eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Airbnb aclara que de momento seguirá sin dar datos fiscales de sus clientes a la Hacienda española

La nueva política de datos de la plataforma afectará solo a las jurisdicciones en que Airbnb facilite el cobro y transferencia del Impuesto sobre el Alojamiento, algo que no ocurre en España 

Inicialmente se interpretó erróneamente que la medida afectaría a todos los países donde trabaja Airbnb

El Gobierno tiene previsto publicar próximamente una orden ministerial para obligar a este tipo de plataformas a compartir sus datos con Hacienda

Más de 310.000 viajeros se hospedarán en Semana Santa en España con Airbnb

Más de 310.000 viajeros se hospedan en Semana Santa en España con Airbnb EFE

Airbnb va a seguir sin dar de oficio a Hacienda los datos fiscales de sus clientes en España (anfitriones y huéspedes), como se interpretó erróneamente por el cambio de su política de privacidad. Según ha aclarado la plataforma a eldiario.es, se refiere tan solo a las jurisdicciones en las que Airbnb recauda los "Impuestos sobre el Alojamiento" en nombre del anfitrión y entrega la cantidad a la autoridad fiscal correspondiente en el momento en que se cobren las tarifas por anuncio. En concreto, esto ocurre en lugares, como Ámsterdam, Portland y San Francisco, Lisboa, Oporto o más de 50 ciudades de Francia, como Burdeos, Toulouse o Lyon. En España solo entrega los datos de sus usuarios requerimiento judicial mediante.

Algunas informaciones periodísticas, incluido este diario, interpretaron inicialmente por error que los cambios que se ponen en marcha a partir del 25 de mayo afectarían a todos los países en los que opera la plataforma, incluido España.

Precisamente Hacienda va a publicar próximamente una orden para recibir datos trimestrales sobre clientes de Airbnb y plataformas similares. "No son cambios específicos al decreto de Hacienda en España, y el posicionamiento de Airbnb para este tema sigue siendo el mismo. Airbnb está de acuerdo con la CNMC y la ACCO (que creen que dar estos datos distorsionaría la competencia) en que la ley propuesta es confusa e impracticable, ya que muchos de los datos que se requieren no están relacionados con impuestos, y otros datos no están disponibles para plataformas como Airbnb", defienden fuentes de la plataforma.

El pasado diciembre el Gobierno aprobó un real decreto por el que los intermediarios de arrendamientos turísticos, como las plataformas colaborativas Airbnb o HomeAway, deberán enviar información a la Agencia Tributaria a partir del 1 de julio de 2018, y tendrán hasta final de ese año para remitir los datos relativos al primer semestre. 

La medida, que está pendiente de la publicación en el BOE de la correspondiente orden ministerial, implica que las personas o entidades que intermedien viviendas con fines turísticos estarán obligadas a presentar trimestralmente una declaración informativa.

Según el borrador de la orden, que está colgado de la página de Hacienda y que aún es susceptible de modificaciones, el modelo deberá contener la identificación del titular o titulares de la vivienda, la identificación del inmueble, el número de días de disfrute de la vivienda y el importe percibido.

De manera voluntaria (para evitar eventuales posteriores requerimientos de información) deberá ofrecer el número de contrato en virtud del cual el declarante intermedia en la cesión de uso de la vivienda, la fecha de intermediación en la operación y la identificación del medio de pago utilizado (transferencia, tarjeta de crédito o débito u otro medio de pago).

Nuevos términos de privacidad

Los nuevos términos de privacidad que se aplicarán en los territorios citados inicialmente implican que los usuarios de la plataforma de alquiler vacacional "nos otorgan autorización de manera expresa, sin mediar notificación adicional, para divulgar datos de los anfitriones y huéspedes y demás información relativa a ambos o a sus transacciones, reservas, alojamientos e impuestos sobre el alojamiento a las agencias tributarias pertinentes, incluidos entre otros datos el nombre del anfitrión o del huésped, las direcciones del anuncio, fechas e importes de transacciones, NIF/CIF e información de contacto, así como el importe de impuestos que los anfitriones hayan recibido de los huéspedes (o que estos adeuden a los primeros)".

Hace tres años que la Agencia Tributaria lleva a cabo una campaña específica sobre alquiler turístico, cuyas ganancias se deben incorporar en la declaración de la renta. En 2017 se enviaron 136.000 avisos a contribuyentes de la obligación de declarar esta actividad. Desde que comenzaron estas campañas, los rendimientos de capital inmobiliario declarados en la renta han crecido un 40%.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha