La crisis del coronavirus destruyó 900.000 empleos en la última quincena de marzo y supuso la mayor subida histórica del paro

Los datos de paro registrado de marzo marcan un máximo histórico en destrucción de empleo.

Batacazo del mercado laboral en marzo debido a la crisis del coronavirus. El paro registrado se disparó en 302.365 personas respecto al mes de febrero. Se trata del mayor aumento de desempleados en las oficinas públicas de empleo de la historia y, aun así, no reflejan del todo el descalabro que sufrió el mercado de trabajo. Las cifras de afiliación facilitadas por la Seguridad Social apuntan que el número de ocupados medios disminuyó en 243.469 personas en marzo, pero si se atiende al efecto del coronavirus la caída es muchísimo mayor. Desde el 12 al 31 de marzo, el saldo en la afiliación se desplomó en 898.822 personas.

Y después de los ERTE, ¿qué? El sector turístico avisa de que quizá no se recupere "nunca"

Y después de los ERTE, ¿qué? El sector turístico avisa de que quizá no se recupere "nunca"


La mayor caída de empleo de la historia en un mes

Variación de la afiliación a la Seguridad Social en el último día de cada mes respecto al anterior dato mensual

Fuente: Ministerio de Trabajo


Un imagen ilustrada por el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, muestra con claridad la magnitud del descalabro del empleo en este mes. En las dos últimas semanas de marzo, 14 días, se destruyeron esos casi 900.000 empleos, prácticamente los mismos que se eliminaron en 100 días de la pasada crisis económica, cuyo inicio se suele fijar en la quiebra de Lehman Brothers, en los cinco meses que van de octubre de 2008 a febrero de 2009. 

La Seguridad Social ha desglosado más los datos en este mes de marzo, aportando más información que las cifras de datos medios para poder detectar mejor los efectos de la crisis del Covid-19. "El impacto de la pandemia del coronavirus se empieza apreciar de forma notoria a partir del día 12 de marzo, por lo que el dato de afiliación media no refleja con rigor lo ocurrido en el conjunto del mes", explica el ministerio dirigido por José Luis Escrivá. En los primeros once días del mes, el empleo aún evolucionaba sumando afiliados, "en concreto, 64.843", apunta la Seguridad Social.

Así, el número de parados registrados en las oficinas públicas de empleo al final de mes se disparó a las 3.548.312 personas y el número de trabajadores se hundió el 31 de marzo hasta los 18.445.436 ocupados afiliados a la Seguridad Social. Si se compara con los afiliados respecto al último día del mes previo, no el promedio mensual, el saldo es de una pérdida de 833.979 afiliados.



La ministra de Trabajo ha destacado que  este mes, gracias a un acuerdo con las entidades bancarias por la crisis del coronavirus, los bancos adelantarán el pago de la prestación por desempleo a los primeros días del mes. "Este viernes muchas personas la recibirán", ha sostenido Yolanda Díaz, frente a la fecha fijada de manera ordinaria por el SEPE para el ingreso de estas prestaciones, que es el día 10 de cada mes. 

Los afectados por ERTE no figuran como parados

Los datos de los ERTE  (Expedientes de Regulación de Temporal de Empleo) han centrado gran parte de la rueda de prensa posterior al paro que han protagonizado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

Los trabajados afectados por ERTE  no figuran en las cifras oficiales de parados sino como ocupados dentro de los afiliados. Sus contratos de trabajo no están extinguidos, sino solo suspendidos, por lo que aunque las personas en estos expedientes pueden cobrar la prestación por desempleo no figuran en la estadística oficial del paro.

A falta del recuento oficial de ERTE de marzo, que publica periódicamente el Ministerio de Trabajo, la ministra Yolanda Díaz ha explicado que al menos hay unas 246.000 empresas que han presentado ERTE en el conjunto de las CCAA, aunque no todas han facilitado información al Ministerio de Trabajo.

Díaz ha destacado las que sí han remitido la información al Ejecutivo central: "País Vasco, Cantabria, Baleares, Castilla-La Mancha, Madrid, Valencia, Aragón, Castilla y León, Catalunya, la Rioja, Navarra y Asturias". Por tanto, estas cifras de ERTE no incluyen los expedientes que se han presentado en Andalucía, Galicia, Murcia, Extremadura y Canarias.

El número de trabajadores afectados por ERTE que ya tienen la prestación de desempleo tramitada es de unas 620.0000 personas, según ha explicado Yolanda Díaz, que ha destacado la "celeridad" de las oficinas públicas de empleo, que "han tramitado 98.000 prestaciones en las últimas 24 horas". 

Tanto Díaz como Escrivá han destacado que estos expedientes temporales han impedido la destrucción de puestos de trabajo. Los ministros han incidido en que la actual crisis es "extraordinaria" en número de afectados, pero también que esperan que sea temporal y que, cuando pase, se puede recuperar el empleo perdido. Aunque la extensión de esta crisis es aún incierta, Escrivá ha apuntado que estima que el mayor impacto en el empleo se haya producido en este mes de marzo y que en adelante se registren datos menos negativos en el mercado laboral. 

Yolanda Díaz ha destacado la tasa de cobertura de las personas en paro que reciben alguna prestación o subsidio, un 65% del total en el mes de febrero, el último disponible y, por tanto, que no muestra el efecto de la crisis del coronavirus. La cifra es un 5% superior que la de febrero de 2019, aunque inferior a la del mes anterior (66%).

El Gobierno ha aumentado la protección por desempleo en esta crisis: todos los trabajadores afectados por ERTE tienen derecho a paro, aunque no hubieran cotizado lo mínimo para ello, y se han creado subsidios extraordinarias para trabajadoras del hogar y empleados temporales. Además, se ha aprobado una prestación extraordinaria de cese de actividad (una especie de paro) para los trabajadores autónomos

Mayor destrucción de empleo temporal

Pese a que marzo suele ser favorable para el mercado laboral español, caiga o no la Semana Santa en este mes, los datos de afiliación y paro registrado de marzo ya se suponían muy malos debido a la crisis del coronavirus, que ha paralizado la actividad laboral a los mínimos esenciales, provocando ya desde mediados de mes que muchos negocios comerciales y de hostelería se vieran forzados a echar el cierre. 



Como adelantaron los sindicatos CCOO y UGT, donde más se ha perdido empleo es entre aquellos trabajadores con contratos temporales. En las cifras de la Seguridad Social a partir del 12 de marzo, que publica el Ministerio para detectar el impacto del Covid-19, "destaca con gran diferencia en la caída de la afiliación en los contratos temporales, un 17,30%", subraya el ministerio. El descenso en la ocupación ligada a contratos indefinidos es "del 1,92%". 

Las centrales sindicales denunciaron que, pese a que las empresas pueden incluir a los trabajadores temporales en los ERTE, muchas no lo estaban haciendo y estaban expulsando al paro a estos trabajadores. 

En este último periodo del mes, la caída del empleo también ha sido mayor entre los asalariados afiliados en el Régimen General de la Seguridad Social que entre los trabajadores autónomos. "En el Régimen General, la caída ha sido de 855.081 afiliados (-5,63%), mientras que el Régimen de Autónomos, de 40.877 (-1,25%)", explica el organismo público. 



Caída del empleo en las regiones más turísticas

Las cifras de afiliación desde el 12 de marzo también permiten situar en el mapa dónde está haciendo más daño el virus el términos de empleo. Las Comunidades Autónomas más afectadas tienen en principio algo en común: el gran peso del sector turístico, que teme una lenta recuperación después de la emergencia sanitaria

Las Comunidades Autónomas que experimentan una mayor caída de la afiliación en la última quincena del mes son Andalucía (-6,64%), Canarias (-6,24%), Región de Murcia (-5,07%) y la Comunidad Valenciana (-5,75%). 

Si se atiende a los sectores en este mismo plazo de tiempo, el que presenta una mayor pérdida de empleo desde el 12 de marzo es la Construcción (-17,08%). Cabe destacar que hasta el parón decretado por el Gobierno de la actividad productiva, limitándola solo a los servicios esenciales, la construcción era uno de los sectores que podía seguir funcionando durante el estado de alarma

A continuación, le siguen en destrucción de empleo la Hostelería (-14,27%), las Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (-8,91%), la Educación (-5,24%) y los Transporte y Almacenamiento (-4,76%). En cambio, la afiliación aumenta ligeramente en las Actividades Sanitarias, que ha crecido en 7.085 afiliados.

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2020 - 09:00 h

Descubre nuestras apps

stats