Más rapidez y menos atascos: por qué usar una scooter para moverse por la ciudad

Un hombre conduciendo una motocicleta.

Las grandes ciudades han visto como, durante los últimos años, el tráfico de sus calles no ha dejado de crecer. Pese a que la mayoría de los ayuntamientos de nuestro país se encuentran inmersos en una lucha por encontrar la fórmula perfecta que les permita imprimir diferentes mejoras para convertir a sus calles en espacios mucho más amigables para pasear y desplazarse, la realidad es que todavía queda un largo camino por recorrer. La alta densidad de vehículos ha empujado a los ciudadanos a buscar alternativas que les permitan cubrir sus desplazamientos sin tener que perder parte de la jornada en interminables atascos.

Este contexto ha terminado por posicionar a las scooters como una de las mejores fórmulas para cubrir todas las necesidades en términos de movilidad urbana. Para moverse con total tranquilidad por la ciudad con este tipo de vehículos, la mejor opción es contar con un seguros pensados para scooters, con las coberturas adaptadas a sus características y evitando pagar por extras innecesarios.

Una apuesta por la rapidez

Una de las principales ventajas que encontramos en el uso de las scooters frente al resto de opciones existentes en el mercado es la rapidez con la que permite cubrir

los desplazamientos urbanos. Al contrario de lo que ocurre con un coche o con motos de mayor tamaño, las scooters cubren cualquier distancia en el mínimo tiempo posible. Una solución que permite evitar los interminables atascos que se suelen formar en los puntos más céntricos o en las principales arterias de los grandes núcleos urbanos.

Cubriendo las áreas que no alcanza el transporte público

Pese a que el transporte público ha experimentado un importante desarrollo durante los últimos años, todas las ciudades cuentan actualmente con diferentes tramos que no están cubiertos por el mismo o que, en caso de estarlo, no es un trayecto cómodo a realizar.

Por ello, el uso de una scooter es una de las mejores soluciones por las que podemos optar para cubrir cualquier trayecto, con independencia de su naturaleza. En aquellos casos en los que nuestro barrio no cuenta con una buena conexión hasta nuestro trabajo o centro de estudios, podremos recurrir a las scooters para poder llevar a cabo el desplazamiento en el menor tiempo posible.

Adiós a los problemas de aparcamiento

Junto con el tráfico, los problemas de aparcamiento son otro de los desafíos más habituales a los que nos tenemos que enfrentar cuando optamos por usar el coche como medio de transporte. La mayoría de las ciudades de nuestro país se encuentran en un proceso de reconversión de sus espacios públicos, para que éstos sean mucho más amigables para pasear. Una situación que ha provocado la disminución de los sitios disponibles para aparcar, especialmente en los cascos urbanos.

Con una motocicleta no tendremos que perder tiempo en buscar un aparcamiento que, en muchos casos, obliga a realizar desplazamientos extra. Gracias a la sencillez que proporciona en el momento de aparcar, se puede encontrar una amplia variedad de opciones que permitirá cubrir el desplazamiento de puerta a puerta sin ningún tipo de molestia.

Una solución económica

Comprar una motocicleta suele ser una opción más económica que optar por un vehículo. Actualmente en el mercado se ofrece una amplia variedad de marcas con catálogos lo suficientemente heterogéneos para encontrar una opción con la que cubra todas las necesidades.

Por norma general, el precio medio de las scooters resulta inferior al de un automóvil. Además, existen multitud de opciones en términos de financiación que pueden ayudarnos a que la compra resulte mucho más sencilla de afrontar.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats