eldiario.es

9

Un cambio en el Corredor Mediterráneo acortará 30 minutos el trayecto entre València-Barcelona en 2018

La ejecución del tramo Castellón-Vandellós del Corredor Mediterráneo se hará en finalmente en doble vía de ancho internacional.

El tercer carril de València a Castellón que permitirá la llegada del AVE a la capital de la Plana entrará en funcionamiento tras el verano.

El secretario de Estado, Julio Gómez Pomar, a la izquierda del presidente, Ximo Puig

El secretario de Estado, Julio Gómez Pomar, a la izquierda del presidente, Ximo Puig

"Las obras del Corredor Mediterráneo entre Murcia y la frontera francesa estarán acabadas a finales de 2019".

Este es el compromiso que ha adquirido este jueves el secretari de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez Pomar, ante el presidente del Consell, Ximo Puig y el coordinador europeo del Corredor Mediterráneo, Laurens Jan Brinkhorst, entre otras autoridades, en el marco de la jornada de trabajo sobre Nodos Urbanos i Regiones del Corredor Mediterráneo, que se celebra en València.

Pomar ha reafirmado así el compromiso del Gobierno que preside Mariano Rajoy con esta infraestructura: "En los últimos años se han invertido 13.500 millones de euros y hasta 2020 se van a invertir otros 3.123 millones en Catalunya, Comunitat Valencia, Murcia y Andalucía".

A continuación, el secretario de Estado ha desgranado el estado en el que se encuentran los diferentes tramos del Corredor y ha anunciado varias novedades como consecuencia de la resolución de tres contratos que permitirán modificar y mejorar el proyecto, según ha dicho, sin que se produzcan retrasos en las obras.

La principal consecuencia de los cambios será una reducción de 30 minutos del trayecto València-Barcelona en Euromed previsto para mediados de 2018.

Esta reducción será posible gracias a la finalización de la doble vía en ancho ibérico entre Tarragona y Vandellós a principio del años 2018 y a la ejecución del tramo Vandellós-Castellón en doble vía de ancho internacional.

En un principio, estaba previsto la ejecución de un tercer hilo sobre la doble vía de ancho ibérico existente en este tramo (Vandellós-Castellón), una solución que sí se ha adoptado para el tramo València-Castellón, pero que resulta poco operativa y técnicamente difícil de implementar.

Pomar ha explicado que la transición entre el tramo en ancho internacional y ancho ibérico se hará mediante traviesas polivalentes que admiten ambos anchos, lo mismo que los trenes Euromed, que son de ancho variable: "Las mercancías irán desde Vilaseca por tercer carril por el tramo de la costa de Tarragona, San Vicent de Calders hasta Castellbisbal".

Por otra parte, el secretario de Estado ha confirmado que el tercer carril instalado en una de las vías de València a Castellón, el cual permitirá la llegada del AVE a la capital de la Plana y que está ya en fase de pruebas, entrará en funcionamiento tras el verano, "en el tercer o cuarto trimestre de este año".

Además ha anunciado que también se instalará tercer carril en la otra vía para garantizar el buen servicio de Cercanías, ya que de lo contrario, al circular los trenes AVE y Cercanías por la única vía que cuenta con tercer hilo, había peligro de colapso.

Al respecto, el presidente del Consell, Ximo Puig, ha reivindicado también que todo el tráfico ferroviario que pase por la ciudad de València lo haga "en subterráneo", ya que de lo contrario, se creará un cuello que botella que atascará las circulaciones: "No queremos que València se convierta en el semáforo de Europa", ha advertido.

Por su parte, la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, ha comentado que estudiará con los técnicos los cambios en el Corredor anunciados por Pomar, y ha alertado de que los mismos podrían implicar retrasos en las obras.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha