Euskadi sale a la calle para exigir al Gobierno vasco una educación "presencial, consensuada y segura"

Manifestación en Bilbao por una vuelta a las aulas segura y consensuada

Una marea verde ha recorrido las tres capitales vascas en apoyo a una vuelta a clases segura y consensuada con los sindicatos durante la jornada de huelga educativa de este martes, 15 de septiembre. Los convocantes, ELA, LAB, Steilas, CCOO y UGT, han estimado un seguimiento de la huelga del 70% al finalizar las movilizaciones y han contabilizado cerca de 17.000 personas (8.000 en Bilbao, 5.000 en Gasteiz y 4.000 en Donosti). Según el Gobierno vasco, con datos de aproximadamente la mitad de centros públicos, el seguimiento de la huelga alcanzaría el 45%.

Con pancartas exigiendo una educación de calidad y carteles pidiendo una vuelta al las aulas segura, trabajadores, estudiantes y familias han recorrido las calles de Bilbao, San Sebastián y Vitoria para denunciar la falta de recursos por parte del departamento de Educación.

"Que se pongan los recursos sobre la mesa, que se negocien y se acuerden. Que la vuelta en este situación epidemiológica sea segura por la salud y por la educación", ha señalado la portavoz de LAB, Irati Tobar, quien ha criticado que los directivos de los centros educativos han tenido que asumir "toda la responsabilidad" para que el retorno a clases "sea real". Un retorno que, según Tobar, "se está haciendo a costa de las trabajadoras, de la responsabilidad individual, sin que el Gobierno vasco y el departamento de Educación haya asumido nada".

Entre las miles de personas que han recorrido la Gran vía bilbaina a modo de protesta, se han podido ver madres y padres con hijos pequeños, incluso en carritos de bebé. "Hemos venido con el carrito para visibilizar que además de la salud de nuestros niños la conciliación también es importante", ha asegurado Sonia, madre de un niño de 3 años, a elDiario.es/Euskadi.

Junto con ellas, estudiantes de todas las edades han faltado voluntariamente a clase para secundar la huelga y apoyar la causa. Por el momento cuatro colegios han tenido que cerrarse por positivos de coronavirus en sus aulas y hay otros seis centros en los que se han confinado algunas clases: "En clase estamos separados e intentamos cumplir las medidas, pero si no ponen mejores condiciones es inevitable que haya más contagios", asegura Leire, alumna de Bachillerato que forma parte del movimiento de estudiantes.

"Hemos llenado las calles de las tres capitales de la CAV para mostrar nuestra indignación y decirle al departamento de Educación que no pararemos mientras el derecho a la educación se esté poniendo en juego porque tenemos claro que garantizar la educación presencial es imprescindible para nuestra sociedad y en especial para nuestro alumnado más vulnerable. Hemos salido a la calle a denunciar la improvisación del departamento de Educación. Aunque ha tenido seis meses largos para preparar el retorno escolar, el Gobierno vasco empezó a hablar de medidas cuando solo faltaban tres días para la vuelta a los centros escolares. Ahora que empieza el curso el nuevo consejero nos habla de las nuevas contrataciones de profesores y de la inversión monetaria, pero ¿dónde están esos recursos?", han denunciado los sindicatos tras finalizar la manifestación frente a la sede del Gobierno vasco.

También se han sumado a la huelga y a la manifestación las trabajadoras y trabajadores de limpieza, comedores y transporte, subcontratadas por el Gobierno vasco y que han denunciado que a diferencia de los sindicatos de enseñanza, ellos no se han reunido con el nuevo consejero de Educación, Jokin Bildarratz. "Desde el mes de mayo hemos solicitado reuniones al departamento con el fin de poder planificar y negociar entre todas las trabajadoras de los sectores la vuelta segura al trabajo. A día de hoy, 15 de septiembre, tres meses después, las trabajadoras de limpieza, comedores y transporte escolar seguimos esperando a que el departamento de Educación se siente a hablar con nosotras. Está visto que en su concepción, el personal subcontratado mayoritariamente femenino somos personal de segunda categoría. Si somos tan esenciales ¿por qué nos ignoran?", han denunciado las trabajadoras tras la manifestación de Bilbao.

Las trabajadoras de limpieza han criticado que el Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno Vasco haya ha dictado que los servicios mínimos de la huelga educativa mantengan un 100% en limpieza. "El establecimiento de los servicios mínimos del 100% supone una clara vulneración del derecho a la huelga de las trabajadoras de limpieza. Hay que recordar que somos un colectivo que durante la pandemia hemos estado en primera línea, arriesgando nuestra salud y la de nuestro entorno. ¿No tenemos derecho a exigir que se cumplan los protocolos?", han apuntado.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno vasco, su portavoz, Bingen Zupiria, ha asegurado que el Gobierno "respeta el derecho a la huelga de la enseñanza" y sus servicios y comprende "la preocupación y la sensación de dificultad que puedan estar viviendo" los docentes y el resto de profesionales del sector, así como las familias. Si bien ha precisado que no desea entrar en una guerra de cifras sobre el seguimiento de la misma, puesto que desde el Gobierno vasco señalan que la cifra con datos de aproximadamente la mitad de centros públicos alcanzaría el 45%, mientras que los sindicatos apuntan que el seguimiento ha sido del 70%.

"Nos enfrentamos a una situación muy complicada. El reto, más que comenzar el curso, es tener presente que hemos optado por la educación presencial y ser conscientes de que es una maratón", ha señalado Zupiria, que asegura que el Gobierno vasco "se compromete a tomar todas las decisiones que deba adoptar para garantizar ese derecho a la educación y que, mientras dure esta situación, los estudiantes tengan asegurado el derecho a la educación y siempre que se pueda de forma presencial. Es necesario analizar lo ocurrido y hacer autocrítica".

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 14:33 h

Descubre nuestras apps

stats