eldiario.es

9
Menú

Andalucía Andalucía

Andalucía Orienta Almería y Sevilla: una mano cuando "ya no sabes qué hacer"

Una cooperativa creada por un inmigrante venezolano en Almería o la reincorporación al mercado laboral con 54 años, algunas de las gestiones de este servicio

Entre los objetivos de las técnicas está trabajar para que la autoestima se mantenga alta a pesar de estar un tiempo prolongado en desempleo

Andalucía Orienta es una red de profesionales que brindan orientación laboral y comparten información sobre empleo, becas o formación

- PUBLICIDAD -
Una de las reuniones grupales destinadas a valorar la situación de las personas que acuden a este servicio.

Una de las reuniones grupales destinadas a valorar la situación de las personas que acuden a este servicio.

Juan Mateu Petit  cogió un avión el pasado verano para cruzar medio mundo en busca de un futuro mejor desde su Venezuela natal. Con su mujer y sus dos hijos llegó a Almería, y ahí comenzó la dura labor de encontrar trabajo. Su referente fue Cristina, una técnica del servicio Andalucía Orienta de  FAECTA  a la que se encomendó para salir de su situación de desempleo, y dos meses después ya funcionaba la cooperativa que ha puesto en marcha.

Tras obtener tarjeta de demanda de empleo, se inició con él lo que se llama "un itinerario personalizado de inserción con el objetivo de mejorar la empleabilidad", teniendo en cuenta su formación y que ha ejercido como profesor de universidad durante más de 18 años en su país, además de no tener homologada su formación en España.

Por ello, el trabajo empezó casi desde cero. "Cristina se portó muy bien desde el principio, me ayudó a mejor el currículum, a hacerlo más atractivo, me dio varias opciones para aplicar, y todo salió perfecto".

Con todo, estuvo parado desde principios de junio hasta mediados de septiembre, hasta que creó una academia de Formación (Cooperativa) “Sciencie Gym Almería”, de la que dice que funciona "pero aún poco, poco, porque uno al principio va trabajando, es duro, pero cada mes es mejor que el anterior, y lo importante es caminar hacia adelante, no tener un éxito rápido, sino ir poco a poco avanzando".

Toda la vida de administrativa

A sus 36 años, su testimonio coincide casi con el de   Matilde Parras,  una mujer de 54 que se puso en manos del mismo servicio cuando el paro le llegó con 53, "tras trabajar toda mi vida como administrativa y en una biblioteca pública", de modo que acudió a este servicio, "donde la gente es encantadora, yo les pondría un 10".

Acudió al servicio de orientación laboral tras más de un año en desempleo y con serios problemas de autoestima por su situación personal tras un divorcio traumático y con pocas perspectivas de encontrar un nuevo empleo por su edad y la especialización que en la actualidad se requiere para desempeñar puestos de administrativo, ocupación en la que ella tiene la práctica totalidad de su experiencia laboral hace ya años.

Tras un primer entrenamiento en técnicas de búsqueda de empleo, y viendo la situación del mercado laboral, en el que se demandan perfiles muy distintos al que ella ofrece, optó por un reciclaje profesional, dando un giro de 180 grados a su perfil, consiguiendo finalmente empleo en una cooperativa de FAECTA:  Palacio Arboleas,  dedicada a la atención sociosanitaria.

"Estuve un año en desempleo, me dieron información, me ayudaron, porque después de ser administrativa toda mi vida, o trabajar en una biblioteca, no sabía qué hacer. En Andalucía Orienta me dijeron que salía un curso para cuidar a personas en una residencia, me lo dieron y he encontrado trabajo, haciendo sustituciones".

Ella define la situación de una mujer de su edad desempleada como "algo demencial, porque no hay nada, y siempre tenía la sensación de que por mi edad ya estaba descartada, porque había mandado miles de currículos y nada de nada, sin respuestas siquiera".

Víctima del ERE de Abengoa

Desde la Almería de Matilde, la historia viaja a la Sevilla de   Adelaida Riego Romera, que se quedó parada con 41 años tras ser secretaria de dirección y administrativa en varios sectores, destacando el sector de las energías renovables, la construcción y la alimentación.

Había trabajado en los departamentos de administración de compras de grandes multinacionales hasta que en 2017 le afectó el ERE de la multinacional sevillana  Abengoa.

En noviembre de 2017, acudió a los servicios de Andalucía Orienta, y se le ofreció un puesto de trabajo que había ofertado la propia FAECTA, porque encajaba en el perfil que se estaba demandando.

"Me libré del primer ERE de Abengoa en 2016, pero caí en el de 2017, y tras tantos años trabajando estás desorientada, y en el paro no me informaron de que existían los grupos de orientación, hasta que una amiga me dio que existía uno en La Alameda (Sevilla), gestionado por FAECTA, y estuvimos mirando el tema: cómo se podía enfocar mi formación, incluso sacar el título de consultor. Tenía problemas con el inglés, que piden el B2 para la mayoría de los títulos, pero siempre me animaron, me dijeron que una persona con mi formación no podía estar parada".

Curiosamente, el día que le dijeron que entraba a trabajar en FAECTA fue el mismo que la llamaron de otra empresa en la que había hecho una entrevista. Decidió quedarse en la primera para, entre otras cosas, poder conciliar su vida personal con la laboral, ya que tiene un niño de 4 años.

Se quedó parada el 30 de marzo de 2017 y volvió a trabajar el 18 de septiembre de 2018. "Aparte de que hay muchas entrevistas que te vetan por el tema de la edad, están las que te preguntan si tienes hijos, de modo que ya estás vetada dos veces, pero yo nunca pongo condiciones, todo me parece bien", explica, destacando el trabajo de las técnicas de Andalucía Orienta, de las que dice que "te ayudan a actualizar el currículum, e incluso ellas se encargan de hacer visitas ofreciendo a sus candidatas y facilitarlo todo".

"Trabajamos con todo tipo de casos"

Ruth Falcón,  Técnicas de Andalucía Orienta en Sevilla para FAECTA, psicóloga de formación como su compañera   Mariola Blanco, explica que "como orientadoras, generalmente atendemos a todo tipo de colectivos. Puede ser una mujer que abandona el mercado laboral por un despido o una causa voluntaria, los hay de muchos tipos, y lo que hacemos es atenderles y asesorarles en la búsqueda de empleo. En ocasiones son situaciones complicadas, por eso nuestro perfil es de psicólogas", cita.

Incluso, les orientan sobre la forma de afrontar una entrevista, "donde a las mujeres ya mayores les suelen preguntar si tienen hijos, cargas familiares, padres y madres en edades de cuidar, y hay que trabajar en cómo abordar preguntas como esas".

Mariola recuerda que trabajan "con una población muy variada, tras mucho tiempo trabajando en esto. La crisis se ha notado mucho, y hay gente muy preparada con profesiones que han sido buenas y bien cotizadas, que con cincuenta y tantos se ven en la calle rehaciendo su vida, y jóvenes que están preparados y no tienen oportunidades", explica.

Incluso, por su ubicación, les derivan a personas que se encuentran en el albergue cercano. "En algunos casos hay opciones de trabajar, en otras se reducen, depende de que haya programas de empleo. Hay veces que ves que el trabajo es de gran utilidad, porque das apoyo y cuando se está mucho tiempo en desempleo hay decaimiento y falta de autoestima. Es un trabajo más de apoyo e intentar mantener la motivación y los incentivos en la búsqueda de empleo", concluye.

Una red de profesionales

Globalmente, Andalucía Orienta es una red de profesionales que brindan orientación laboral y comparten información sobre empleo, becas, formación, etc. Estos profesionales son contratados por entidades colaboradoras de la   Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, y los son  en virtud de la subvención que el   Servicio Andaluz de Empleootorga en convocatoria pública y mediante concurrencia competitiva. Es el caso de FAECTA, que cuenta con oficinas abiertas al publico desde febrero de 2017. 

A las unidades de Andalucía Orienta puede llegarse bien derivados por el  SAE, de centros acogida, asociaciones, servicios comunitarios, servicios sociales, ayuntamientos, o por cuenta propia. Siempre solicitando cita previa para ser atendido convenientemente y de forma personalizada, y "con el único requisito de estar desempleado y tener la tarjeta de demanda de empleo", explican las técnicas especialistas. 

Las unidades de 'Andalucía Orienta' desarrollan dos procesos de ayuda a las personas desempleadas. La primera consiste en realizar asesorías individuales y entrevistas personales con las técnicas (la mayoría psicólogas) quienes, después de conocer cada caso, diseñan una estrategia personalizada para ayudar a las personas a reinsertarse en el mercado laboral.

El segundo proceso de ayuda se da a través de las sesiones grupales en las que se ofrece información sobre cómo y dónde encontrar un empleo. "El acompañamiento es flexible y el fin no es otro que impulsar el acceso al mercado laboral y  favorecer el desarrollo profesional", señalan portavoces de 'Andalucía Orienta’.

Además de la posibilidad de encontrar un empleo, las personas desempleadas pueden recibir asesoramiento en "el desarrollo de un itinerario de emprendimiento colectivo".

Con ello, cada vez que una técnica de 'Andalucía Orienta' detecta inquietudes empresariales de un usuario, este es derivado al personal de Faecta que le informa de las posibilidades de crear su propia cooperativa y del apoyo integral que puede recibir en todo ese proceso. Andalucía Orienta,FAECTA,Sevilla,Almería,

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha