Los sindicatos de inquilinos convocan una huelga de alquileres a partir del 1 de abril por la crisis del coronavirus

Mil personas al día avisan de que no podrán pagar el alquiler en abril
  • El llamamiento, que se mantendrá hasta que el Gobierno suspenda el pago para las personas afectadas, muestra el rechazo a la idea del Ejecutivo aprobar una línea de crédito, y el aplazamiento en los pagos

Los sindicatos de inquilinos llaman a la huelga de alquileres a partir del 1 de abril en toda España. La convocatoria para cesar en el pago de sus rentas a las personas afectadas económicamente por la crisis del coronavirus, a pequeños comerciantes y a autónomos se mantendrá hasta que sea el Gobierno el que suspenda estos pagos, aseguran las organizaciones en un comunicado difundido este lunes.

El Gobierno ultima un decreto con créditos y aplazamientos del alquiler para inquilinos vulnerables por el coronavirus

El Gobierno ultima un decreto para que los inquilinos vulnerables puedan aplazar hasta cuatro meses de alquiler

Aseguran que es "la única respuesta posible", toda vez que "las rentas inmobiliarias se siguen cobrando a precio de oro, como si la economía no se hubiera paralizado, y aboca a miles de personas a endeudarse para poder pagarlas". Según cálculos del portavoz del sindicato de inquilinas de Barcelona, Jaime Palomera, este próximo miércoles, millón y medio de personas no podrán pagar el alquiler de sus viviendas, locales comerciales y oficinas.

Recomiendan a las personas que se quieran unir a esta convocatoria que se pongan en contacto con los sindicatos a través de la página abierta al efecto. "Lo que estamos haciendo en primer lugar es organizar a todas las personas afectadas. Vamos a luchar políticamente pero también jurídicamente", explica Javier Gil, del sindicato de inquilinas de Madrid.

"Las consecuencias de un impago de miles de hogares bajo un paraguas común y con una caja de resistencia (que en pocas hora ya suma varios miles de euros) serán siempre más positivas que las consecuencias de afrontar un impago en soledad, que es a lo que se está condenando a mucha gente", señala por su parte Palomera. Y recuerda que en España, a diferencia de otros países como Estados Unidos, la huelga de alquileres aún no eestá reconocida en la legislación, "pero es una herramienta que históricamente ha servido para defender los derechos colectivos en lugares como Gran Canaria, Madrid o Barcelona".

Estas organizaciones rechazan las medidas para inquilinos que sopesa el Gobierno aprobar en próximos consejos de ministros (mañana martes se celebra el último del mes de marzo, recuerdan), y que incluyen el aplazamiento de la renta a las personas en situación de vulnerabilidad mensualmente, y mientras se puedan considerar en esa situación, hasta un máximo de cuatro meses. Luego, se prorratearía el pago de las cantidades dejadas de pagar en el plazo que se acuerde entre las partes, que deberá tener una duración mínima de doce meses.

Además, se contempla una línea de crédito para estos inquilinos con aval estatal del 100% a un plazo más largo que esos doce meses. Posteriormente se habilitarían ayudas públicas a los inquilinos que se mantengan en esta situación. La vicepresidencia que ocupa Pablo Iglesias es partidaria de la suspensión de los pagos, no el aplazamiento en supuestos de vulnerabilidad, por lo que el debate está abierto en el seno del Gobierno. Las organizaciones de inquilinos les acusan de abandonar a estas personas.

La exigencia de los sindicatos es que se suspenda el pago de los alquileres para las personas que han visto sus ingresos reducidos o los han perdido a causa de la crisis del coronavirus como "única manera de evitar otra crisis brutal". "Nos encontramos a tan solo 48 horas del día en el que miles de familias, pequeños comerciantes y autónomos afectados por la crisis del coronavirus se verán obligados a pagar alquileres inasumibles", advierten. "Si no cobramos, no pagamos. Si la economía productiva se para, la economía rentista también", subrayan.

Los impagos son inevitables desde el 1 de abril

En muchos casos, según su información por "miles de mensajes" recibidos los impagos son inevitables y se van a dar el 1 de abril independientemente de esta huelga. Por eso se han decidido a hacer esta convocatoria, como "respuesta colectiva" para que los afectados no actúen en solitario frente a deudas y desahucios.

"Si miles de personas nos negamos a pagar y lo hacemos bajo la cobertura de la huelga y de un mismo movimiento, nadie podrá hacer nada contra nosotras. En cambio, si afrontamos la situación de forma individual, terminaremos más pobres, con más deudas, y más vulnerables", aseguran.

Renta básica del Estado para pequeños arrendadores

En el caso de los pequeños propietarios que necesiten el ingreso del alquiler "para cubrir sus necesidades básicas", los sindicatos exigen que se establezca una renta básica del Estado. "Consideramos que las entidades financieras y los grandes arrendadores también tienen que colaborar ante esta situación, y que los costes de la crisis no pueden recaer en exclusiva sobre las familias y sobre el Estado", añaden.

Los sindicatos han abierto además una caja de resistencia "para dotar a las personas que se sumen a la huelga de una mayor cobertura colectiva".

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2020 - 10:06 h

Descubre nuestras apps

stats