El Gobierno vasco pone en marcha un proceso de reflexión para mejorar el modelo de residencias de mayores

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en la presentación de este jueves

El Gobierno vasco ha puesto en marcha, junto a otras instituciones, expertos, colectivos de usuarios y agentes sociales, un proceso de reflexión para mejorar el modelo de residencias para personas mayores, con el fin de fomentar un envejecimiento "satisfactorio y pleno", según ha explicado la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno vasco, Beatriz Artolazabal. El objetivo de este proceso, presentado este jueves en una rueda de prensa por la propia Artolazabal, es conformar una guía para la eventual revisión del actual modelo de residencias y del decreto que regula los centros residenciales de Euskadi.

Este proceso participativo pretende detectar cómo mejorar el modelo residencial y garantizar su sostenibilidad, según ha informado el Gobierno vasco en un comunicado. "Debemos ser capaces de visionar un futuro deseado acorde y conectado con las necesidades y deseos de la ciudadanía, en el marco de los recursos y contextos legales existentes", ha indicado la consejera. Antes de finalizar el año el Gobierno espera recibir las recomendaciones de este proceso para después valorarlas y poder tomar decisiones oportunas.

Artolazabal ha explicado que el perfil de la persona mayor está cambiando, dado que en la actualidad, los mayores tienen más formación y han desarrollado "habilidades de consumidores exigentes". La opción "predilecta" de estas personas —según ha indicado— es vivir en casa y, cuando eso no sea posible, en un alojamiento con características similares al hogar, en el que sean consideradas como personas "únicas" y se les trate según sus capacidades.

Entorno "amigable"

Los mayores también demandas que las residencias faciliten la participación familiar, dispongan de profesionales cualificados, cuenten con un diseño "amigable" con la edad, den soporte a su autonomía e independencia, y cuenten con actividades abiertas a la comunidad. Artolazabal considera que estas demandas se pueden llevar a cabo "adoptando modelos más humanistas" que consideren a la persona mayor "en su rol de asesor y consultor y como agente activo en la gestión de sus cuidados".

Actualmente, el marco teórico del modelo residencial está orientado hacia un modelo de 'atención integral centrado en la persona', que busca mejoras en todos los ámbitos de la calidad de vida y el bienestar, partiendo del "respeto pleno a la dignidad y derechos", así como de los intereses y preferencias de las personas, contando con su "participación efectiva". El proceso de reflexión incluirá a todos los agentes implicados, que tendrán espacios para mostrar sus opiniones y criterios. Con ese fin, se establecerá un panel de expertos que se reunirá varias veces en los próximos meses.

Además de este panel de expertos, todos los colectivos implicados tendrán espacios para exponer sus ideas, propuestas y argumentos. De esa forma, podrán participar en la reflexión las diputaciones forales, las personas mayores usuarias de residencias, sus familias, otros colectivos de personas mayores, colegios profesionales, trabajadores de residencias, sindicatos u organizaciones empresariales. Todo este proceso se realizará de la mano de 'Agenda Nagusi', el modelo de participación público-social con las personas mayores del Gobierno vasco. En el proceso está previsto incluir tres entrevistas, cuatro foros de debate, dos encuentros denominados 'Ages Cafés', un programa de 'Agenda Nagusi Telebista' que se emitirá 'online' y un cuestionario abierto en la web de Irekia.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2021 - 13:20 h

Descubre nuestras apps

stats