Bildarratz lamenta que los sindicatos vascos reciban con una huelga al consejero de Educación más dialogante "de la historia"

Jokin Bildarratz, en la toma de posesión de este martes

"No sé si ustedes habrán conocido en toda la historia del Gobierno vasco que a las 48 horas ya haya mantenido 10 reuniones con los diferentes sectores para escuchar y a su vez para trasladar cuál es nuestra actitud". El nuevo consejero vasco de Educación, Jokin Bildarratz, se ha presentado ante los medios de comunicación con su talante más dialogante -"todos" ha sido probablemente la palabra más empleada en su comparecencia- y ha dicho no entender que los sindicatos de la enseñanza le reciban con una huelga para el 15 de septiembre tras llevar apenas 72 horas al frente de una de las carteras clave de la Administración autonómica, si bien la convocatoria era previa a su designación.

La pandemia sigue estable en Euskadi pero no termina de marcar una clara tendencia a la baja

La pandemia sigue estable en Euskadi pero no termina de marcar una clara tendencia a la baja

"¿Qué aporta esta huelga al sistema educativo? Nada. ¿Quién sufre más esta huelga? El más débil, familias desestructuradas o jóvenes con entornos complicados. Esta huelga no ayuda en nada", ha recalcado Bildarratz a preguntas de los periodistas. Y ha añadido: "Después de seis meses en casa, otra vez a casa. ¿Es lo mejor para su educación?". A la movilización de los docentes se han adherido profesionales de comedores, limpieza o transporte escolar.

Según Bildarratz, no hay argumentos para una convocatoria de huelga porque Educación ya ha puesto tres medidas para paliar las dificultades que está suponiendo la vuelta a las aulas en plena pandemia, un proceso escalonado que aún no se ha completado ya que es a partir de la próxima semana cuando arranca el segundo ciclo de ESO y el Bachillerato, así como algunos ciclos de Formación Profesional. El consejero, que ha relevado a Cristina Uriarte en el cargo, ha hablado de la contratación de 1.000 profesionales de refuerzo y de negociar su distribución con los agentes sociales, de lograr para octubre un plan para garantizar el servicio de comedor a todas aquellas familias que lo necesiten y de aportar 87,2 millones en fondos extraordinarios. El titular de Educación ha enfatizado que seguirá con la mano tendida a la comunidad educativa, pero ha matizado que eso no significa que hable solamente con sindicatos sino que también lo hará con familias, directores, patronales y otros agentes del sector. Su mano tendida -ha repetido- "no es una pose".

Respecto a la afección de la COVID-19 en los centros, son una treintena los colegios en los que han aparecido casos en la primera semana, aunque el panorama cambia "momento a momento", según Bildarratz. De ellos, cuatro se hallan cerrados en Amezketa, Soraluze, Mungia y Zaldibar. El consejero ha querido destacar que el 80% de los contagios entre menores provienen de adultos porque la transmisión del coronavirus entre los pequeños es baja, según ha indicado. Eso sí, ha asumido que el "contagio cero no existe" y que el goteo de cierres parciales o totales de centros educativos será una constante en este arranque de curso 2020/2021.

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2020 - 17:58 h

Descubre nuestras apps

stats