DATOS

La crisis del coronavirus deja 282.891 desempleados más en abril hasta un total de 3,8 millones de personas paradas

Un hombre protegido con mascarilla camina delante de una Oficina de Empleo, un día después de que el Gobierno de España anunciara las medidas de desescalada por la pandemia del coronavirus
  • En abril se siguió destruyendo empleo, 49.000 puestos de trabajo entre el primer y último día del mes, pero mucho menos que el batacazo vivido en marzo

Abril suele traer buenas noticias al mercado laboral español. Se crea empleo y baja el número de parados registrados. Pero este año no. La crisis del coronavirus ha traído consigo cifras récord de pérdida de empleo, con 548.093 afiliados medios menos respecto a marzo (cuya primera mitad no estuvo afectado por la pandemia), y aumento del paro registrado en 282.891 personas. El total de personas desempleadas apuntadas a las oficinas públicas de empleo alcanza las 3.831.203 personas.

La crisis del coronavirus destruyó 900.000 empleos en la última quincena de marzo y supuso la mayor subida histórica del paro

La crisis del coronavirus destruyó 900.000 empleos en la última quincena de marzo y supuso la mayor subida histórica del paro

El secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, ha recordado esta mañana que el gran aumento del desempleo registrado se debe sobre todo a las personas que quedaron en paro a finales de marzo. A lo largo de abril, este incremento ha disminuido, ha explicado.

En términos absolutos, el paro registrado aumentó en abril sobre todo en el sector Servicios, que registra 219.128 desempleados más, lo que supone un incremento del 8,76% respecto a marzo. En la industria sube en 26.832 personas (8,92%), en la construcción se incrementa en 25.055 (7,84%), en la agricultura en 4.015 (2,52%). En el colectivo Sin Empleo Anterior aumenta en 7.861 personas (2,95%).



3,4 millones de personas en ERTE

La emergencia de la COVID-19 también ha provocado un máximo histórico de las personas que están cobrando prestaciones por desempleo, un total de 5.197.451 según los datos provisionales, debido enorme número de ERTE tramitados, de los que se "ha reconocido la práctica totalidad" de los que han llegado al SEPE durante el mes de abril, indican en el Ministerio de Trabajo.

La Seguridad Social ha informado de que, a 30 de abril, 3.386.785 afiliados estaban afectados por un ERTE de suspensión total o parcial, de los que el 91% estaban inmersas en ERTE por fuerza mayor. La ministra de Trabajo ha informado esta tarde en el Senado de que el número de prestaciones de desempleo pendientes de tramitar este abril alcanzan "escasamente las 300.000".

Hay que recordar que las personas incluidas en ERTE no computan como desempleadas en la estadística del paro registrado, de ahí también la gran diferencia entre las personas que cobran alguna prestación (5,2 millones) y el número de 3,8 millones parados.

Joaquín Pérez Rey ha apuntado que los ERTE sin tramitar son "muy pocos" y ha destacado la protección social habilitada por el Ejecutivo en esta emergencia, enfocada sobre todo al mantenimiento del empleo mediante estos expedientes temporales y que ha supuesto este récord de personas con acceso a la prestaciones por desempleo con un número muy inferior de parados respecto a la pasada crisis económica. Desde este martes 5 de mayo se pueden solicitar los subsidios creado para temporales y trabajadoras domésticas.

Además, el secretario de Estado ha adelantado que Trabajo está ultimando un acuerdo con bancos y cajas de ahorros para adelantar el pago de la prestación de desempleo de los ERTE pendientes, para que los afectados no tengan que esperar hasta el próximo abono en el mes de junio.



Se destruyó mucho menos empleo que en marzo

La pérdida de puestos de trabajo continuó en abril, pero con mucha menos intensidad que en marzo. La Seguridad Social insiste en que las cifras medias de afiliación que se suelen dar para medir la evolución del empleo no muestran con claridad los efectos de esta crisis. Según este dato medio, la afiliación bajó en 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo (-2,88%). En términos desestacionalizados, la pérdida de afiliación media en el mes es de 691.054 personas. Sin embargo, la primera mitad de marzo no estuvo afectada por la pandemia.

Así, la Seguridad Social ofrece el dato de destrucción de empleo en abril entre el primer y último día del mes. El sistema perdió 49.074 afiliados respecto al día 1, hasta dejar el número de personas afiliadas a la Seguridad Social el 30 de abril en de 18.396.362 trabajadores.



El Ministerio que dirige José Luis Escrivá destaca que estas 49.000 personas afiliadas menos contrastan con "la caída de marzo de 833.979 afiliados, que ascendió a 898.822 teniendo en cuenta únicamente desde el día 12, cuando se empezó a percibir el impacto de la COVID-19". El efecto de la pandemia de coronavirus en los dos meses (la evolución desde el 12 de marzo hasta final de abril) deja por tanto 947.896 trabajadores afiliados menos.

Los secretarios de Estado de Trabajo y de Seguridad Social han subrayado la importancia de los ERTE en que estas cifras de destrucción de empleo no hayan sido mayores, teniendo en cuenta el parón económico decretado al inicio de abril y el cierre de negocios clave para la creación de empleo en esta época del año, como la hostelería y todas las actividades ligadas al turismo. La Semana Santa no ha podido impulsar el mercado laboral como suele hacerlo, ha recordado Joaquín Pérez Rey: "Este abril es un abril robado al empleo".



El balance de afiliados solo en el mes de abril por sexos registra un descenso en el número de trabajadoras, de 56.815 afiliadas menos (con un total de 8.884.139), y un aumento entre los afiliados hombres, que sumaron 7.741 trabajadores, hasta los 10.130.352.

Por sectores, del día 1 de abril (tras el batacazo del empleo por el coronavirus) al día 30 del mes, la mayor destrucción de empleo se produjo en educación (-1,6%) y en el comercio al por menor (-1,26%). El secretario de Estado de la Seguridad Social, Ismael Arroyo, ha destacado el problema de gran temporalidad que mantiene el sector educativo en España, en el que no solo se encuentran los docentes en centros educativos, sino también el personal de limpieza, de comedor y los trabajadores de academias.

Por el contrario, la afiliación creció entre el 1 y el 30 de abril en la agricultura, ganadería y caza, y en servicios como la hostelería (2,5%) y la construcción (4%).

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2020 - 09:09 h

Descubre nuestras apps

stats