Euskadi no endurecerá las restricciones en Navidad aunque reclama "compromiso cívico": "Es mejor ocho que diez y seis que ocho"

El lehendakari, Íñigo Urkullu, en un acto en Vitoria

"Es mejor ocho que diez y seis que ocho" en la mesa de Nochebuena, pero Euskadi no parece dispuesta a endurecer las restricciones de cara la inminente Navidad, aunque se da "unos días", hasta el 22 de diciembre, de "observación" de la situación epidemiológica por si varía la tendencia y es necesario actuar y pide "compromiso cívico" a la ciudadanía. El comité técnico que asesora al Labi (nombre que recibe la mesa de crisis de la emergencia sanitaria) ha recomendado "mantener activas" las medidas que entraron en vigor el pasado sábado -que incluyeron la reapertura de la hostelería- y, solamente "si la situación no mejora, será necesario considerar nuevas restricciones".

Los positivos en la residencia Julián Rezola de Donostia llegan ya a 82 de los 115 internos, 15 de los cuales han fallecido

Los positivos en la residencia Julián Rezola de Donostia llegan ya a 82 de los 115 internos, 15 de los cuales han fallecido

¿Cómo se justifica esta decisión? Se habla de "notable mejoría" respecto del pico de la segunda ola en noviembre y de que "en todos los indicadores se observa una tendencia a la baja". Eso sí, se asume que "se ha estancado en los últimos días con un por comportamiento en el territorio de Álava" y que "varios países" europeos y en comunidades del entorno "han sufrido un importante incremento" de casos de COVID-19 que podrían conllevar riesgos para Euskadi. Fuentes del Gobierno de Iñigo Urkullu subrayan que "sí se mantienen las medidas específicas para los días de Navidad" pero que "las medidas generales vigentes son las más restrictivas" de todas las comunidades autónomas, en referencia al toque de queda a las 22.00 horas -y con voluntad de cambiar la norma para endurecerlo- y con cierre de bares a las 20.00 horas y tiendas a las 21.00 horas.

Los expertos razonan que, de cara a la Navidad, "no todo lo puede regular un decreto". "El compromiso cívico, un gran pacto social por la prevención puede y debe tener tanta fuerza y tanta eficacia como el articulado de un decreto", se puede leer en el dictamen del comité técnico. Por ello, más que prohibiciones se lanzan recomendaciones. En ellas se pide "reducir al máximo posible" el tamaño de las reuniones y las unidades de convivencia que se mezclan -ahí se incluye la frase "es mejor ocho que diez y seis que ocho"- así como otro tipo de "actividad social". Pero habrá ventanas para viajar a visitar familiares de fuera de la comunidad autónoma y posibilidad de recibirlos. Se levantará también el 23 el confinamiento provincial y el toque de queda en Nochebuena y Nochevieja será excepcionalmente a la 1.30 horas. Las reuniones familiares del 24, 25 y 31 de diciembre y del 1 de enero -no las de Reyes- podrán ampliarse hasta las diez personas. Se puede consultar aquí una guía con todas las medidas en vigor en Euskadi hasta el 11 de enero.

Así las cosas, la Sanidad vasca está dispuesta a reforzar "en el período navideño" las tareas de testeo, identificación y seguimiento de casos, contagios y contactos". Y recuerda que es "crucial" el "cumplimiento" de las "órdenes de confinamiento" siendo contacto estrecho de un positivo, se presenten o no síntomas. En este contexto, el portavoz del Gobierno, Bingen Zupiria, ha explicado que se permitirá "cierta movilidad" para ir a ver a "la amama que vive sola y no quiere estar sola en Navidad" pero no para "ir de farra". "La razón es muy sencilla. Nosotros convivimos con nuestro grupo familiar, no con nuestros amigos. Cualquiera de nosotros puede estar infectado", ha argumentado en una entrevista para Radio Popular.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2020 - 12:40 h

Descubre nuestras apps

stats