eldiario.es

9

EXTREMADURA

Los gobiernos de Rajoy y Sánchez dieron una moratoria de dos años para no pagar los servicios ferroviarios

El ex ministro Íñigo de la Serna, y su sucesor socialista José Ábalos entienden que la Comunidad no pague por unos servicios deficitarios y objeto de convenio, pero que no tienen calidad.

El Parlamento regional rechaza la pretensión de Podemos de renegociar un nuevo convenio

Renfe Extremadura avería

Un tren Madrid-Extremadura-Huelva averiado, una de las muchas razones por las que no se paga a Renfe sus déficits

El último gobierno del PP de Mariano Rajoy, y el socialista actual de Pedro Sánchez, han dado a la Junta de Extremadura una moratoria de dos años sin pagar las nueve líneas ferroviarias interiores que son deficitarias pero declaradas obligación de servicio público (OSP), ya que entienden que su calidad no es la mínima exigible.

De esa manera la Hacienda regional ni pagó el año pasado los cuatro millones estipulados ni lo hará este 2019, según decisión de la Junta ratificada y apoyada por el Pacto por el Ferrocarril, suscrita por tanto no solo por el partido gobernante, el PSOE, sino por PP, Podemos y Ciudadanos; una decisión que los ministros de PP y PSOE han aceptado.

Podemos ha traído este jueves a debate en la Asamblea de Extremadura una propuesta para renegociar el convenio Junta-Renfe que viene de 2012, y que sea el Gobierno central el que lo pague todo, una propuesta que según PSOE y PP llega tarde ya que en realidad no se paga, y procede según reprocha el Partido Socialista de un partido que ha abandonado (el verano pasado) el Pacto Ferroviario por razones “poco claras”.

La diputada de Podemos Jara Romero ha recordado que desde 2012 determinadas líneas deficitarias fueron declaradas de servicio público, y objeto de un acuerdo Junta-Renfe para compartir ese déficit económico, a razón de cuatro millones anuales.

Jara Romero

Jara Romero defendiendo su propuesta

Son las relaciones Cáceres-Valencia de Alcántara, Plasencia-Cáceres, Badajoz-Cabeza del Buey, Badajoz-Villanueva de la Serena, Mérida-Villanueva, Mérida-Zafra, Cáceres-Llerena, Cáceres-Zafra y Cáceres-Mérida.

El acuerdo concluyó el 31 de diciembre de 2017 y no ha sido renovado, la Junta se negó a pagar y el anterior ministro de Fomento del PP, De la Serna, ratificado luego por el actual del PSOE Ábalos, admitieron la mala calidad del servicio y concedieron una moratoria de dos años sin pagar pero con los convoyes circulando.

Propuesta contradictoria

Podemos propone renegociar el acuerdo, con mayores exigencias, y que el Gobierno asuma todo el déficit. Para Víctor del Moral (PP) la propuesta es toda una contradicción pues a la vez dice no pagar, y negociar a la baja el importe que se abonaría en su momento.

Para el diputado socialista Francisco García, Podemos llega tarde, y sabiendo de la utilidad del Pacto lo abandonó en una actitud “irresponsable”, renunció por tanto a ejercer sus responsabilidades fiscalizadoras. Podemos alegó en su día que se iba porque no estaban plataformas sociales como Milana Bonita, colectivo que meses después ha dicho públicamente  que no desea formar parte de tal Pacto. Por qué no también movimientos sociales, “y vecinales”, ha ironizado el portavoz del PSOE.

Francisco García Blázquez

El diputado del PSOE Francisco García Blázquez

En medio de la protesta de Jara Romero, que cree que no se entendía su propuesta, el portavoz del PP y ex consejero de Fomento, Víctor del Moral, ha recordado que cuando ellos llegaron a la Junta se pagaban siete millones al año, que se rebajaron casi a la mitad, y además la Hacienda regional pagaba parte de las obras en infraestructuras a Adif.

No tiene sentido, añadía Del Moral, la idea de Podemos de firmar un convenio nuevo con Renfe, “ni pagar un euro hasta que mejore el servicio”.

La propuesta defendida por la podemista Jara Romero ha sido derrotada por 6 votos a favor, de su partido, 28 en contra (PP y Ciudadanos) y 30 abstenciones (PSOE).

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha