, cosen mascarillas y trajes para los profesionales sanitarios, los recogemos y se los entregamos a ellos”, explica Joaquín Hernández.

Igual que hay aparadoras que tienen su máquina de coser en casa, también hay profesoras y profesores que cuentan con una plastificadora o profesionales del sector tecnológico que tienen su propia impresora 3D. Todos ellos llevan varios días “sin parar”, creando equipos de protección para personal sanitario caseros, nunca mejor dicho.

Se coordinan a través de la plataforma de mensajería Telegram entre municipios y en casos como el de Elche, con el nombre de 3D Makers, aglutinan ya a 207 miembros encargados de hacer viseras protectoras para sanitarios. De esta forma también se están dotando de protección la Policía Nacional en la provincia de Alicante, afirman fuentes del sindicato Jupol, ante la escasez de EPI (equipos de protección individual).

Estos e innumerables casos, como los vecinos que ayudan a las personas mayores de su entornos a hacer la compra o jóvenes que, ante la cancelación de clases, se quedan al cuidado de los menores del vecindario, conforman, junto con los empresarios anteriormente citados, la otra red que también rebosa solidaridad, aunque anónimamente.  

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha