La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

El Parlamento Vasco rechaza paralizar las centrales eólicas que Aixeindar quiere poner en marcha en Álava

Parque eólico en la sierra de Elgea, Álava

El Parlamento Vasco ha rechazado este jueves una moción de EH Bildu que solicitaba paralizar las centrales eólicas que la sociedad Aixeindar quiere poner en marcha en las localidades alavesas de Iturrieta, Arkamo, Labraza y Azazeta, hasta la aprobación del nuevo Plan Territorial Sectorial de Energías Renovables que está tramitando el Gobierno vasco. EH Bildu ha defendido en el pleno de la Cámara vasca esta iniciativa que, entre otros asuntos, pedía paralizar los proyectos de la sociedad Aixeindar —constituida el pasado año en un 40% por el Ente Vasco de la Energía (EVE) y en un 60% por Iberdrola— en Álava porque ha denunciado que se encuentran en "zonas de especial conservación".

La coalición, según informa Europa Press, había consensuado un texto con Elkarrekin Podemos-IU que no ha conseguido el respaldo necesario, y la iniciativa que ha salido adelante ha sido la presentada por los grupos en el Gobierno, PNV y PSE-EE, con el rechazo de toda la oposición. En él, el Parlamento Vasco insta al Gobierno vasco a "acelerar el proceso de aprobación" del nuevo Plan Territorial Sectorial de Energías Renovables (PTS), "considerando la capacidad de acogida de cada territorio y las vulnerabilidades propias de los valores ambientales para cada tipo de energía renovable".

También pide al Ejecutivo autonómico que trabaje "conjuntamente con las tres diputaciones bien ante posibles proyectos de energía eólica, bien ante los instrumentos de ordenación de energías renovables" en relación con lo dispuesto en la Ley de Patrimonio Natural "y en particular sobre cuantas medidas sean necesarias para garantizar que la coherencia global de la Red Natura 2000 quede protegida".

En el debate, el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero ha lamentado que los partidos que sostienen al Gobierno han presentado enmiendas a su iniciativa, aprobadas gracias a su mayoría, pero ha defendido que, aunque en la Cámara haya una "capacidad limitada para llegar al acuerdo", cree que con este debate se puede "hacer pedagogía". Tras destacar que la Unión Europea apuesta por descarbonizar las economías europeas y sustituir las energías fósiles por renovables, ha defendido la necesidad de contar con "una hoja de ruta" que cuente con "consensos amplios para alcanzar unos acuerdos mínimos".

No obstante, ha advertido de que "dificilmente se alcanzará a un acuerdo, si los proyectos se ubican en zonas de especial conservación" y tras recordar que todas las ubicaciones de los proyectos eólicos se encuentran en Álava, ha denunciado que "parece que el Gobierno ha decidido que hay que sacrificar Álava para la expansión de las energías renovables". "Hay una gran oposición, por parte de las diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia, y por eso han venido a Álava", ha denunciado. El parlamentario del PNV Unai Grajales ha puesto en valor la disposición de Otero para poder llegar a un acuerdo y ha reconocido que podrían haberlo alcanzado porque su grupo coincide "en un 90% del texto que planteaba" la coalición. Sin embargo, ha explicado que no están de acuerdo con la petición de EH Bildu de paralizar todas las tramitaciones de centrales eólicas que se han puesto en marcha.

No hay desprotección

Tras reconocer que "la situación ideal sería la de tener el PTS de energías renovables definitivamente aprobado", ha defendido que la situación de emergencia climática de Euskadi requiere aumentar la aportación energías renovables, especialmente de la eólica a la generación eléctrica. "La ausencia del PTS de energías renovables no significa en absoluto la desprotección del territorio frente a los parques eólicos", ha asegurado. Asimismo, ha defendido que el Gobierno vasco se encuentra tramitando el Plan Territorial Sectorial de Energías Renovables "bajo las premisas de consenso" y "no solo para la aprobación del PTS, sino de todas aquellas iniciativas que en el ámbito de la energía y el cambio climático se están llevando a cabo".

El parlamentario del PSE-EE Alberto Alonso, por su parte, ha aclarado que los informes de impacto ambiental de estos proyectos eólicos han sido realizados "de forma rigurosa y solvente" y son "garantes de la salvaguarda de los espacios de especial protección" pero ha recordado que "todo proyecto está condicionado a la existencia de una declaración de impacto positiva". No es momento de volver a posturas pasadas, de paralización de proyectos; es el momento de búsqueda de soluciones sostenibles, equilibradas que nos permitan avanzar como país, porque de no hacerlo, estamos condicionando nuestro futuro energético, que quedará sometido a la dependencia exterior de otros y estaremos condicionando nuestra propia economía y la competitividad de nuestras empresas", ha advertido. Alonso ha subrayado la necesidad de "acelerar todas las políticas de impulso de energías renovables" y "desarrollar de manera conjunta" el PTS de Energías Renovables que se base "en la eficiencia energética, en la implantación de energías renovables, en el autoconsumo y en la generación distribuida".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU David Soto ha denunciado que el modelo de generación de energía renovable que está fomentando el Gobierno vasco en Euskadi es "terriblemente injusto, para el medio ambiente y para la libre concurrencia e igualdad de oportunidades para las empresas", ya que cree que "siguen perpetuando el oligopolio energético" y "quieren que la ciudadanía siga pagando facturas de luz a perpetuidad, cuando se puede invertir masivamente en autoconsumo energético y que la luz salga casi gratis". "¿Cuál es el modelo del PNV a falta de aprobar el PTS de energías renovables? Un modelo que da ayudas públicas a empresas como Iberdrola o Grupo Mondragón y que afianzan su monopolio en la generación de energía renovable en Euskadi; un modelo que ocupa cientos de hectáreas de suelo rural y zonas protegidas, porque es mucho más barato que promover proyectos en cubiertas, edificios públicos o de polígonos industriales", ha denunciado.

En este sentido, ha mostrado su preocupación por la posiblidad de que el PTS de energías renovables "se reduzca a un plan para que el Gobierno vasco facilite proyectos a determinadas empresas como Iberdrola" y cree que el modelo de proyecto de energías renovables que pretenden promover el PNV y el PSE-EE está "basado en proyectos otorgados a dedo a empresas afines mediante convenios sin abrirlos a otras empresas o cooperativas" y "depredador de suelo rural e incluso de espacios protegidos". Por último, la parlamentaria de PP+Cs Muriel Larrea ha acusado al Gobierno vasco de querer impulsar una serie de parques eólicos "con un soporte de arqueología administrativa, de espaldas a los ciudadanos, y renunciando de antemano a cualquier consenso político".

"El Gobierno quiebra los consensos logrados en 2009 para afrontar un nuevo Plan de Energía Eólica", ha reprochado antes de señalar que en el caso de los cuatro parques que se pretenden instalar en Álava, "se tira por tierra el consenso en torno al Plan Mugarri", plan aprobado en las Juntas Generales alavesas, para la promoción y desarrollo de las energías renovables en Álava. Además, se ha preguntado por qué el PNV y el PSE-EE utilizan "dinero público y participaciones públicas para impulsar esos parques eólicos y no otros conceptos". "¿Qué necesidad tiene Iberdrola de hacer esa alianza? ¿A cambio de qué? ¿Con qué compromisos futuros? ¿Por qué una multinacional prestigiosa en el campo de las renovables acepta manchar su nombre y su logo implicándose en parques polémicos insostenibles de alto impacto ambiental?", ha cuestionado. La parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, no ha participado en el debate.

Etiquetas
Publicado el
18 de marzo de 2021 - 20:59 h

Descubre nuestras apps

stats