La COVID-19 sigue llenando los hospitales vascos con 792 ingresados y más del 50% de ocupación en la UCI

Vista del hospital bilbaíno de Basurto.

La presión hospitalaria continúa al alza en Euskadi, que ha cerrado enero como el segundo mes de la pandemia con más casos de COVID-19 confirmados, 24.315. A la vuelta del fin de semana, son 792 las personas ingresadas en los hospitales vascos y 160 de ellas están graves en la UCI (más del 50% de las 312 camas habilitadas sin contar enfermos de otras patologías). Se ha superado ya en ambos casos los picos del mes de noviembre (674 y 146, respectivamente) y la previsión es que siga al alza al menos en las dos semanas siguientes a que deje de subir la incidencia diaria de positivos, algo que aún no se ha producido. El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) no ofrece datos del reflejo de esta situación en la mortalidad. Con todo, quedan aún lejos los registros de la pasada primavera (más de 2.000 hospitalizados y 232 en la UCI).

¿Quién mandó las vacunas a Santa Marina?

¿Quién mandó las vacunas a Santa Marina?

Euskadi no está derivando pacientes a la Sanidad privada en esta fase de la pandemia a diferencia de en la primera ola, cuando sí medicalizó hoteles y trasladó pacientes a clínicas privadas. En todo caso, sí está suspendiendo actividad quirúrgica programada por las tardes en varios hospitales, en concreto en Txagorritxu y Santiago en Vitoria y en Basurto, Galdakao y Cruces en Bizkaia.

La incidencia acumulada en Euskadi (casos por cada 100.000 habitantes en 14 días) sigue en niveles de alerta roja, con una tasa de 667. Es el 20% más que hace una semana. El territorio con más incidencia es Bizkaia (715) y el que menos Gipuzkoa (574). Las tres capitales también continúan en rojo, con tasas que superan los 800 en el caso de Bilbao y rozan los 700 en el de Vitoria, que no llegaron a esos números en noviembre. Con todo, el indicador más optimista es el R0, que mide la transmisibilidad del coronavirus, esto es, cuántos positivos origina cada infectado. Ha bajado a 1,03. Todavía es negativo el dato, ya que cada contagiado multiplica el Sars-Cov-2 en más de una persona, pero su tendencia es descendente y podría situarse en breve de nuevo por debajo de 1 semanas después.

Por el momento, el repunte se prolonga ya durante cinco semanas, que es la duración del pico anterior de otoño. Si se repite el patrón, está sería la semana de la 'meseta' que daría paso después a un descenso. Eso sí, entra en juego el factor de una posible expansión de la nueva variante más infecciosa detectada en origen en el Reino Unido y de la que se han confirmado 94 casos en Euskadi. Son 34 más que los confirmados hasta el pasado viernes.

En las últimas 24 horas se han notificado 952 nuevos casos de coronavirus con una tasa de positividad del 8,2%, superior a la media de la pasada semana y en los niveles de hace dos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya considera arriesgado cualquier porcentaje por encima del 5% y Europa incluso lo rebaja al 3-4%. Por territorios, los casos se reparten en 474 en Bizkaia, 317 en Gipuzkoa y 149 en Álava, mientras que hay doce personas o de fuera o sin residencia conocida diagnosticadas aquí. Un 34% presentaba síntomas en el momento de la toma de muestras.

Por edades, la única franja de edad en que baja la incidencia es la de los mayores de 80 años, el grupo con más riesgo de letalidad. Además, si la pasada semana se desbocó la incidencia de los 6 a los 12 años, ahora el foco principal son los adolescentes de 13 a 18 años. La tasa de incidencia casi duplica la que ya se considera de riesgo (500) y la pandemia crece en esas edades entre el 42% y el 56%. Ello tiene un reflejo directo en los centros escolares. Según el Departamento de Educación, hay 140 colegios con casos y son 210 las aulas clausuradas. Ningún centro está totalmente cerrado tras la reapertura de uno en Zestoa. La COVID-19 afecta al 1,20% del total de aulas no universitarias, el peor dato desde finales de septiembre.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats