EH Bildu ve “insuficientes” las medidas de Urkullu contra la crisis demográfica: “De aquellos polvos, esta natalidad”

Nerea Kortajarena, este miércoles en el Parlamento Vasco

EH Bildu, principal fuerza de la oposición, ha considerado “insuficientes” y “poco ambiciosas” las medidas presentadas en el Parlamento por el Gobierno de Iñigo Urkullu para afrontar esta crisis que tiene Euskadi por delante. Pese a que los partidos del Ejecutivo de coalición, PNV y PSE-EE, no han aplicado el rodillo de su mayoría parlamentaria y en esta ocasión se han pactado un puñado medidas con todos los grupos a excepción de Vox, la coalición abertzale, de cuya iniciativa ha surgido el debate monográfico de este miércoles, ha considerado que lo aprobado se queda muy debajo de lo que proponían. Es algo que también han señalado el resto de los partidos de la oposición. Además, la medida-estrella que ha salido de pleno monográfico no ha sido votada y había sido anunciada en la sesión matinal por el lehendakari: una “ayuda directa de 200 euros al mes por hijo o hija a cargo hasta los tres años”. EH Bildu, por ejemplo, pretendía que la ayuda por hijo fuera de 150 euros y se extendiera hasta los 18 años.

La coalición ha tirado de ironía para evaluar las propuestas del Ejecutivo. “Un poquito SloMo Mo Mo, ya vais”, ha resumido la parlamentaria Eraitz Saez de Egilaz, sobre el ritmo en la implantación de las medidas aludiendo al título de la canción que ha representado a España en Eurovisión. “De aquellos polvos, señor Urkullu, estas tasas de natalidad”, ha ironizado, por su parte, su colega Nerea Kortajarena, que ha añadido: “Creo que es muy importante que se entienda que las políticas natalistas han sido un fracaso y que ese no es el camino para abordar el reto que tenemos por delante”.

Kortajarena ha reconocido que el anuncio de una renta hasta los tres años es “un avance” -que “no desmerecemos”, ha apuntado-, pero ha considerado “insuficiente” y ha pedido que la medida se extienda hasta los 18 años. Kortajarena ha considerado que Urkullu ha usado las propuestas realizadas por la oposición, -Elkarrekin Podemos-IU también proponía una renta de 100 euros hasta los 18- “tras ridiculizarlas” y, encima, “se quedan cortas”. “Muchas veces la verdad suele tener como tres fases: primero se ridiculiza, luego se opone, diciendo que es inasumible, que no se puede realizar, y luego se asume como evidente”, ha señalado. En este sentido, ha considerado que “no está mal” que se esté en los planteamientos que hacen Unicef de la ayuda de 0 a 3 años de 200 euros. Sin embargo, ha recordado que hay otras propuestas como de Save the Children o de Hirukide -entidad de familias numerosas vascas- que plantean esas prestaciones universales también hasta los 18 años. Sobre vivienda, Kortajarena también ha criticado que no se apuesta por apoyar las ayudas a la emancipación, más allá del programa Gaztelagun: “A este paso va a acabar financiando la ayuda hasta los 50”, ha señalado.

No es el primer debate parlamentario en el que el Gobierno presenta medidas propias sin esperar a pactarlas con los grupos. Ocurrió, por ejemplo, el pasado mes de abril en el pleno monográfico para pactar medidas para paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania. En esa ocasión, el enfado de EH Bildu por haber “distorsionado” el funcionamiento del debate al presentar ya medidas propias sin esperar a las votaciones se tradujo en que la coalición abertzale se quedó fuera de todos los acuerdos. Algo que no ha pasado este miércoles.

La portavoz de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, ha reclamado medidas “justas y valientes” para facilitar que “aquellos que lo desean puedan traer vida a este mundo”. Por ello, ha considerado necesario que se “reconstruya el muy mermado estado social”, para “vencer la sensación de precarización que empieza a inundarlo todo” y que supone un obstáculo para la natalidad. Laura Garrido (PP+Cs) ha considerado que el Gobierno “va tarde” y que le ha pillado el toro. Y ha pedido al Ejecutivo que sea “más ambicioso”, ya que “hay margen de actuación” por los incrementos de recaudación y los remanentes presupuestarios, de unos 1.800 millones de euros. Por su parte, Amaia Martínez Grisaleña, de Vox, ha lamentado en su intervención la situación de las mujeres que supuestamente “se ven obligadas a abortar” y la de aquellas que quieren continuar con su embarazo pero para las que las formaciones progresistas no dedican “ni una sola palabra” para defender sus derechos.

Así han sido las votaciones

La sesión se ha cerrado con acuerdos del Gobierno a múltiples bandas, esto es, PNV y PSE-EE han aceptado propuestas tanto de la bancada de EH Bildu como de Elkarrekin Podemos-IU o PP+Cs. Con la principal fuerza de la oposición, por ejemplo, se ha acordado una resolución en la que se piden “partidas económicas suficientes” para abordar a cabo las propuestas contra la crisis demográfica que se prevean en la Estrategia 2030. Hay, además, un texto conjunto de los partidos del Ejecutivo con la coalición abertzale y con Elkarrekin Podemos-IU para definir legalmente la “monoparentalidad” y “monomarentalidad” y para combatir la “feminización” y la “infantilización” de la pobreza.

Con Elkarrekin Podemos-IU -aunque inicialmente iban a transarse más propuestas- ha habido un acuerdo para “impulsar” de la mano del “diálogo social” la “extensión progresiva a 18 semanas de los permisos de maternidad y paternidad”. También se plantea facilitar el establecimiento en Euskadi de personas migrantes en un contexto de falta de mano de obra y caída de los nacimientos autóctonos.

Con PP+Cs el Gobierno ha accedido a fijar objetivos más concretos, como que en 2030 se reduzca a 28 años la edad de emancipación, que ahora supera los 30 años y es de las más elevadas de Europa. Además, en esa fecha se confía en elevar la natalidad un 15%. Igualmente, se pide “revertir” la “tendencia al envejecimiento” y a la “despoblación” del medio rural. Igualmente, se insiste en la necesidad de sumar a los hombres a las prácticas de cuidados. PNV y PSE-EE han pactado con el único partido -junto con Vox- que no se sumó al pacto educativo conseguir que “a finales de 2023” la “gratuidad” de la enseñanza hasta los dos años para “crear condiciones” para la “conciliación”. EH Bildu, por ejemplo, había recordado en la tribuna que esta medida ya estaba prevista en esa reforma educativa y que sería deseable tenerla en marcha desde septiembre de 2022.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats