Save the Children pide al Gobierno que dé visados a los sirios bloqueados a las puertas de Melilla

Una familia descansa en un parque de la ciudad marroquí de Nador, donde centos de refugiados sirios malviven a la espera de conseguir cruzar la frontera española. | Foto: Pedro Armestre - Save The Children

El bloqueo de cientos de sirios a las puertas de Melilla empieza a provocar las denuncias de ONG internacionales. La organización especializada en infancia Save The Children ha pedido al Gobierno español la emisión de visados humanitarios a los refugiados, "la mayoría niños", que se agolpan en la frontera de Marruecos y España ante la imposibilidad de cruzarla. Como publicó eldiario.es este domingo, la policía marroquí está ejerciendo como línea de contención, obstaculizando la entrada a Europa de cientos de personas que huyen de la guerra.

El bloqueo de la frontera Marruecos - España separa a decenas de familias sirias: "Volveremos a Siria"

El bloqueo de la frontera Marruecos - España separa a decenas de familias sirias: "Volveremos a Siria"

La ONG especializada en infancia destaca el gran número de niños que se encuentran entre los cientos de sirios que esperan en las ciudades marroquíes de Nador y Beni Enzar. "A lo largo de esta dura ruta, estos niños han estado expuestos al sufrimiento, al hambre y a la violencia. Es inadmisible que, en la frontera sur de Europa, se estén dando estas situaciones. El gobierno español tiene que agilizar la entrada de estas personas e incluirlas en el cupo de refugiados que le ha asignado la UE", afirma Andrés Conde, director general de Save the Children.

Los refugiados residen en hoteles o en parques de la ciudad marroquí de Nador o en los hostales y calles aledañas al puesto fronterizo de Beni Enzar. "Solo pasa quien puede pagar, y yo no puedo. Nuestro dinero se está acabando y ya no puedo costear un alojamiento para mí y para mi hijo", explicó Kalim a eldiario.es en los alrededores de la barrera que le impide llegar a España. Save The Children, que ha viajado al terreno para documentar esta situación, ha comprobado también las duras condiciones en las que se ven obligados a vivir los refugiados en Marruecos.

La precariedad en la que se ven obligados a vivir se suma a una de las pocas opciones con las que cuentan para asegurar su entrada en España: acceder a pagar a traficantes de personas para cruzar la frontera. Otra de las estrategias empleadas para llegar a Melilla es utilizar ropas típicas marroquíes para intentar despistar a la policía marroquí y pasar como un ciudadano de Marruecos. En estas tentativas, las familias pasan separadas para tener más oportunidades de éxito.

Esta situación está teniendo como consueciencia la separación de decenas de familias sirias a ambos lados de la frontera española. Es la situación que vive Alasha y su familia. Kalim se vio obligado a permanecer en Marruecos con su hijo de siete años, mientras que su mujer logró alcanzar Melilla de la mano de su pequeño de tres. "No sé cómo está mi niño, no sé lo que come, no sé si está llorando...", relató esta madre a eldiario.es. Esta es otra de las consecuencas del cierre de la frontera de España y Marruecos para los sirios que también ha destacado Save The Children en su comunicado. una realidad que también ha denunciado Save The Children.

"Diversas familias han explicado a Save the Children cómo están endeudadas y han tenido que elegir quién pasa primero de sus miembros a Melilla, dejando a otros en Nador", ha recordado la ONG. Por esta razón, solicita la actuación del Gobierno español mediante la emisión devisados humanitarios a estas personas. De esta forma, los cientos de sirios podría acceder a la protección internacional que ha prometido España para ellos, a través de la creación de oficinas de asilo en el puesto fronterizo de Beni Enzar, pero al que por ahora pueden acceder tan solo los que burlan el control marroquí, muchas veces gracias al pago de miles de euros a traficantes de personas.

La petición de Save The Children se une a la de otras ONG, como la Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR), que solicitó por carta a los ministerios de Interior y Exteriores la emisión de visados humanitarios a los refugiados que esperan entrar en Melilla desde Nador. Sin embargo, según ha confirmado CEAR a eldiario.es, no han recibido respuesta. La ONG Prodein es la primera que alertó del bloqueo de estas personas al otro lad de la valla melillense. Según detalla su director, José Palazón, se ha impuesto un "sistema de cuotas" por el cual Marruecos solo deja pasar a "20 o 25 personas".

Además, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha pedido a España que "garantice el acceso al territorio y a los procedimientos de asilo para las personas que necesitan protección internacional, sea cual sea su nacionalidad", ha afirmado Mª Jesús Vega, portavoz de Acnur en España. El organismo ha recogido, al igual que eldiario.es, los testimonios de demandantes de asilo que han logrado llegar a Melilla y denuncian pagos para cruzar la frontera marroquí con España.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2015 - 14:26 h

Descubre nuestras apps

stats