Fibra + 5G, la pareja ganadora de la conectividad líder de Telefónica

Una mujer usando su ordenador en casa.

Lucía E.

Las redes son garantía de conectividad. Telefónica ha apostado al mismo nivel por un uso compartido de fibra y redes 5G, tecnologías que deben apoyarse y retroalimentarse. La compañía considera que es el binomio perfecto para una conectividad excelente.

Cuando más falta nos han hecho las redes, han estado aquí. En los meses más duros de la pandemia, las redes de telecomunicaciones hicieron posible que siguiéramos conectados y mantuviéramos nuestra rutina en los trabajos (cuando era posible) y los estudios. El mundo digital demostró que no solo transporta datos, sino que, sobre todo, transmite de manera fiel la propia vida y el día a día de las personas.

En este sentido, durante este periodo, las redes de Telefónica cumplieron de manera efectiva su misión. Entre otras cosas porque soportaron la tensión de un repunte histórico de la demanda, como la misión de la compañía, consistente en “hacer un mundo más humano conectando la vida de las personas”, explica Telefónica. 

Las redes, además, son el futuro, y se han convertido en un actor imprescindible de la digitalización. La capacidad trasformadora de esta digitalización requiere de redes de vanguardia que permitan sacar todo el partido a un mundo digital que ya existe y, sobre todo, a todo lo que aún está por venir ligado a él. 

“La conectividad de vanguardia representa un ingrediente fundamental en la digitalización, y Telefónica cuenta con las capacidades precisas para proporcionar ese ingrediente”, añaden. Si durante la pandemia han cobrado todo el sentido las inversiones realizadas en los años anteriores (ya que son las que, junto a una estrategia definida, hicieron posible que el sistema aguantara), ahora esas inversiones resultan igualmente capitales para que la digitalización despliegue todo su potencial. 

Lo que ocurre es que “detrás de una red sólida hay un compromiso inversor sostenido en el tiempo”, como destaca Telefónica. En este sentido, en torno al 50% de la inversión global acometida por Telefónica se destina a las redes ultrarrápidas: FTTH y 5G. Se trata de redes en constante evolución y a la vanguardia de la tecnología. 

26 millones de unidades inmobiliarias con fibra en España

A este respecto, el número de unidades inmobiliarias con fibra en España superaban los 26 millones a cierre del pasado mes de junio. Esto supone una cobertura de más del 85%. Además, la compañía ha migrado alrededor del 80% de los clientes desde la banda ancha a la fibra. Tiene el objetivo de dejar a un lado el cobre en menos de cinco años, y de mejorar su red de fibra para impulsar el 5G.

Mientras tanto, en lo que respecta a la tecnología 5G, la compañía ha encendido ya su red 5G en cuatro mercados clave: España, Brasil, Reino Unido y Alemania. En España esta cobertura 5G alcanza ya al 80% de la población. De hecho, en diciembre del año pasado había conseguido ya sus objetivos de despliegue en el país. 

El impulso de la red 5G es un compromiso adoptado por la compañía con la sociedad y con la digitalización del país, dentro del pacto digital. El pasado septiembre, el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, destacaba que “la puesta en marcha de nuestra red de 5G es un salto de nivel hacia la hiperconectividad, que cambiará el futuro de España”.

Hay que destacar que, en la actualidad, Telefónica cuenta con la red móvil más grande de España, con 22.000 estaciones base. “Durante el primer semestre de 2021 el despliegue se ha centrado en completar la cobertura en las ciudades desplegadas el año pasado, y en llegar a las ciudades por encima de 20.000 habitantes, de modo que en la actualidad cuentan con acceso a la red 5G de Telefónica más de 1.300 municipios de todas las comunidades autónomas”, apunta la compañía.  

Conexión de grandes ciudades a pequeñas localidades

Además, esta conexión ha llegado a todas las capitales de provincia y ciudades autónomas, al 100% de las ciudades con más de 50.000 habitantes, y al 98% de las de más de 20.000 habitantes, así como a localidades pequeñas de todas las comunidades autónomas. 

Entre otros motivos, esto es posible gracias a que la compañía se encuentra a la vanguardia, proporcionando cobertura 5G gracias a las últimas generaciones de equipos radio que permiten el doble uso 4G y 5G en las actuales bandas de 1800 y 2100 MHz. El objetivo es llevar la nueva tecnología al máximo de población desde el primer momento. “Así actualmente la red 5G de Telefónica en España combina el despliegue 5G NSA (Non Stand Alone) y DSS (Dynamic Spectrum Sharing)”, especifica Telefónica. 

Por otro lado, a las bandas utilizadas hasta ahora, se unirá pronto la banda de 700MHz, cuya subasta se resolvió el pasado 21 de julio. Telefónica resultó adjudicataria de dos bloques, de 10 MHz cada uno. Así, la empresa podrá desplegar una cobertura más extensa, mayor penetración en interiores, y universalizar algunas de las características de las comunicaciones 5G, como es la baja latencia. 

“En definitiva, la unión de la amplia red de fibra con todo el potencial del 5G va a permitir a la compañía consolidar su liderazgo en conectividad”, sentencia. Esa conjunción de ambas será imprescindible para consolidar el camino de la transformación digital

Etiquetas
Publicado el
4 de agosto de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats