Teletrabajo y vacaciones: cinco maneras de hacerlo posible

Pareja teletrabajando en la naturaleza

La pandemia nos llevó de cabeza al teletrabajo. Algo que nos habíamos planteado como un modelo idílico para resolver nuestros problemas de conciliación personal y familiar se convirtió en una obligación incuestionable, que respondía (y sigue respondiendo todavía) a nuestro objetivo de frenar el virus.

Sin embargo, la experiencia llevó al Gobierno a desarrollar y aprobar el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia, una norma que regula de manera oficial el teletrabajo y que a estas alturas ya es de obligado cumplimento por parte de aquellas empresas y empleados que hayan decidido implantar esta modalidad de manera definitiva, ya sea a tiempo completo o parcial. 

Según Ferran Font, portavoz de pisos.com, una de las mayores revelaciones que nos ha hecho esta crisis es el incremento del interés en zonas turísticas y rurales, esto tiene que ver con la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar que nos plazca. De ahí que, ante la opción del teletrabajo, muchas personas se hayan mudado a sus destinos vacacionales favoritos para seguir desempeñando sus trabajos desde allí.

Pero, ¿cómo se gestionan teletrabajo y vacaciones al mismo tiempo? ¿De qué manera se pueden compatibilizar estos dos conceptos? Te ayudamos.

1. Establece una nueva rutina productiva

No siempre es posible encajar las vacaciones de todos los miembros de la familia, pero si teletrabajamos desde el apartamento en la playa, todo es más fácil. Pero ojo, para que las cosas salgan bien debemos establecer rutinas. Es importante tener claras cuáles son los hábitos de la familia en vacaciones, para crear unos horarios que nos permitan trabajar y disfrutar del tiempo con ellos a la vez.

Si la resta de miembros de la familia no tienen prisa por levantarse muy temprano, podemos aprovechar esas horas de tranquilidad por la mañana para desempeñar nuestro trabajo. Si estamos solos o en pareja, podremos operar más libremente, pero hay que tener claro que el tiempo ganado por la mañana repercutirá en tiempo disponible en otras franjas del día, en que podremos salir a pasear, disfrutar de la playa, hacer turismo o sencillamente descansar.

 2. Asegúrate de tener todas las tecnologías

Tras el confinamiento, la nueva demanda de vivienda se ha materializado en un mayor interés por las zonas rurales y la España vaciada, con una mayor búsqueda de primeras y segundas residencias en destinos en los que la demanda estaba más estancada. Y es que probablemente haya pocos placeres comparables a desayunar rodeado de naturaleza o ponerse a teclear con el sonido de los pájaros como compañía. Sin embargo, el teletrabajo exige tecnología.

Antes de marcharte con las maletas a un destino rural inhóspito, asegúrate de tener todo lo que necesitas. ¿Lo principal? Una conexión decente, que no es fácil conseguir en según qué poblaciones. Haz todas las consultas y verificaciones necesarias con los distintos operadores, para así disfrutar del teletrabajo en vacaciones con total tranquilidad.

3. Habilita un espacio específico para trabajar

Te hemos hablado de rutinas productivas, pero solo hemos hecho referencia a la organización y los horarios. Otra cuestión importante tiene que ver con los espacios. Al igual que lo hacías en casa, es conveniente habilitar una oficina o despacho específicos para trabajar. Lo ideal sería emplear una habitación que quede libre, aunque no siempre es posible, especialmente si pasamos las vacaciones en un apartamento pequeño. En este caso hay que encontrar soluciones, que pasan por el entendimiento y la negociación con el resto de miembros de la familia.

Esto no significa que, si hace un buen día, no puedas salir al jardín, a la terraza o desplazarte hasta una cafetería cercana, que te permita disfrutar de esos días de bendita excepcionalidad. En cualquier caso, intenta conjugar tiempo y espacios para desarrollar tu trabajo con la máxima eficiencia y contar con horas libres para disfrutar del tiempo personal o familiar. 

 4. Delimita bien los horarios

Cuando te encuentres en tu destino vacacional, te darás cuenta de lo mucho que te gusta estar allí y de la cantidad de cosas que puedes hacer para darle la vuelta a tu rutina. Por eso es tan importante delimitar bien los horarios de trabajo y de ocio. No vas a estar todo el año aquí, así que debes aprovechar el momento. Establece una rutina para trabajar que puedas cumplir eficazmente y, a partir de ahí, disfruta de tu tiempo de ocio con el mismo rigor horario con el que trabajas.

Estar en este lugar privilegiado, aunque te toque teletrabajar, será una oportunidad única. Verás como al final aprovechas al máximo tanto el tiempo de trabajo como el tiempo de ocio.

5. Piensa en la seguridad

Las empresas deben tomarse muy en serio la seguridad en tiempos de teletrabajo. Los cibercriminales están más al acecho que nunca, de modo que es conveniente ofrecer unas directrices básicas a los empleados, desarrollando sistemas que protejan a la empresa ante posibles ataques. De ahí que muchas organizaciones hayan empezado a trabajar duro en este sentido, a través de tecnologías como BYOD (Bring Your Own Dispositive), con las que los empleados pueden seguir usando sus propios dispositivos. Para ello deben contar con barreras de seguridad sólidas, de las que debe hacerse responsable la empresa.

Aun así, es imprescindible disponer de redes seguras en el hogar vacacional y evitar conectarse a redes públicas de hoteles, casas rurales, establecimientos de ocio, restaurantes, cafeterías… puesto que son la principal vía de entrada de los atacantes.

Con estos cinco consejos ya estás listo para salir a teletrabajar en vacaciones. ¿A qué estás esperando para hacer las maletas?

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2021 - 05:00 h

Descubre nuestras apps

stats