La portada de mañana
Acceder
El año del rey emérito en Abu Dabi no aplaca el escándalo y su vuelta depende de Felipe
¿Qué ha ocurrido con la vacuna española que acaba de ser suspendida?
Opinión - El pecado de Sánchez es cumplir la ley, por Neus Tomàs

Galicia aplaza su desescalada hasta final de mes mientras discute el levantamiento generalizado de la mascarilla en el exterior

Varios peregrinos se toman una foto, a su llegada a la Catedral de Santiago

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha asegurado este miércoles que hasta finales de mes no estará terminada la nueva normativa que marcará la desescalada gallega, un documento sobre el que se habían generado muchas expectativas y en el que previsiblemente se marcarán las normas que permitirán dejar de usar la mascarilla en exteriores. El Gobierno gallego, tras la última reunión de su comité clínico, ha optado por no tomar ninguna decisión nueva, a la espera de que sea el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien se encargue de realizar el anuncio y ofrecer los pormenores sobre las condiciones con las que la comunidad se asoma a los meses centrales del verano.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, reconoce que su departamento está discutiendo sobre las condiciones en las que se pueda impulsar el adiós a la obligación de usar mascarilla en exteriores. La decisión final se adoptará la semana que viene pero el responsable de la sanidad gallega avanza que el debate se sitúa ahora en su abrir la mano para todo lo que no suceda bajo un techo o establecer límites: "O concepto de exterior é tremendamente alto", ha asegurado en rueda de prensa.

La Xunta ya abrió hace semanas el debate sobre flexibilizar el uso del elemento de protección en lugares abiertos y poco poblados como zonas de campo o playas pero mantenerlo en los núcleos urbanos o en aquellos eventos que, pese a celebrarse en el exterior, congregan a un mayor número de ciudadanos por metro cuadrado.

A lo anterior se suma la preocupación que traslada el Gobierno gallego sobre el riesgo de los jóvenes frente al COVID y la tendencia a rechazar la vacuna que se acrecienta cuanto más baja es la edad de la persona llamada para recibir la inmunidad. Comesaña ha explicado que en las UCI gallegas hay en estos momentos personas con franjas de edad por debajo de los 30 años. El paciente más joven en cuidados intensivos tiene 22 y en una de las áreas sanitarias de Galicia la medida de edad en cuidados intensivos es, ahora, de 38.

Preocupa además el avance en Galicia de las diferentes variantes del COVID, con casos confirmados de, al menos, seis mutaciones diferentes del virus. Según datos facilitados por el Sergas en estos momentos están confirmados 721 casos de la variante británica, 23 de la surafricana, 93 de la brasileña, 23 de la india, 11 de la de Nueva York, 3 de la nigeriana y 6 de la colombiana.

A partir de este sábado, solo tres ayuntamientos gallegos se mantienen en nivel medio de restricciones: Malpica de Bergantiños, Camariñas y Soutomaior, que ya se encuentra en este nivel. El resto de los municipios están en nivel medio bajo, actualmente el que cuenta con menos restricciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps