Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Codorníu espera que se arregle la situación política y no haya boicot

EFE

Barcelona —

0

El director general del grupo Codorníu Raventós, Javier Pagés, espera que la crisis política en Cataluña se solucione y que esta situación no provoque un boicot contra el cava catalán.

En declaraciones a la prensa, Pagés ha asegurado que es “optimista” y que confía en que, a pesar de las dificultades, “las cosas se arreglarán y no se dañará la economía”.

El directivo, que junto a la presidenta del grupo vitivinícola, Mar Raventós, ha presentado Ars Collecta, su colección de cavas de alto prestigio, se ha mostrado confiado asimismo en que no haya un boicot contra el cava de cara a estas próximas navidades, la temporada de mayores ventas del sector.

“El cliente busca un producto de calidad y entendemos que los consumidores son fieles a la marca y haremos todo lo posible para que sigan consumiéndola”, ha declarado el director general de Codorníu Raventós, que ha decidido trasladar su sede social de Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) a Haro (La Rioja) por la situación política en Cataluña.

Pagés ha señalado que esta medida se adoptó “para garantizar la seguridad jurídica” de la compañía, pero no ha querido entrar en más detalles.

El ejecutivo ha admitido que es “un momento difícil” para las empresas y para la economía, que necesita certezas, pero ha recordado que Codorníu existe desde 1551 y que ha atravesado situaciones adversas en otras ocasiones que siempre ha acabado superando, por lo que confía en que también esta vez “la situación mejorará”.

Codorníu Raventós se dedica a la elaboración de vinos y cavas y cuenta con diez bodegas en toda España: Codorníu, Raimat, Legaris, Bach, Scala Dei, Abadia de Poblet, Bodegas Bilbainas, Nuviana, Artesa y Septima.

La firma, que en los últimos años ha sufrido el boicot a los productos catalanes, está presente en más de 100 países y tiene más de 3.000 hectáreas de viñedo en propiedad y un equipo formado por más de 800 personas.

El grupo alcanzó en 2015 unos ingresos de 233,5 millones de euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats