eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los contratos de formación crecen un 73% después de precarizar más sus condiciones

Desde que el Gobierno flexibilizó aún más su apliación, los contratos de formación no han dejado de extenderse

Los datos muestran que también se emplean en mayores de 29 años

El Gobierno permitirá firmar contratos de formación no vinculados a certificados hasta finales de 2014

Los contratos de formación han crecido desde el año pasado. EUROPA PRESS

Tener más de 30 años, un contrato ligado a formación y cobrar 483 euros es posible. A comienzos de año, el Gobierno flexibilizó aún más las condiciones de los contratos de formación y, según los datos, los cambios han funcionado: mientras la contratación apenas crece, en noviembre este tipo de contratos se habían disparado un 73% respecto al año anterior.

Entre 2009 y 2012, se hacían una media de 60.000 contratos de formación al año. En todo 2012, por ejemplo, se registraron 60.578. Sin embargo, en lo que llevamos de año ya se han hecho 95.115 contratos de formación, un 63% más que en todo 2012.

Si en 2007, este tipo de contratos representaban un 0,5%, en 2013, con cinco millones menos de contratos nuevos registrados, ya suponen un 0,7%.

Los datos sobre el número de contratos formativos que se convierten en indefinidos muestran que su uso se está dando, sobre todo, en jóvenes de entre 20 y 24 años, pero también en mayores de 29 años. Puede darse el caso de jóvenes que son contratados a los 30 años y que, por tanto, pueden permanecer hasta los 33 con este tipo de relación laboral (dos años ordinarios más otro de prórroga).

En noviembre, 207 contratos de prácticas se convirtieron en indefinidos: 8 entre menores de 20 años, 127 entre jóvenes de 20 a 24 años, 62 en la franja de entre 25 a 29 años, y 10 entre trabajadores de entre 30 y 44 años.

Fue en febrero cuando el Gobierno anunció cambios en los contratos de formación: amplió el límite de edad hasta los 30 años (mientras el paro no descienda del 15%, algo que no sucederá en años) y permitió que una misma empresa pueda hacer varios de estos contratos consecutivos a un mismo trabajador, siempre que la formación a la que estén ligados sea diferente. Sin embargo, no hace falta que esta formación esté vinculada al puesto de trabajo que se va a desempeñar, basta, por ejemplo, con un curso de informática o idiomas en centros autorizados para impartirlos o en la propia empresa.

Bajos salarios

Bajo estas premisas, los trabajadores hacen una jornada laboral de entre el 75% y el 85% de la marcada en convenio, y cobran un salario que oscila entre el 60% y el 80% del estipulado, y que no puede ser inferior al salario mínimo interprofesional (SMI) en proporción al tiempo trabajado. Aunque muchos convenios colectivos marcan salarios más elevados que el SMI, en el caso de que este se aplique, un trabajador con un contrato de formación podría estar cobrando 483 euros por una jornada de 30 horas semanales.

Los sindicatos confirman que las medidas que introdujo el Gobierno para flexibilizar este tipo de contratación han tenido mucho que ver en que su uso se dispare. Recuerdan también que este contrato está fuertemente bonificado: durante toda su vigencia, las empresas tienen derecho a una reducción de entre el 75% y 100% de sus cuotas a la Seguridad Social en función de su tamaño.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha