La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera

Euskadi permitirá reuniones de diez personas en Nochebuena pero restringirá a seis los encuentros de Nochevieja

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, y el viceconsejero, Iñaki Berraondo, a su llegada a la reunión de la mesa de crisis de este martes

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha cambiado la tradicional recepción navideña a la sociedad de cada año por una reunión extraordinaria de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria, en la que se sientan diferentes consejeros del Gobierno, los alcaldes de las capitales, los diputados generales y el delegado del Gobierno de España. Dos semanas después de acordar la flexibilización de algunas restricciones de cara a las festividades navideñas y cuatro días después de ratificarlas, Euskadi ha optado por diferenciar el tratamiento de las celebraciones de Navidad y de Año Nuevo. En Nochebuena podrá haber reuniones familiares de diez personas pero en Nochevieja se restringirá a seis.

El Gobierno vasco pierde al coordinador de los rastreadores y portavoz de la pandemia, Ignacio Garitano

El Gobierno vasco pierde al coordinador de los rastreadores y portavoz de la pandemia, Ignacio Garitano

"Aplicamos un modelo más restrictivo en Nochevieja para evitar interacciones sociales y familiares de mayor riesgo", se argumenta. También se prohíben reservas, banquetes o cotillones en apartamentos, casas rurales y hoteles. "Se han detectado intentos de organización de fiestas de fin de año. Tratamos de prevenir esta práctica", entiende el Gobierno vasco.

Se trata de una solución a medio camino entre el planteamiento inicial de Euskadi para Navidad -seis personas en la mesa- y la fórmula definitiva acordada con el Ministerio de Sanidad -diez personas-. Euskadi se halla en una situación epidemiológica al borde de la alerta naranja, con casi 300 casos por cada 100.000 habitantes de incidencia acumulada en 14 días. En el caso de Vitoria, la capital, esa incidencia supera los 400, más que cualquier comunidad autónoma. Aunque se dejó atrás el pico de la segunda ola, el descenso de la cadena de contagios se ha estancado.

Asimismo, se ha decidido modificar el toque de queda especial de Nochebuena y Nochevieja a las 00.30 horas, cuando la intención inicial es que fuera a la 1.30 horas. En una jornada normal, está fijado a las 22.00 horas. Hay también cambios para evitar la apertura de bares a primera hora de la mañana de Navidad o Año Nuevo en previsión de posibles fiestas matinales que den continuidad a reuniones en domicilios. La hora se fija a las 9.00 horas y no a las 6.00 horas. Las decisiones, en esta ocasión, las ha comunicado la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, y no Urkullu, que fue quien comunicó el cierre de la hostelería y su reapertura.

Hay más cambios. En las jornadas del 24, 25 y 31 de diciembre y del 1, 5 y 6 de enero bares y comercios cerrarán a las 18.00 horas y no a las 20.00 horas o a las 21.00 horas, como ocurre ahora. Es para "evitar aglomeraciones", según Sagardui. La consejera ha recordado que "vuelve a detectarse una relajación en el uso de la mascarilla" en la hostelería, y también que el humo del tabaco "es un agente de transmisión" del coronavirus. "Es responsabilidad de la ciudadanía y de todas las instituciones extremar el celo ante cualquier contexto de riesgo", ha enfatizado.

Etiquetas
Publicado el
22 de diciembre de 2020 - 19:02 h

Descubre nuestras apps

stats