Vecinos de un barrio de Bilbao protestan por la retirada de dos palmeras centenarias por orden del Obispado

Vecinos concentrados frente a las obras para retirar las palmeras este jueves

Un grupo de personas e integrantes de la 'Asociación vecinal por un Abando habitable y saludable' se han concentrado este jueves frente a la Escuela Universitaria de Magisterio Begoñako Andra Mari de Bilbao para protestar en contra de la retirada de dos palmeras centenarias ubicadas en el patio de la escuela. Se trata del primer paso para construir el proyecto bautizado como Baikeliza Etxea, una iniciativa que tiene como objetivo de reunir todos los servicios pastorales, culturales, educativos y sociocaritativos de la Diócesis de Bilbao en un nuevo edificio que se construirá en el solar que ocupa actualmente la Escuela Universitaria de Magisterio (BAM) en Abando, un barrio ubicado en el centro de la ciudad.

Para conseguir la financiación, la Diócesis de Bilbao ha llegado a un acuerdo en el que se destinará el 44% del futuro edificio a Mutualia, mutua colaboradora con la Seguridad Social que abrirá ahí una clínica privada. Las obras han comenzado con la retirada de las palmeras y el inicio de la actividad está previsto para diciembre de 2021.

Los vecinos de la zona, que describen el proyecto como 'pelotazo urbanístico', han mostrado su rechazo con pitidos, gritos y cacerolazos durante la concentración que ha tenido lugar a primera hora del jueves, momento en el que llegaban los operarios a proceder con el traslado de las palmeras, un traslado que según la Asociación vecinal "probablemente signifique su muerte" y se trata del "primer paso para que el obispado de Bilbao pueda comenzar las obras del pelotazo inmobiliario que pretende realizar. Esta operación, que incluye la venta de casi la mitad del edificio para la construcción de una clínica de Mutualia, es posible gracias a la recalificación del suelo que facilitó el Ayuntamiento de Bilbao", además, han criticado que "las obras suponen la pérdida de la última posibilidad de conseguir un espacio de proximidad en el barrio de Abando y un lugar de esparcimiento al aire libre para el barrio y colegio Cervantes", iniciativa por la que estos vecinos llevan meses luchando, debido a que señalan que no existen espacios como tales en este barrio del centro de Bilbao. Señalan, además, que el pasado octubre el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) admitió a trámite el recurso presentado por Ekologistak Martxan contra esta operación al constatar la ausencia de Evaluación Ambiental Estratégica.

Según ha anunciado el obispado, este verano comenzarán las obras de la demolición del edificio, la excavación de lo que serán 4 plantas bajo tierra y 75 plazas de parking. Los argumentos que esgrimen los vecinos para impedir el proyecto son "la necesidad de espacios verdes de proximidad en la zona, el interés histórico del actual edificio, y la cercanía al Colegio Cervantes, ya que se pondría en riesgo la salud de los niños y niñas que son los más vulnerables, a causa del ruido, del polvo, de la contaminación y la falta de luz natural derivados de la demolición, las obras y el edificio", además, ,apuntan que "las viviendas anejas tienen más de 100 años y carecen de cimientos".

Desde el Ayuntamiento de Bilbao apuntan que el cambio del uso del suelo fue aprobado en la modificación del Plan General de Ordenación Urbana en junio de 2018, aprobada en el pleno del Ayuntamiento de Bilbao, compuesto por el PNV y el PSE-EE y aseguran que "no hay ningún pelotazo". "El terreno es del Obispado y puede hacer lo que quiere hacer. Se aprobó en el pleno por los partidos políticos el cambio de uso y el propietario es el Obispado. Nosotros hicimos el cambio de uso dentro de la normativa", han señalado fuentes del Consistorio a este diario.

Para evitar el traslado de las palmeras y la demolición del edificio, la asociación vecinal ha llevado a cabo una serie de diferentes movilizaciones, como pedir a los vecinos que se tomen fotos junto a las palmeras y colgarlas por el barrio con el mensaje "si mañana vienen a por las dos palmeras y pasado a excavar, ¿cómo lo vamos a parar? Ayúdanos a detener este pelotazo", además de manifestaciones y recogida de firmas e incluso la publicación de un libro titulado 'Pelotazo en Abando'.

Desde la La Asociación de Padres y Madres de Alumnos (AMPA) del Colegio Público Cervantes de Bilbao, ubicado en frente del edificio que se pretende demoler han criticado que "en plena pandemia, el Ayuntamiento de Bilbao en lugar de proteger los espacios verdes y los equipamientos que podrían ayudar a una vuelta al cole segura, permite y facilita la destrucción del patio y el edificio de la Escuela de Magisterio BAM junto al CEIP Cervantes".

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2020 - 12:19 h

Descubre nuestras apps

stats