La portada de mañana
Acceder
Los conservadores europeos, en decadencia tras su mínimo en Alemania
Entrevista - Maixabel Lasa: "Perdonar tiene connotación religiosa y yo soy agnóstica"
Opinión - Algo pasa con Escrivá, por Esther Palomera

El PP pierde en Vitoria a Leticia Comerón, la mujer que tomó las riendas tras la polémica marcha de Maroto

Domaica, en el centro, con Comerón y Oyarzábal

Una "decisión personal muy meditada" ha llevado a la hasta ahora portavoz del PP en Vitoria, Leticia Comerón (Vitoria, 1982), a "dejar la primera línea" y renunciar a su puesto y a la candidatura de 2023 mediada la legislatura, aunque seguirá como edil rasa en un nuevo equipo liderado por Ainhoa Domaica (Vitoria, 1971) de manera temporal, ya que el partido aún no ha diseñado su cartel electoral para dentro de dos años. Comerón fue la persona que tomó las riendas del grupo municipal tras la abrupta salida del que fuera alcalde, Javier Maroto, que se quedó en la oposición tras un pacto del resto de partidos por sus polémicas propuestas en torno al supuesto fraude en las ayudas sociales cometido por extranjeros.

Un barrio de Vitoria se une para clamar que "el odio no cabe en las calles" tras el acoso a una niña por llevar una bolsa con la bandera LGTBI

Un barrio de Vitoria se une para clamar que "el odio no cabe en las calles" tras el acoso a una niña por llevar una bolsa con la bandera LGTBI

En un acto sencillo presidido por el llamativo lema "Vitoria-Gasteiz merece más", el presidente del PP alavés, Iñaki Oyarzábal, ha acompañado a ambas y ha reconocido que la portavoz saliente "asumió el liderazgo en los momentos más difíciles". Maroto, alcalde de 2011 a 2015 con Comerón y Domaica en su gabinete, ganó con holgura las elecciones de 2015 pero EH Bildu, segunda fuerza, impulsó una fórmula alternativa con el tercero en las urnas, Gorka Urtaran, como alcalde. Fue apoyado por Podemos-IU-Equo y más adelantó gobernó en coalición con los socialistas. Es decir, todo el espectro político se unió contra un Maroto que llegó a recoger firmas en la calle en su campaña contra el supuesto fraude en las prestaciones.

Maroto prometió no abandonar su ciudad pero, apenas un año después, salió del Ayuntamiento. En una operación que llevó al entonces ministro de Sanidad Alfonso Alonso al liderazgo del partido en Euskadi, Maroto tomó posesión como diputado en el Congreso en su lugar. En 2018, fue el único cargo significado en el PP vasco que se alineó con Pablo Casado, que luego le premió con un puesto destacado en su equipo nacional. En las elecciones generales de 2019, Maroto regresó a Álava buscando un escaño en las urnas, pero no lo logró. De nuevo, la movilización de la izquierda abertzale le relegó a ser quinta fuerza en el territorio en el que había gobernado. Así las cosas, en una pirueta política, se empadronó en la localidad segoviana de Sotosalbos y fue designado senador autonómico por Castilla y León, lo que le permitió entrar a las Cortes Generales. Es el portavoz 'popular' en la Cámara alta. Entretanto, la candidatura de Comerón fue cuarta en las municipales, con PNV, PSE-EE y EH Bildu por delante.

Comerón ha asegurado expresamente que no dejará el acta mediada la legislatura por respeto a la elección ciudadana de 2019, aunque sí ha confirmado que no irá en "puestos de salida" en las municipales de 2023. Arrancará una carrera profesional en el sector privado, algo que es compatible con ser concejal de la oposición con dedicación parcial. "Me apetece abrir una nueva etapa", ha dicho la exportavoz, que se ha puesto a disposición del partido y de su sustituta para que la transición sea esta vez ordenada. "El PP de Álava es una familia", ha llegado a decir quien accedió a la política con 18 años fichada por otro exalcalde, Alfonso Alonso.

De Domaica, Comerón ha dicho que es "una lideresa nata", una política con "mucho carácter". Ella misma se ha dicho "francamente contenta y emocionada" del salto en su carrera política. La también exdiputada foral alavesa ha mostrado su "pasión por Vitoria" y su voluntad de "darle la vuelta" a la capital vasca, una ciudad que ve "destrozada" y "triste" mientras su alcalde, Gorka Urtaran (PNV), está "desaparecido" y "encerrado en su despacho".

Domaica ha sido clara: "Estoy dispuesta a liderar ese cambio. Puedo liderar ese cambio. Si Urtaran no quiere, yo estoy aquí. Hay que pararle los pies a Urtaran. Quiero poner a Vitoria en lo alto". Podría interpretarse una presentación 'de facto' como candidata en 2023 pero Oyarzábal ha parecido enfriar los ánimos a preguntas de los periodistas. La nueva portavoz -ha respondido- "tiene toda la confianza" del PP pero "las candidaturas tocarán cuando llegue el momento". "El PP tiene sus procedimientos internos", ha apostillado.

Se da la circunstancia de que otra fuerza relevante de la oposición en Vitoria ha sufrido un cambio de liderazgo en media de la legislatura actual, aunque por motivos muy diferentes. Miren Larrion, precisamente la artífice de la salida de Maroto, fue arrestada después de que suplantara la identidad de una compañera para abrir una cuenta bancaria después de robarle la documentación. El grupo abertzale lo dirige ahora Félix González San Vicente.

Etiquetas
Publicado el
10 de septiembre de 2021 - 13:17 h

Descubre nuestras apps