Rato vuelve a estar en nómina de Botín

Emilio Botín y Rodrigo Rato, antes la misa de clausura de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud de Madrid EFE/Juan Carlos Hidalgo

Rodrigo Rato ha encontrado empleo. Otro empleo. Después de haberse quedado en el paro en mayo del año pasado, (aunque a título personal el exdirector gerente del FMI tiene varias empresas con negocios variopintos), hoy ha saltado la noticia en varios medios de que el banquero vuelve al sector financiero. Emilio Botín ha llamado al otrora vicepresidente económico de Aznar para su consejo asesor internacional. Este empleo se suma a su puesto de asesor en Telefónica que le fichó a principios de este año.

Botín se casa con todos

Botín se casa con todos

Rato ya estuvo en este consejo en 2008, al poco de su regreso del Fondo Monetario Internacional. Según trascendió en aquel momento, el banquero cobraría alrededor de 200.000 euros anuales. No se sabe si la actual remuneración está en línea o también habrá sufrido la devaluación salarial propia de este periodo. Las numerosas acusaciones a las que se enfrenta en la Audiencia Nacional en el conocido como caso Bankia, no pesan en la alta retribución de este expolítico. Así, según El País, la labor de asesoría que desarrolla en Telefónica también estaría recompensada con 200.000 euros.

Antes de su llegada a Caja Madrid, Rato compaginó labores de asesoría financiera en varias entidades bancarias. Criteria (el hólding de empreas participadas de La Caixa) y Lazard (el banco de inversión que luego asesoró a Bankia para saltar a bolsa), fueron sus otros empleadores. Rato renunció a todos estos cargos al pasar a estar al frente de Caja Madrid en diciembre de 2009.

El órgano no ejecutivo del banco cántabro apoya al Consejo de Administración en el diseño, desarrollo y, en su caso, puesta en marcha de la estrategia global de la entidad, con la aportación de ideas y sugerencias sobre oportunidades de negocio. Este tipo de consejos se reúnen de media dos veces al año. El banquero, que pilotaba Bankia cuando sufrió el mayor rescate de la historia financiera de España y se defiende de los cargos de estafa o apropiación indebida, se codeará con otros grandes dirigentes empresariales en estos consejos.

En la actualidad, el organismo está presidido por Antonio Fernández, ex presidente del Grupo Modelo en México, e integrado por Bernard de Combret, presidente de Elf Trading Geneve; Carlos Fernández González, presidente y director General del Grupo Modelo en México; y Santiago Foncillas, ex presidente del Grupo Dragados. Ha habido algunas incorporaciones como Fernando Masaveu o Luis Alberto Salazar Simpson.

El banco rojo tiene especial querencia por fichar políticos. Así, en la cúpula directiva actual se sientan 16 consejeros, incluidos el patriarca Botín y sus hijos Ana Patricia y Javier. De los trece restantes, prácticamente la mitad han sido ministros o secretarios de Estado con gobiernos del PP, PSOE o UCD. Tras la última remodelación, dos de las tres vicepresidencias de la entidad están copadas por exaltos cargos del Gobierno. Matías Rodríguez Inciarte, ministro de la presidencia con Leopoldo Calvo Sotelo (UCD) y Guillermo de la Dehesa, Secretario de Estado de Economía en el Gobierno de Felipe González.

Como vocales, Botín ha elegido un grupo de consejeros con fuertes lazos políticos. Es el caso de Abel Matutes, ministro de Asuntos Exteriores con José María Aznar que compartió consejo de ministros con otra de sus colegas actuales, Isabel Tocino, que defendió la cartera de Agricultura con el Partido Popular.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats