La portada de mañana
Acceder
CRÓNICA | Las fricciones del Gobierno pasan por Calviño, por Esther Palomera
Las 'falsas' terrazas cerradas son tan peligrosas para los contagios como los interiores
OPINIÓN | No es justicia para geeks, por Elisa Beni

Amaya Fernández, presidenta del PP vasco: "Con Alonso todas las encuestas nos daban una representación no inferior a siete escaños"

La presidenta del PP vasco, Amaya Fernández, en Bilbao

Amaya Fernández (Barakaldo, 1976) es la presidenta interina del PP vasco desde la abrupta salida de Alfonso Alonso, de quien era 'número dos'. En esta campaña electoral, esta devoradora de encuestas y estadísticas ha permanecido en un segundo plano ante el protagonismo que Génova ha concedido al candidato en las elecciones, el rescatado Carlos Iturgaiz, que ha orillado la línea política anterior. Fernández reivindica ese legado, un proyecto pegado a la "singularidad vasca". Y plantea una "reflexión" sobre el "hundimiento" electoral o sobre el peso de Ciudadanos en la coalición PP+Cs. Considera a Alonso el "mejor exponente del constitucionalismo" en Euskadi y asegura que los resultados podrían haber sido mejores con el exministro de candidato. Aunque los movimientos internos ya se han inciado e Iturgaiz se postula para liderar el partido, Fernández no se da por aludida.

El escrutinio definitivo en Euskadi otorga un escaño más a PP+Cs en Bizkaia en detrimento de EH Bildu

El escrutinio definitivo en Euskadi otorga un escaño más a PP+Cs en Bizkaia en detrimento de EH Bildu

Este viernes, en el escrutinio definitivo, la coalición de PP y Ciudadanos logró un escaño más y lo ha celebrado como un triunfo. ¿Se puede hacer una lectura triunfalista tras haber perdido tres escaños y más de la mitad de los votos?

La verdad es que fue una muy buena noticia y más teniendo en cuenta que recuperamos ese escaño en detrimento de EH Bildu, pero eso no empaña la necesaria reflexión que tenemos que hacer con relación a los resultados electorales del pasado domingo.

¿Fueron malos?

Bueno, es evidente que se produjo un retroceso, un hundimiento electoral, una pérdida importante de confianza. Desde un análisis realista, podemos poner las soluciones para recuperar la confianza y el espacio político que creo que un proyecto como el nuestro debe tener en la sociedad vasca.

Se dijo también que esto es una primera meta volante contra el Gobierno de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias, pero la realidad es que la coalición de PP y Ciudadanos está a cuatro escaños del PSE-EE y tiene los mismos que Elkarrekin Podemos-IU.

Es evidente que no se han cumplido los objetivos que se habían marcado con relación al proyecto constitucionalista. Por tanto, y desde la lealtad, con serenidad y con tranquilidad, sin ningún señalamiento personal, debemos buscar la actualización y el fortalecimiento de nuestro discurso para ofrecer en positivo una alternativa que sea capaz de aglutinar mayorías.

Antes de estas elecciones, Ciudadanos tenía cero cargos públicos en Euskadi. ¿Es proporcionado que de los seis escaños Ciudadanos tenga dos en el Parlamento?

El PP vasco es un partido con implantación en las principales instituciones vascas, también en el Parlamento.

La pregunta era sobre los cuatro escaños del PP y los dos de Ciudadanos en la coalición. ¿Ése es el peso real de Ciudadanos respecto al PP?

Tenemos que reconocer que hemos pasado de tener nueve parlamentarios a tener cuatro. Insisto en que será en ese espacio de reflexión y de análisis en el que tendremos que poner sobre la mesa todas esas cuestiones que tienen que ver con nuestra representación en el Parlamento y sobre lo que aspiramos a representar en el futuro de la sociedad vasca.

Si ha habido resultados malos, si ha habido caída de votos y de escaños, ¿de quién es la responsabilidad?

No creo en una reflexión en términos de buscar culpables o responsables. No va a ser eficaz de cara al objetivo que tenemos en el futuro. Renuncio de inicio a cualquier análisis en esos términos.

Es evidente que se produjo un retroceso, un hundimiento electoral, una pérdida importante de confianza

Amaya Fernández — Presidenta del PP vasco

¿Por qué la presidenta del PP vasco no ha ofrecido un solo mitin en la campaña electoral?

En esta campaña electoral se ha apostado por que la visibilidad la tengan los candidatos. Yo soy una persona que tengo toda la lealtad con el partido y que asumo el papel que me ha correspondido en esta campaña electoral con absoluta normalidad.

Pero, ¿quién ha decidido su papel?

Hay un planteamiento de campaña por el cual el protagonismo correspondía a los candidatos, que tenían que tener ese espacio de visibilidad para tener también penetración en la sociedad vasca con su discurso.

¿Iturgaiz era el candidato adecuado?

Como digo, más que en términos de personas tendremos que hablar y reflexionar. Desde la lealtad y entre todos

Voy a reformularlo. ¿Era mejor candidato Alfonso Alonso?

Ya dije antes de que fuese nombrado Carlos Iturgaiz lo que pensábamos la inmensa mayoría de la dirección del partido: el mejor exponente del constitucionalismo en Euskadi era Alfonso Alonso.

¿Y con Alonso los resultados habrían sido mejores?

Todas las encuestas oficiales que teníamos en Euskadi daban una representación no inferior a siete escaños.

¿Eso es un sí?

Yo creo que las encuestas dijeron lo que dijeron.

No se ha producido autocrítica o al menos no se ha escuchado públicamente. Lo que sí se ha oído es que Iturgaiz podría ser el próximo presidente del PP vasco.

Bueno… En este momento lo importante es pensar en qué podemos aportar cada uno al proyecto. Las ambiciones personales son secundarias y así es como la organización va a encarar esa reflexión que iniciaremos en las próximas semanas.

Pero. ¿puede ser presidente del PP vasco una persona que ha tenido un fracaso electoral tan reciente?

El congreso no está convocado. Respeto todas las declaraciones que puedan hacer mis compañeros y, en todo caso, cuando se convoque el congreso, cualquier afiliado que tenga los avales necesarios podrá presentarse.

El perfil elegido se pensó para contener el ascenso de Vox, y eso es algo que no se ha producido. Ha obtenido incluso un escaño por Álava. Por el contrario, las fugas de votos hacia el PNV se siguen produciendo.

En el análisis que la dirección del PP vasco realizó en los meses previos a la convocatoria de las elecciones autonómicas contábamos con eso. Teníamos claro que en Euskadi no había un problema de fuga de votos hacia esa opción. Eso nunca fue una de las preocupaciones.

Y entonces, ¿cómo se interpretan esos guiños a Vox que se han realizado desde la candidatura de Iturgaiz?

Creo que ninguna opción nacionalista y populista trae bienestar y progreso a las sociedades. Nuestro objetivo tiene que ser representar a esa mayoría social moderada, pragmática y que cree que la política es un instrumento para buscar el bienestar de las personas. Creo que eso es lo que sentimos la inmensa mayoría de la sociedad vasca.

En ese sentido, puso el ejemplo del PP de Galicia como una fórmula de “moderación”, de centralidad. ¿Eso es lo que necesita el PP en Euskadi?

En la convención que celebramos el pasado mes de septiembre nosotros ya pusimos las bases de un proyecto que reivindicaba desde la singularidad vasca una política de moderación. Una moderación entendida como una actitud que evita los extremismos, como un espacio donde concurren las diferentes visiones e intereses. Creo que ese es el camino de futuro por el que tenemos que transitar.

Pero la personas que lideraron esa convención, como Alfonso Alonso o Borja Sémper, ya no están en el partido. Por el contrario, personas que criticaron esa convención desde Madrid siguen teniendo mucho poder y siguen teniendo capacidad de decisión sobre los cambios en el PP vasco.

Necesitamos un proyecto de vascos para vascos, de Euskadi desde Euskadi. Y estoy absolutamente convencida de que en ese proyecto de futuro vamos a contar con la confianza y con la colaboración de la dirección nacional y del conjunto del partido.

¿Ha habido injerencias de Génova en estos meses posteriores a la convención? En las candidaturas o en el proceso electoral, por ejemplo.

Creo que tenemos que pensar en términos de futuro. El PP vasco es un partido que es mayor. Somos mayores. Estoy segura de que vamos a tener capacidad para fijar la estrategia, el proyecto y los equipos humanos,

¿Eso quiere decir que hasta ahora no se ha producido?

Insisto, no vamos a encontrar las soluciones pensando en la crítica. Las vamos a encontrar pensando en positivo.

Es usted la presidenta interina del PP vasco. ¿Le gustaría continuar en el cargo con todos los galones tras el congreso?

Es en lo último que estoy pensando en estos momentos. Tenemos que pensar en el proyecto común y, sobre todo, tenemos que pensar que en este momento en Euskadi tenemos una tasa de desempleo de más del 13%, que hay todavía 50.000 trabajadores vascos en ERTE y que las expectativas económicas y sociales de cara al inicio del curso político en septiembre son muy, muy difíciles. Tenemos que pensar en un PP vasco en la vanguardia del debate económico y social. Es ahí donde nos esperan los vascos. Hablando de nosotros mismos no podemos aportar las soluciones que la sociedad vasca necesita. Las ambiciones personales son absolutamente secundarias.

Lo preguntaba porque antes de las elecciones ya hubo algunos movimientos que cuestionaban su posición como presidenta.

Si han existido, no me he sentido aludida.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats