¿Ha recibido la segunda dosis el gerente de Basurto? La Sanidad vasca apela a la "confidencialidad" para no despejar la incógnita

Eduardo Maíz y José Luis Sabas

¿Han recibido ya la segunda dosis de la vacuna Eduardo Maíz y otros gestores del hospital de Basurto que se inocularon la primera de manera clandestina en la noche del tres de enero? Pfizer marca que la inmunización total se logra con dos pinchazos y que el segundo tiene que ser a los 21 días del primero. Ese plazo se cumplió el 24 de enero. El Departamento de Salud que dirige Gotzone Sagardui guarda silencio mientras crece la presión política de la oposición en Euskadi por el caso de Maíz y por el del gerente de otro hospital de Bilbao, Santa Marina, José Luis Sabas. Ambos tienen en común el haber sido concejales por el PNV en el Ayuntamiento bilbaíno.

Euskadi investigará todas las vacunas a sanitarios después de que dos altos cargos se saltaran el protocolo

Euskadi investigará todas las vacunas a sanitarios después de que dos altos cargos se saltaran el protocolo

Fuentes de Salud se remiten en bloque a las declaraciones de Sagardui ante los medios de comunicación del pasado viernes, en las que remarcó que nadie que haya recibido parte de la vacuna se verá privado de la segunda, por mucho que su acceso a ella haya sido saltándose el protocolo pero, a la vez, esgrimen el carácter "confidencial" de los datos de salud de las personas para eludir ofrecer una confirmación. Desde que llegaron las vacunas el pasado 27 de diciembre hay abundantes imágenes de personas vacunándose. En una reunión con sindicatos celebrada este lunes en el propio Basurto tampoco se han ofrecido aclaraciones al respecto. Se remiten esta vez a la comparecencia de este próximo miércoles de la consejera en el Parlamento, que es la ordinaria de cada semana para informar de la evolución de la pandemia. La pasada semana, en este foro, solamente dijo una frase sobre este particular. La propia Sagardui indicó dos días después que se investigarían todas las vacunas administradas a sanitarios y que solamente después se daría una conclusión de lo ocurrido.

En el caso de Maíz, ni siquiera estaba diseñado el plan para los sanitarios cuando se vacunó. En aquellos momentos solamente había dosis para residencias de ancianos, donde han fallecido casi un millar de personas en la pandemia. Además, según ha revelado el sindicato ESK, el ya exgerente del hospital de referencia de Bilbao les mintió en una reunión interna ya que afirmó que él sería el último en la lista para recibir la inmunización. En cuanto a Sabas, que aparentemente no había opuesto resistencia a dimitir a diferencia de Maíz, ha utilizado una entrevista en 'El Correo' para tratar de comprometer a Osakidetza y a la propia consejera, ya que defiende que estaban preavisados de que todo el hospital de Santa Marina sería vacunado incluyendo, se entiende, también el arquitecto de formación que lo dirige. Sagardui lo ha negado en hasta seis ocasiones.

Etiquetas
Publicado el
25 de enero de 2021 - 21:34 h

Descubre nuestras apps

stats